Falta de recursos o de personal en Salud implica la vida o la muerte de las personas

 

  • “Hay que ver a la atención primaria, pero sin descuidar los niveles curativos, porque la prevención es para el futuro, pero hoy se nos mueren familiares, se requiere una atención de calidad”
  • 40.6% de la población presenta al menos tres carencias sociales, siendo la seguridad social la más recurrente, con 80.1%

 

Foto: T E

 

En México hasta 2016 había 53.4 millones de personas en situación de pobreza y 9 millones más en pobreza extrema, además de que 40.6% de la población presenta al menos tres carencias sociales, siendo la seguridad social la más recurrente, con 80.1%.

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) salió al paso de la polémica derivada de la política de salud del gobierno de la IV Transformación vinculada al abasto de medicamentos y los despidos en las instituciones de salud, al afirmar que la falta de recursos económicos, materiales o de personal debidamente calificado implica la diferencia entre la salud o la enfermedad, y en casos urgentes entre la vida o la muerte de las personas.

 

Para Enrique Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM): “Hay que ver a la atención primaria, pero sin descuidar los niveles curativos, porque la prevención es para el futuro, pero hoy se nos mueren familiares, se requiere una atención de calidad, y es por eso que los presupuestos también tienen que ser para los problemas de hoy”.

 

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha reafirmado su compromiso de llevar la salud hasta el último rincón del país y cumplir con el mandato constitucional del artículo cuarto del Derecho a la salud para toda la población sin discriminación alguna.

 

Uno de los sectores de la población donde impacta esta polémica es en las personas mayores por los padecimientos que en gran parte de ellas sufren: diabetes, cánceres, hipertensión, enfermedades cardiacas y otras dolencias que las hacen más sensibles a un desabasto de medicamentos y atenciones deficientes a la hora de recurrir a los servicios de las instituciones del Estado.

 

Para Enrique Graue Wiechers el sistema de salud mexicano requiere “un presupuesto mucho más eficiente e importante”, al celebrar la intención del gobierno mexicano de dar atención médica universal y crear un sistema integral.

 

Sin embargo, dijo, no será sencillo en un país con 120 millones de habitantes, donde 80 por ciento tiene alguna forma de vulnerabilidad. Tampoco será fácil cambiar de un modelo curativo a uno preventivo.

 

En el auditorio Marina Guzmán Vanmeeter, de la Escuela Nacional de Enfermería (ENEO), Graue Wiechers expuso que las enfermeras y enfermeros deben estar en el centro del nuevo modelo de atención de la salud, basado en la prevención. Además, es necesario formar más recursos humanos, pues estamos por debajo de lo que necesitamos.

 

En México hay alrededor de 300 mil enfermeras: tres por cada mil habitantes, mientras que en países miembros de la OCDE el promedio es de ocho. Hay una relación de 1.2 enfermeras por médico, mientras que en naciones de esa organización es de 2.8.

 

Para la CNDH hay campos en que la asignación de recursos públicos no puede depender solo de cálculos presupuestales o decisiones administrativas de carácter programático, como los servicios de salud pública.

 

Foto: T E

 

“No hay economía, ahorro o medida de austeridad que compense o justifique que la salud, la integridad o la vida de las personas se ponga en riesgo o se comprometa innecesariamente”, dijo el Ombudsperson nacional, Luis Raúl González Pérez, en el acto inaugural del Foro Internacional DESCA y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, organizado por la CNDH y la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Chiapas.

 

Las presidencias estatales de la CNDH deben asignar hasta el máximo de sus capacidades los recursos necesarios para que los derechos humanos sean vigentes, ya que es una obligación que subsiste aún frente a recortes o ajustes presupuestales y sin menoscabo de las medidas que adopten para propiciar el mejor y más efectivo manejo de los recursos públicos.

 

Ante los diputados, la subsecretaria de Integración y Desarrollo del Sector Salud, Asa Ebba Christina Laurell, aseguró que la prioridad en el Plan Nacional de Desarrollo es construir un sistema único, público y universal de salud hacia finales del sexenio.

 

El enfoque integral es mejorar y consolidar el sistema de población abierta para atender la infraestructura de las unidades de salud y equiparlas, así como capacitar al personal médico y evitar su concentración de los servicios en las grandes ciudades. Es la base sobre la cual se instrumentará el Programa de Servicios de Salud y Medicamentos Gratuitos para garantizar el acceso efectivo a la población sin seguridad social y erradicar la inequidad que prevalece, según dijo la subsecretaria de Salud.

 

La funcionaria federal anunció también que se trabaja en un programa intensivo de la capacitación y atención adecuada del personal de salud de primer contacto, ya que 85 por ciento de los problemas de salud se puede resolver en los centros de salud y clínicas.

 

Dijo que se ha evaluado la situación de los servicios de salud en los ocho estados prioritarios del sur-sureste; no obstante, aclaró que no se dejarán de atender a las demás regiones del país, por lo que se levantará un censo de todas las unidades y se realizarán visitas de campo para detectar las condiciones y necesidades reales.

 

Por su parte, Pedro Flores Jiménez, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de Salud, afirmó que el abasto de medicamentos es prioritario para garantizar la distribución en todas las unidades médicas y justificó que la Secretaría de Salud continúa trabajando con nuevos mecanismos, para evitar la corrupción y acaparamiento de los distribuidores en la compra consolidada de medicinas para el segundo semestre de 2019.

 

Flores Jiménez aclaró que mientras concluye el proceso, a los estados que participan el Seguro Popular les ha asignado presupuesto para la compra de los medicamentos que requieran.

 

Foto: T E

 

Este servidor público aseguró que se ha logrado romper el esquema de corrupción con la compra directa a los fabricantes, de fármacos y ejemplificó con la compra de antirretrovirales, que permitió ahorros por más de mil 600 millones de pesos con los nuevos criterios de compra, lo que representó una mejora en los precios de entre 30 y 40 por ciento, recurso con el cual se podrán atender otras necesidades.

 

En relación a la situación laboral de personal de Salud, el funcionario dijo que la Secretaría de Salud anunció que se establecerá un sistema de nómina integrada, para tener el control de las plazas, cuya fuente de financiamiento no está clara, lo que provoca problemas financieros en los estados, porque algunos adeudan más de 10 mil millones de pesos.

 

Además, anunció que se pondrá en marcha un programa de basificación de plazas eventuales para el personal médico que tenga muchos años trabajando y que requiere estabilidad laboral.

Please follow and like us: