El 64% de los jóvenes latinoamericanos viven en hogares pobres o vulnerables

 

  • En CA, insultante concentración de la riqueza, el 10% de mayor ingreso obtiene hasta 70 veces más que el 10% más pobre

 

Foto: T E

 

Nota de la Redacción de T E. La secretaria de la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, la doctora Alicia Bárcena, se refirió a las trágicas condiciones de vida de los jóvenes en Latinoamérica, lo cual desde nuestro punto de vista advierte, desde ahora, que a estos jóvenes les espera una vejez de mayor pobreza y miseria en el siglo XXI en las que ya se encuentra atrapada la mayoría de la población actual de más de 60 años. En México programas como el de “Jóvenes Construyendo el Futuro” no dejan de ser débiles paliativos cuando lo que se requiere una verdadera reforma del sistema económico actual y una redistribución de las riquezas nacionales.

 

Bruselas.- En el inicio de su participación en las Jornadas Europeas del Desarrollo 2019, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena,  advirtió que “el 64% de los jóvenes latinoamericanos viven en hogares pobres o vulnerables y no han podido ingresar a la clase media consolidada”.

 

“Necesitamos proporcionarles puestos de trabajo formales y buenos servicios públicos si queremos que confíen en las instituciones”, afirmó Alicia Bárcena.

 

Alicia Bárcena precisó que en América Latina y el Caribe los jóvenes de entre 15 y 29 años representan 163 millones de personas, es decir, alrededor de la cuarta parte de la población total de la región.

 

Sin embargo, dijo, se encuentran en una encrucijada que encarna las promesas y los peligros de una región cuya prometedora economía se está desacelerando, desafiando el progreso social, político y económico.

 

La alta representante de las Naciones Unidas enfatizó en la necesidad de reducir las desigualdades en todo el mundo, en todos los países, en todas las generaciones. “Necesitamos luchar contra las desigualdades y promover la libertad y la dignidad”, señaló.

 

Foto: T E

 

Añadió que la desigualdad es una amenaza para el desarrollo sostenible y que, en contraste, la igualdad no solo es un derecho, sino que también es eficiente desde el punto de vista económico además de un imperativo ético y político.

 

La funcionaria de las Naciones Unidas, enumeró los motivos y causas estructurales de la migración en los países del norte de Centroamérica. Bárcena citó un crecimiento insuficiente con pobreza y desigualdad donde el 10% de mayor ingreso obtiene hasta 70 veces más que el 10% más pobre, y el alto desempleo juvenil en una subregión donde casi 362 mil jóvenes buscan ingresar al mercado de trabajo anualmente y solo se generan alrededor de 127 mil empleos nuevos.

 

La alta funcionaria de las Naciones Unidas afirmó que el objetivo del Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala, Honduras y México, es generar un proceso integral y articulado de desarrollo con la igualdad y la sostenibilidad en el centro, para mejorar sustancialmente la calidad de vida de la población y, en este marco, atender el ciclo migratorio con un enfoque de integración, con un abordaje territorial y adoptando el marco de seguridad humana colocando el derecho al desarrollo en el lugar de origen en el centro de los esfuerzos.

 

Precisó que el Plan de Desarrollo Integral plantea cuatro ejes programáticos acordados por los cuatro países: desarrollo económico, bienestar social, sostenibilidad ambiental y gestión de riesgos, y gestión integral del ciclo migratorio con seguridad humana.

 

En la presentación del Plan de Desarrollo Integral para El Salvador, Guatemala, Honduras y México, Bárcena llamó a crear un espacio económico compartido entre los países del norte de Centroamérica y México, que promueva el desarrollo sostenible y los ecosistemas productivos.

 

Este Plan, dijo Bárcena, que se enfoque en las causas estructurales de la migración: crecimiento económico insuficiente con alta desigualdad; violencia; brechas salariales y desempleo juvenil; reunificación familiar y cambio climático.

 

Se trata de proponer el desarrollo con un enfoque de seguridad humana que abarque la seguridad del empleo, los ingresos, la educación, la protección social y los medios de subsistencia, para que la migración sea una opción y no una obligación.

 

La Secretaria Ejecutiva de la CEPAL concluyó el pasado 19 de junio su participación en las Jornadas Europeas del Desarrollo 2019, que se celebraron en Bruselas, Bélgica, en representación del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres.

 

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, destacó la profundización de la cooperación entre Europa y América Latina y el Caribe con miras a la construcción de una nueva narrativa del desarrollo, en la clausura de su participación en las Jornadas Europeas del Desarrollo 2019 que se celebraron en Bruselas, Bélgica.

 

Foto: T E

 

En la capital belga, la máxima representante de la comisión regional participó en diversas sesiones relacionadas con el evento europeo y sostuvo reuniones bilaterales con importantes personalidades de América Latina y Europa.

 

Durante su intervención, Alicia Bárcena destacó que, con 1.800 millones de personas entre 10 y 24 años, el mundo es hoy más joven que nunca. Por ello, dijo, “tenemos una oportunidad sin precedentes de avanzar hacia una profundización de los derechos sociales y de hacer las cosas bien”.

 

Agregó que, a pesar de su importancia, la juventud es en gran medida una etapa de la vida invisible en las políticas públicas. Por el contrario, dijo, cuando se hace referencia a los jóvenes, a menudo aparecen como objetos de las políticas y no como titulares de derecho o agentes de desarrollo y cambio productivo.

 

Alicia Bárcena participó en el lanzamiento para Europa del Informe Perspectivas económicas de América Latina 2019: desarrollo en transición documento elaborado por la CEPAL en conjunto con la Comisión Europea, el Centro de Desarrollo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y el Banco de Desarrollo de América Latina – CAF.

 

Durante su presentación, la Secretaria Ejecutiva de la CEPAL destacó que, reconociendo las necesidades que los países en transición enfrentan en el tema de cooperación internacional, la CEPAL, la Comunidad Europea y el Centro de Desarrollo de la OCDE comenzaron en 2017 a impulsar una nueva narrativa que reinterpreta el desarrollo y busca fortalecer el rol de la cooperación para no dejar a nadie atrás. “A esta nueva narrativa la hemos denominado desarrollo en transición”, afirmó.

 

La cooperación internacional- concluyó Bárcena- como facilitador del desarrollo, debe basarse en relaciones de “geometrías variables”, que se adapte a las capacidades de cada país en cada área específica, de forma de ayudarlos a implementar sus prioridades nacionales de desarrollo nacional y alinearlas con los Objetivos de desarrollo Sostenible (ODS).

Please follow and like us: