Seguirá funcionando la Tarjeta “rosa” de pensión alimentaria mientras las personas mayores de la capital no reciban la nueva

 

  • En la Ciudad de México son más de 528 mil las personas de más de 68 años que son beneficiarias de esa pensión no contributiva
  • Ahora depende de la secretaría del Bienestar del gobierno federal

 

Foto: T E

 

En “El Copete”, en la víspera del fin del mes de marzo, una beneficiaria de la Tarjeta de Pensión Alimentaria que otorgaba el gobierno de la Ciudad de México y ahora está a cargo de la Secretaría del Bienestar del gobierno federal, le dijo en tono de angustia a la Jefa de Gobierno, la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, que no ha recibido la nueva tarjeta con el depósito de dos mil 550 pesos bimestrales que ahora recibirán poco más de 528 mil personas derechohabientes de la Ciudad de México de más de 68 años.

 

Hasta el mes de marzo, las 528 mil personas de más de 68 años beneficiarias de esa pensión la recibían por medio de una Tarjeta “rosa”, que les servía para adquirir alimentos o medicinas en tiendas de auto servicio o farmacias autorizadas. Ahora esa pensión la recibirán en dinero en efectivo, que ahora plantea a las personas mayores temores de ser asaltadas.

 

La Jefa de Gobierno le aseguró que mientras no reciba la nueva Tarjeta para cobrar la nueva pensión en el Banco Azteca, que ahora está a cargo de la secretaría del Bienestar del gobierno federal, seguirá funcionando la Tarjeta “rosa”.

 

La señora Guadalupe, vecina de los Pedregales de Coyoacán, al sur de la capital del país, se había enterado por otra vecina, la señora María Teresa, de 82 años, también de la zona de los Pedregales, que a ella ya le había llegado la nueva Tarjeta. Como otras muchas personas mayores como Guadalupe, que son beneficiarias de la Tarjeta “rosa”, se encuentran inquietas y hasta angustiada por no recibir la nueva tarjeta, ya que la secretaría del Bienestar había informado que a partir del mes de abril el gobierno federal se encargaría de ese tipo de beneficio social para las personas mayores de más de 68 años.

 

Foto: T E

 

El 19 de marzo anterior el presidente Andrés Manuel López Obrador, en el salón de la Tesorería de Palacio Nacional, en su tradicional conferencia de prensa, aseguró que “ya estamos casi a punto de entregar todos los apoyos a los adultos mayores, es el programa que va más más avanzado”.

 

Tenemos un universo, dijo, una meta de apoyar a ocho millones de adultos mayores, esto incluye a adultos mayores de 68 años hacia adelante; y en caso de comunidades indígenas a partir de los 65 años.

 

López Obrador explicó que este beneficio social incorporó a los que ya recibían una pensión de mil 160 pesos, que ahora la pensión aumenta a dos mil 550 pesos bimestralmente. También incluye a jubilados y pensionados de organismo del Estado: Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y de las instituciones de pensionados o jubilados de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la secretaría de Marina.

 

Es un tipo de pensión universal, destacó el presidente mexicano. “Puede tratarse de una persona que tiene recursos económicos y va a recibir su apoyo, porque es un reconocimiento al trabajo que han hecho los mexicanos, es decir, es universal, es para todos”.

 

Foto: T E

 

Precisó ese mañana que le ha llevado tiempo a su gobierno llevar a cabo el Censo de personas mayores de más de 68 años e hizo la precisión que de los ocho millones de personas mayores ya lo habían recibido siete millones en los meses de enero y febrero. “Son muy pocos los que nos faltan en función del número total y ya estamos trabajando en eso”.

 

López Obrador esperaba que a fines del mes de marzo esté totalmente regularizado el Censo de personas mayores. “Yo constantemente estoy recorriendo los pueblos y cada vez que voy a un acto y en una valla voy saludando y si hay un adulto mayor aprovecho para preguntarle y ya muchos me están diciendo que recibieron ese apoyo”, dijo el presidente esa mañana del 19 de marzo.

 

El sábado pasado en “El Copete”, un amplio terreno que pertenece a la Universidad Nacional Autónoma de México que administra el gobierno capitalino, la doctora Claudia Sheinbaum Pardo, después de que inauguró uno de los desarrollos comunitarios de un programa denominado “Innovación, Libertad, Artes, Educación y Saberes (PILARES) en la alcaldía Coyoacán, sacó de la incertidumbre temporal que agobia a la señora Guadalupe sobre su pensión de persona mayor de la alcaldía de Coyoacán.

Please follow and like us: