Crisis humanitaria sin precedentes el éxodo de migrantes de Honduras

 

  • Se inició el puente humanitario de la CDMX para auxiliar éxodo de migrantes de esa nación centroamericana
  • Contingente de 306 brigadistas, defensores de derechos humanos, trabajadoras sociales, socorristas, abogados, agentes del Ministerio Público y agentes ministeriales
  • Enfoque de seguridad humana y no bajo una visión de seguridad nacional o seguridad interna

 

Foto: T E

 

El doctor Ricardo Ruiz Martínez, de 56 años, encabeza la brigada médica que forma parte del puente humanitario que este domingo empezó a tenderse entre la capital mexicana y la caravana de unos siete mil personas migrantes procedentes de Honduras, con la prioridad de dar protección a infantes, personas mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidades físicas.

 

Martínez Ruiz, con 20 años de antigüedad en la secretaría de Salud del gobierno de la capital del país, lleva la encomienda proporcionar la atención médica, medicamentos, medicina preventiva, que requieran ese enorme grupo de población migrante procedente de uno de los países con los más altos índices de violencia y de carencias alimentarias.

 

Con este doctor mexicano y la brigada médica que encabeza forma parte de un contingente de 306 brigadistas, defensores de derechos humanos, trabajadoras sociales, socorristas, abogados, agentes del Ministerio Público, agentes ministeriales y comunicadores, en una operación de auxilio humanitario sin precedentes para atender la crisis humanitaria que han planteado al país este numeroso grupo de migrantes procedentes de Honduras.

 

Este domingo salieron de las instalaciones de la sede de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, al sur de la capital, en 47 vehículos, para llegar al estado de Oaxaca donde se calcula que se alcanzará a la caravana de este éxodo proveniente de Centroamérica.

 

Foto: T E

 

A partir de este lunes se abrirán centros de acopio en las 16 alcaldías de la capital mexicana donde la población puede proporcionar alimentos y ropa para los desplazados de Honduras.

 

La Presidenta de esta Comisión de Derechos Humanos, Nashieli Ramírez Hernández, llamó a atender la emergencia humanitaria, desde un enfoque de seguridad humana, y no bajo una visión de seguridad nacional o seguridad interna.

 

Previo a dar el banderazo de salida a las brigadas de atención que conforman dicho Puente Humanitario, junto con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva; y con la Jefa de Gobierno Electa, Claudia Sheinbaum Pardo, sostuvo también que el éxodo de más de 7 mil migrantes de Centroamérica y otros países tiene las características de desplazamiento forzado, que coloca al país en una situación de emergencia sin precedentes.

 

Foto: T E

 

Ante tal panorama, llamó a dejar atrás posiciones de atención a este fenómeno desde la seguridad nacional y a ponderar, como Estado, “en el marco constitucional y legal de la Ciudad de México, las responsabilidades y las atribuciones para proceder a crear un puente de ayuda humanitaria, hacia alrededor de 7 mil migrantes, en su mayoría hondureños; en su mayoría mujeres, niñas, niños y adolescentes, con gran participación de personas mayores, para ofrecer diferentes servicios” para el ejercicio y goce de su derechos humanos.

 

En su oportunidad, Claudia Sheinbaum Pardo, señaló que, por convicción, y porque así lo establece el Artículo 11 de la nueva Constitución, su equipo de trabajo se integra al Puente Humanitario en apoyo al éxodo migrante, que coordina la CDHDF: “El objetivo es atender desde ahora esta crisis humanitaria y dejar en alto el nombre de la Ciudad de México como ciudad hospitalaria, y atender a los migrantes”, indicó.

 

Señaló que ya se ha solicitado a las y los titulares de las 16 Alcaldías que instalen mesas de acopio de víveres, a fin de permitir que quienes habitan en la Ciudad de México participen solidariamente en el recibimiento de la caravana de migrantes centroamericanos.

 

Foto: T E

 

A su vez, José Ramón Amieva Gálvez, precisó que los 306 servidores públicos de 11 dependencias de la administración de la Ciudad de México, apoyados con 47 unidades móviles, participan en la brigada humanitaria de atención al éxodo migratorio que se encuentran ya en el estado de Oaxaca.

 

Explicó que las y los servidores públicos se enfocarán a la atención de los derechos a la alimentación, a la salud, a la cohesión e integración social, a los esquemas de protección social inmediata, a la disposición y saneamiento del agua y a la promoción de la equidad.

 

“Los principales servicios que se prestarán medicina preventiva, enfermedades endémicas, gastrointestinales, lesiones físicas, atención sicológica, estudios de laboratorios, acciones de fomento sanitario, vigilancia epidemiológica, asesoramiento y acompañamiento en materia legal y jurídica, hidratación y alimentación”, subrayó.