Los signos del suicida

El 20 por ciento de los pacientes presenta trastornos afectivos. Algunos factores de riesgo para cometer suicido son los problemas familiares y adicciones

En 2017,  de las 730 mil 47 defunciones en México, seis mil 559 fueron por suicidios. El suicidio ha ido en aumento en el país.  En 1994 hubo 2 mil 207, en 2016,  cinco mil 837.

La depresión, los trastornos mentales y el abuso de sustancias son algunas de las causas del suicidio entre los jóvenes mexicanos de 15 a 29 años,  que han detectado los análisis del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En este estudio llama la atención que cada vez son más jóvenes las personas que fallecen por la vía del suicidio. El 3.7 por ciento tenían de 10 a 14 años, lo cual es un dato que llama la atención,  mientras cuatro de cada 10 jóvenes mexicanos fallecidos en 2015,  el 41.3 por ciento, tenían de 15 a 29 años.

El INEGI precisó que al observar la edad, según el sexo, del fallecido se notó que el suicidio en mujeres se concentra en edades más jóvenes que los hombres, pues el 57.4 por ciento de las fallecidas fueron menores de 30 años, situación que presentaron 42.0 por ciento de los hombres.

Los estados que  han concentrado la mayores tasas de suicidios por cada 100 mil habitantes fueron, Chihuahua, con 11.4 por ciento; Aguascalientes con 9.9 por ciento; Campeche, con 9.1 por ciento; y Quintana Roo, con 9.1 por ciento; mientras que las más bajas fueron en Guerrero, con 2.1 por ciento; Morelos, con 2.3 por ciento; y Veracruz de Ignacio de la Llave, con 3.0 por ciento.

Para Francisco Ángel Nente Chávez, Coordinador Médico del Centro Comunitario de Salud Mental de Iztapalapa (CECOSAM), el suicido es prevenible si los signos de alarma se detectan a tiempo, por ello, es fundamental que tanto el paciente, como los familiares y los profesionales de la salud del primer nivel de atención los identifiquen, a fin de canalizar al paciente al servicio médico especializado.

El especialista mencionó que las redes sociales, la escuela, iglesia y familia son clave para brindar ayuda a los pacientes, es decir, que además del personal de salud es importante que estos sectores también participen en actividades preventivas.

Nente Chávez explicó que en el CECOSAM-Iztapalapa, otorga mil consultas al año, y cerca del 20 por ciento de los pacientes presenta trastornos afectivos como depresión, ansiedad y bipolaridad. Mientras que en 10 por ciento se observa una conducta suicida, la cual aumenta ante factores estresantes como la Navidad, Año Nuevo  y exámenes de admisión.

Detalló en una entrevista que el suicidio consumado es mayor en hombres, ya que al ser más violentos lo ejecutan más y lo intentan menos, en tanto que las mujeres son menos violentas y por eso no llegan al suicidio, sin embargo, lo intentan más veces.

Nente Chávez aseguró que dentro de los factores de riesgo para cometer suicidio se encuentran los problemas familiares como maltrato, abandono, desintegración familiar, pobreza, uso de sustancias como alcohol o drogas ilícitas, ansiedad, depresión, autolesiones y los antecedentes familiares de suicidio.

Añadió que el cambio hormonal que se produce durante el ciclo menstrual de la mujer reduce el nivel de estrógeno, lo que puede ocasionar que se agrave la depresión u otra enfermedad mental de base que parezca la mujer y llevar al intento o consumación del suicidio.

Mientras el INEGI señala que entre los factores de riesgo que se mencionan en el estudio del suicidio en México son el aislamiento, salud precaria, baja autoestima, desesperanza, sentimientos de rechazo e incapacidad para resolver problemas, para este especialista mexicano los principales signos de una conducta suicida son los  cambios en patrones de conducta, bajo rendimiento escolar, dejar de socializar, inexpresividad, cambio de apariencia o vestimenta, así como expresiones de ideas suicidas.

 

 

Please follow and like us: