La tragedia del oscuro y corrupto sistema de salud en México

 

  • 20 millones de mexicanos que carecen de atención a su salud
  • 251 hospitales con obras interrumpidas o abandonadas, quejas de quienes tratan de acceder a los servicios médicos, médicos y enfermeras en condiciones laborales difíciles y con bajos salarios, con plazas irregulares, instalaciones sin insumos ni medicamentos
  • Habrá un nuevo esquema un nuevo esquema para que los recursos sean destinados exclusivamente al mejoramiento de las condiciones sanitarias de la población

 

Foto: T E

 

Con 20 millones de mexicanos que carecen de atención a su salud, doscientos cincuenta y un hospitales con obras interrumpidas o abandonadas, quejas de quienes tratan de acceder a los servicios médicos, médicos y enfermeras en condiciones laborales difíciles y con bajos salarios, con plazas irregulares, instalaciones sin insumos ni medicamentos e irregularidades en su adquisición, es el oscuro panorama que encontraron las nuevas autoridades de la salud pública mexicana.

 

A esta desventajosa situación para asegurar el derecho a la salud en el país se añade el opaco sistema de adquisición de medicamentos a partir de que en las instituciones de salud prevalecen procesos sin licitación bajo el argumento de hacerlo por “emergencia”.

 

De acuerdo con una fuente de los servicios médicos gubermanetales los laboratorios que han controlado los procesos de adquisición de medicamentos para las instituciones de salud han empezado a disminuir los precios de los medicamentos con tal de conservarse como proveedores del actual gobierno del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

 

Estas irregularidades se achacan a los gobiernos del neoliberalismo económico de los conservadores Partidos Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional ( PAN) que empobrecieron más a la población mexicana.

 

Foto: T E

 

El nuevo gobierno de México se ha comprometido a universalizar los servicios de salud con servicios de salud y medicamentos gratuitos a toda la población nacional. Está construyendo el sistema de control en la distribución de medicamentos de todo el ciclo de abasto en tiempo real, el cual toma en cuenta las necesidades de los estados para la compra consolidada.

 

Las compras consolidadas reducen los precios por el volumen de adquisición y por las medidas que se establecen para que haya competencia entre los que participan en la licitación, señaló a diputados la Subsecretaria de Integración y Desarrollo del Sector Salud, Asa Cristina Laurell.

 

En esa reunión con diputados, la servidora pública mencionó que uno de los compromisos del gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador es acabar con la corrupción por lo que, en materia de salud, se trabaja un nuevo esquema para que los recursos sean destinados exclusivamente al mejoramiento de las condiciones sanitarias de la población.

 

Dijo que se trabaja en un proceso sistemático para conocer en qué condiciones se encuentran los servicios de salud y poder trazar un plan para su mejoramiento en el corto y mediano plazos.

 

Al referirse a las condiciones del sistema de salud en México, Asa Cristina Laurell señaló que  se incrementará considerablemente la infraestructura en salud, además de un nuevo enfoque de fortalecimiento del primer nivel de atención”.

 

Foto: T E

 

Subrayó que se seguirán haciendo las transferencias de la parte proporcional del presupuesto a los estados, y no se afectará el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud (FASSA).

 

Durante su participación en la reunión que encabezó el Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, con integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Asa Cristina Laurell puntualizó que el abasto de medicamentos es uno de los problemas que se busca resolver.

 

El Secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, al reunirse con integrantes de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, a quienes presentó algunos de los puntos centrales de lo que será el Plan Nacional de Salud 2019-2024, cuyo objetivo general es hacer efectivo el artículo cuarto constitucional.

 

A 15 años de la puesta en marcha del Seguro Popular, dijo Alcocer Varela, como una propuesta para solucionar la falta de acceso de la población sin seguridad social a los servicios de salud, 20 millones de mexicanos no cuentan con cobertura en salud, por lo que se implementará una política de servicios y medicamentos gratuitos que empezará con centros o clínicas de salud en los estados con mayor pobreza.

 

“Se incrementará el acceso a la salud de forma paulatina y todas las personas afiliadas al Seguro Popular seguirán recibiendo los beneficios de este esquema de aseguramiento”, añadió.

 

Foto: T E

 

Subrayó que el llamado a la Cuarta Transformación toma en sus manos este tema, a través del Artículo Cuarto Constitucional, de garantizar el derecho a la protección de la salud, de ahí el propósito de la reunión con los legisladores para despejar inquietudes, delineando las acciones con las que se inicia el camino hacia el Plan Integral de Salud del país.

 

Mencionó a los legisladores que el Presidente Andrés Manuel López Obrador consideró federalizar los sistemas estatales de salud como una estrategia, además de implementar el modelo de Atención Primaria de la Salud Integral, reorganizar la regularización sanitaria, fortalecer la industria farmacéutica nacional e investigación innovadora.

 

Sostuvo que los objetivos a corto plazo son el abasto de medicamentos, mantenimiento de los inmuebles como hospitales y de los centros de salud que estén en condiciones precarias. Mientras que, a mediano plazo, se ampliará la infraestructura, con organización y planificación.

 

Ante la presidenta de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Miroslava Sánchez Galván, así como los diputados Éctor Jaime Ramírez Barba y Marisela Gómez, entre otros legisladores, Alcocer Varela aseguró que el acceso a los servicios es inequitativo para el sector más vulnerable, en materia de salud.

 

Señaló que en México la protección a la salud es todavía una aspiración que está lejos de cumplirse. Prueba de ello, dijo, son las instalaciones abandonadas, sobrecarga de servicios, falta de personal, de medicamentos e insumos básicos, tiempos de espera prolongados y atención deshumanizada.

 

Finalmente, el titular de Salud garantizó que se mantendrá la obligación federal de transferir la parte proporcional del presupuesto a los estados en este rubro. “Es una interacción Gobierno Federal-servicios estatales de salud, donde ustedes son una pieza importante, ya que representan a cada uno de estos estados y traen consigo las necesidades de su gente”, afirmó.