Sin estadísticas sobre el maltrato a las mujeres adultas mayores

 

  • Una mujer persona mayor víctima de violencia intrafamiliar en la alcaldía de Venustiano Carranza de la capital mexicana

 

Foto: T E

 

El pasado 22 de mayo, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México inició una carpeta de investigación por el delito de violencia familiar, sin dar detalles ni nombres, donde la víctima es una mujer adulta mayor y la agresora, su hija.

 

Es uno de los pocos casos que se conocen de maltrato de personas mayores en la Ciudad de México y en el país. La violencia intrafamiliar que sufren las personas mayores es una de las que permanecen en la más absoluta oscuridad por falta de denuncias.

 

Esa dependencia del gobierno de la capital mexicana informó escuetamente que elementos de la Policía de Investigación (PDI) adscritos a la Fiscalía de Mandamientos Judiciales “cumplimentaron, el 21 de mayo, una orden de aprehensión contra una mujer por su probable participación en el delito de violencia familiar”.

 

De acuerdo con la indagatoria, en un domicilio localizado en la alcaldía Venustiano Carranza, la imputada provocó lesiones a su progenitora, adulta mayor, por lo que se inició una carpeta de investigación por el delito de violencia familiar.

 

Con los datos de prueba la autoridad ministerial solicitó una orden de aprehensión contra la agresora que fue girada el 17 de mayo de 2019.

 

La imputada provocó lesiones a su progenitora, una persona mayor, señaló un comunicado de esa dependencia. De acuerdo con esa información “trabajos de campo realizados por policías de investigación permitieron que la probable participante fuera detenida en la misma alcaldía donde ocurrió el ilícito”.

 

Más tarde, a esta presunta agresora la ingresaron al Centro Femenil de Reinserción Social Santa Martha Acatitla, a disposición del juez de control del Sistema Penal Acusatorio que la requería.

 

No hay estadísticas confiables. Las cifras son negras. El maltrato de las personas mayores es cada vez más común en México. Existen diferentes tipos de violencia contra las personas mayores y las víctimas más propicias son las mujeres.

 

Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017, dictaminó que las personas adultas mayores, actualmente nombradas “personas mayores”, son aquellas mayores de 60 años que son discriminadas por su edad, a partir de consideraciones prejuiciosas sobre su supuesta o real pérdida de facultades físicas y mentales, mirándolos como una carga social y valorando poco su participación en la sociedad. En muchos casos, las personas mayores son abandonadas, maltratadas o excluidas vulnerando el goce o ejercicio de sus derechos humanos o libertades fundamentales.

 

Foto: T E

 

Para el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) “el maltrato es un problema que puede presentarse en cualquier etapa de la vida, generalmente en personas vulnerables, está relacionado con el género, edad y condición física”.

 

El maltrato hacia este sector daña también a la familia, a la sociedad y a las instituciones, pues el impacto negativo en su salud física y emocional es inmediato y su atención integral representa un costo económico considerable, señala el INAPAM en un estudio sobre la prevención al maltrato de las personas mayores.

 

Este Instituto reconoce que “las estadísticas sobre el maltrato en la vejez son datos alejados de la realidad, debido a que la mayoría de los adultos mayores que lo viven no lo denuncian”.

 

Para el INAPAM esta situación tiene su origen en distintas razones: no aceptan que están siendo maltratados, tienen temor a las represalias; pues es el único familiar con el que cuentan; creen que es temporal; no quieren que su familiar o cuidador vaya a la cárcel; desconocen con qué autoridad deben dirigirse o su condición física o cognitiva no le permiten realizar una denuncia.

 

En esta investigación ese instituto señala el tipo de maltrato más común que sufren las personas mayores, pero sobre todo las mujeres.

 

Físico: Cualquier acto no accidental, que provoque daño corporal, dolor o deterioro físico, producido por fuerza física. Por ejemplo, uso inapropiado de fármacos, falta de alimentación o castigos físicos.

 

Psicológico: Donde intencionalmente se cause angustia, desvalorización, sufrimiento mediante actos verbales o no verbales. Por ejemplo, amenazas, insultos, descalificación, intimidaciones, tratarlo como niño o aislarlo.

 

Desde organismos como las Naciones Unidas eliminar la violencia contra las mujeres es una de sus prioridades.

 

En 1993, la Declaración de la Asamblea General sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer recogía “una definición clara y completa de la violencia contra la mujer, y una formulación clara de los derechos que han de aplicarse a fin de lograr la eliminación de la violencia contra la mujer en todas sus formas”.

 

Foto: T E

 

Supuso la ONU en esta Declaración un compromiso por parte de los Estados de asumir sus responsabilidades, y un compromiso de la comunidad internacional para eliminar la violencia contra la mujer.

 

La hija de esta mujer mayor mencionada en este comunicado de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México, tiene el carácter de imputada y se presume su inocencia hasta que, en su caso, la autoridad jurisdiccional resuelva lo contrario.

 

Con estas acciones, según informó ese organismo, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) refrendó su “compromiso de combatir eficazmente los delitos en contra de personas adultas mayores; además, busca en todo momento que se haga efectivo el derecho de acceso a la justicia y evitar la impunidad”.

 

Esta información se emitió en términos del Artículo 11 de la Ley de Protección de Datos Personales para la Ciudad de México, por lo cual no dio detalles ni nombres de la víctima y de la presunta culpable.

 

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México pone a disposición de la ciudadanía el teléfono 5200 9000 para orientación jurídica gratuita.

Please follow and like us: