La ONU llama al nuevo gobierno mexicano ha superar la “vergüenza de la impunidad” en los crímenes de periodistas

 

  • Demanda el Alto Comisionado de los Derechos Humanos en México a impedir las agresiones que preceden los asesinatos y desapariciones de periodistas en el país
  • En 2018 han sido asesinados once periodistas y uno permanece desaparecido

 

 

En el acto de entrega de Diplomas a 19 periodistas mexicano que cursaron un Diplomado sobre Derechos Humanos, Libertad de Expresión y Periodismo, Jan Jarab, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH), con sede en México, advirtió que en el país suman al menos 11 los periodistas asesinados durante 2018.

 

Este diplomático de la ONU llamó al nuevo gobierno mexicano que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, a superar la “vergüenza de la impunidad” y a impedir las agresiones que preceden los asesinatos y desapariciones de periodistas en el país.

 

Jarab se refirió al último periodista mexicano asesinado, Jesús Alejandro Márquez Jiménez ocurrido en Nayarit y a la desaparición de otro periodista mexicano, Agustín Silva, de quien no se sabe su paradero desde enero de 2018.

 

La presidenta de la Comisión de los Derechos Humanos de la capital mexicana, Nashieli Ramírez Hernández, mencionó que el asesinato de Jesús Alejandro Márquez, en Tepic, “hace dos días, nos vuelve a colocar en un promedio que es increíble y que es solamente de este año: estamos contabilizando, si lo hacemos así, a un periodista muerto por mes”.

 

Adicionalmente, recordó Jarab que durante 2017 al menos 12 periodistas mexicanos fueron asesinados.

 

 

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en México emitió un comunicado donde condenó el crimen de Márquez Jiménez, un periodista con una larga trayectoria y director del medio Orión Informativo, centrado en la política y actualidad nayarita, quien desapareció el viernes 30 de noviembre y su cuerpo fue hallado el sábado 1 de diciembre.

 

Es el primer crimen de un periodista al iniciarse el nuevo gobierno en la Presidencia de la República que encabeza López Obrador.

 

La ONU- DH llamó a las autoridades a realizar una pronta investigación del asesinato de Jesús Alejandro Márquez Jiménez, “para garantizar que los responsables sean llevados ante la justicia”. Para la ONU-DH, “la impunidad presente en la mayoría de los casos de agresiones contra periodistas es uno de los fenómenos que contribuye a la reiteración de la práctica de estos terribles hechos”.

 

En la ceremonia efectuada en la sede de la Comisión de los Derecho Humanos de la Ciudad de México, Jarab se refirió a las adversas condiciones de trabajo de los periodistas mexicanos que realizan un periodismo independiente a través de diferentes medios de comunicación.

 

Mencionó que en México se sigue usando a los periodistas como mensajeros del poder político y lo han dividido entre los oficialistas protegidos y a quienes se atreven a ser periodistas críticos.

 

 

Jarab citó que el estado de Tamaulipas, al norte del país como “una zona silenciada”, “donde no hay libertad de expresión”, al advertir que tanto en México como en el mundo se viven tiempos difíciles para ejercer la libertad de expresión al mencionar además el caso de un periodista saudí asesinado en la capital de Turquía, en la sede diplomática del reino de Arabia Saudita.

 

En ese acto, Eduardo Vázquez, quien deja la secretaría de Cultura del gobierno de la Ciudad de México al concluir su periodo, advirtió que no habrá la transición política que se vive en el país con el nuevo gobierno “si no hay libertad de contarla”.

 

Randolfo González de la Mora, de la Universidad Iberoamericana, una de las instituciones convocantes al Diplomado sobre Derechos Humanos, libertad de Expresión y Periodismo, recordó las persecuciones de que son víctimas las personas defensoras de los derechos humanos en México, un país donde predomina la desigualdad social con 53 millones de personas en pobreza y nueve millones en pobreza extrema.

 

En su comunicado la ONU-DH expresó sus más sinceras condolencias y solidaridad con la familia, colegas y amigos de Jesús Alejandro Márquez Jiménez.