Crean un “puente humanitario” para atender éxodo de Centroamérica

 

  • El gobierno de la Ciudad de México y la Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana atenderán prioritariamente a personas mayores, infantes y mujeres embarazadas
  • Niegan la condición de refugiados a los siete mil migrantes centroamericanos

 

 

Tras de que el gobierno del presidente Peña Nieto les niega la condición de refugiados al grupo de siete mil personas provenientes de Honduras que huyen del hambre y la violencia de su país y ha confinado a otros miles de esa nación en centros de detención, el gobierno de la Ciudad de México y la Comisión de los Derechos Humanos de la capital mexicana decidieron crear un “puente humanitario”.

 

Este éxodo está básicamente constituido por familias, por muchos niños, alrededor de mil 700 y hasta dos mil calculados; por personas mayores, dijo la presidenta de la Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez Hernández en una conferencia donde se anunció el “puente humanitario”.

 

Mil 743 personas de los grupos de migrantes han solicitado al gobierno de México su condición de refugiados que son de diferentes nacionalidades, de acuerdo con Florian Höpfner, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

 

La prioridad de este “puente humanitario”, avalado por la Organización de las Naciones Unidas, son las personas mayores, niños y mujeres embarazadas, quienes forman parte de este numeroso grupo de población proveniente de Honduras, a los cuales se han incorporado grupos procedentes de El Salvador y Nicaragua.

 

Ante la ausencia del gobierno del presidente Peña Nieto, el gobierno de la capital y la Comisión de Derechos Humanos local anunciaron este “puente humanitario”, en el marco de la “Ciudad Santuario” que representa la Ciudad de México que se iniciará el próximo 29 de octubre.

 

Alrededor de 65 personas, en unidades móviles, partirán de la capital del país hacia la frontera entre los estados de Oaxaca y Veracruz, punto en el que se espera alcanzar a los desplazados, para brindarles servicios, entre otros, de salud ante los problemas que han padecido por agotamiento, deshidratación, enfermedades estomacales y respiratorias, golpes de calor, quemaduras y torceduras de pies.

 

Las brigadas, a través del “puente humanitario”, llevarán servicios a los lugares donde se encuentre el éxodo migratorio hondureño de cuidado médico, hidratación, atención a infecciones, ropa, comida, protección civil.

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) ha desplegado 25 Visitadores durante la emergencia y que, de acuerdo con sus reportes, el éxodo es integrado principalmente por familias, niñas, niños y adolescentes, así como personas mayores.

 

El Secretario de Gobierno de la Ciudad de México, Guillermo Orozco Loreto, destacó que se está llevando a cabo una coordinación permanente con las organizaciones civiles, autoridades locales, así como con las Comisiones de Derechos Humanos en Oaxaca, Veracruz, Puebla y Chiapas. Sostuvo que la Ciudad está preparada para recibir a las y los migrantes.

 

 

El Secretario de Salud local, Román Rosales Avilés informó que la prioridad será atender a niñas y niños, mujeres embarazadas y personas mayores.  Su dependencia enviará tres unidades móviles; dos para ofrecer consultas médicas y detección de enfermedades y otra con material de curación e insumos como pruebas rápidas de laboratorio, electrocardiogramas, ultrasonidos, además de personal de salud, médicos y enfermeras.

 

El titular de esa dependencia dijo que cuenta con un panorama general epidemiológico que incluye infecciones gastrointestinales, insolación, deshidratación, problemas respiratorios, lesiones en los pies y luxaciones. Sin embargo, reiteró que es necesario conocer la ruta migrante para prevenir enfermedades como las transmitidas por mosquitos.

 

En tanto, el Secretario de Protección Civil capitalino, Fausto Lugo García, indicó que a partir del lunes 29 de octubre, en el Zócalo capitalino se instalará un Centro de Acopio en el cual se recibirán productos y materiales necesarios para las y los migrantes.

 

La titular de la SEDEREC, Evangelina Hernández Duarte, expuso que la Ciudad de México es una entidad hospitalaria que cuenta con programas y acciones integrales de atención a las personas migrantes, principalmente aquellas en situación vulnerable.

 

El titular de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESO), Alejandro Piña Medina, dijo que la dependencia a su cargo se sumará a la estrategia de atención humanitaria una vez que se cuente con un diagnóstico completo, además, se proporcionará apoyo a las personas de la tercera edad, a través del Instituto para la Atención de los Adultos Mayores (IAAM).

 

Evangelina Hernández Duarte, secretaria de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC),expuso que la Ciudad de México es una entidad hospitalaria que cuenta con programas y acciones integrales de atención a las personas migrantes, principalmente aquellas en situación vulnerable.

 

En la mesa interinstitucional de apoyo al éxodo participan además del Gobierno de la Ciudad de México, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) nacionales e internacionales, así como la propia Comisión de los Derechos Humanos de la Ciudad de México.