Riesgo subestimado

Fumar es más letal de lo que se pensaba

  • Este hábito es responsable de 5 nuevas enfermedades que previamente no habían sido relacionadas con el consumo de tabaco

  • Es causa directa de 60.000 muertes al año, solo en  los E U

ashtray

Según Brian D. Carter, epidemiólogo de la Sociedad Americana del Cáncer hasta ahora se pensaba que fumar mataba a medio millón de personas en EE.UU. cada año y que era responsable, directo o indirecto, de 21 enfermedades, incluyendo 12 tipos de cáncer.

Sin embargo gracias a  una investigación que ha seguido a casi un millón de personas durante 10 años (421.378 varones y 532.651 mujeres), además de los peligros ya conocidos del tabaco -cáncer de pulmón, enfermedad cardiovascular, infarto, enfermedad pulmonar crónica…-, los investigadores encontraron que el tabaquismo aumenta significativamente los riesgos de infección, enfermedad renal, enfermedad intestinal causada por el flujo inadecuado de sangre y ciertas enfermedades del corazón y pulmón no atribuidas previamente al tabaco.

Para Carter las conclusiones del trabajo son claras, “una gran parte de la mortalidad entre los fumadores actuales se debió a las asociaciones con enfermedades que no han sido establecidas formalmente como causadas por el tabaquismo. Dichas asociaciones deben investigarse más a fondo y, en su caso, tenerse en cuenta cuando se estudia la carga de muerte asociada al tabaco”, dijo y agregó  «La epidemia de tabaquismo es un hecho y debemos valorar cómo el tabaco está dañando para apoyar las políticas en materia de salud pública».

Riesgo subestimado

En un editorial que acompaña el artículo, Graham Colditz de la Escuela Universitaria de Medicina de Washington en St. Louis, en Estados Unidos,  señala que los nuevos hallazgos mostraron que al menos en  ese país se había subestimado los  efectos dañinos  del hábito de fumar en la salud pública. Los fumadores, dice, especialmente aquellos que dependen de Medicaid (seguro público de salud en EE.UU. para personas con bajos ingresos), no habían estado recibiendo suficiente ayuda para dejar de fumar.

Comparación entre pulmones saludables (izquierda) y pulmones aquejados por el humo del cigarro.

Comparación entre pulmones saludables (izquierda) y pulmones aquejados por el humo del cigarro.

Alrededor de 42 millones de estadunidenses fuman, 15% son mujeres y 21% hombres, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades cuya  investigación ha demostrado que las tasas de mortalidad son dos o tres veces más elevadas que las de las personas que nunca han fumado, y que, en promedio, mueren más de una década antes que los no fumadores. Los fumadores tienen más de 20 veces más probabilidades que los no fumadores de morir de cáncer de pulmón.

Los datos novedosos de este trabajo  arrojaron la información de que al analizar las muertes entre los participantes entre 2000-2011, se encontró que comparativamente con   las personas que nunca habían fumado, los fumadores eran dos veces más propensos a morir por infecciones, por una enfermedad renal, enfermedades respiratorias no previamente vinculadas al tabaco y por enfermedad cardíaca hipertensiva. Los fumadores también tenían seis veces más probabilidades de morir por una enfermedad  aún no bien diagnosticada pero que se sabe que es causada por el flujo insuficiente de sangre a los intestinos.

Carter explica que sus resultados, biológicamente, tienen sentido. Fumar, señala, puede debilitar el sistema inmunológico, lo que aumenta el riesgo de infección; también se sabe que causa diabetes, hipertensión y enfermedad arterial, todo lo cual puede conducir a problemas renales. Además, la enfermedad de las arterias también puede ahogar el suministro de sangre a los intestinos y el daño pulmonar del humo, combinado con el aumento de la vulnerabilidad a la infección, puede dar lugar a múltiples enfermedades respiratorias. El estudio también encontró un pequeño aumento en el riesgo de cáncer de mama y de próstata entre los fumadores.

Please follow and like us: