El 70 por ciento de los perros en México están en condición de calle

 

  • Los dramas de perros abandonados y tratos crueles que sufren llegaron al seno de la Cámara de Diputados
  • No existen medidas legales drásticas que impidan el sufrimiento de estos seres que la Constitución de la Ciudad de México reconoce desde 2017 como seres sintientes

 

Foto: T E

 

Los dramas de perros abandonados y tratos crueles que sufren llegaron al seno de la Cámara de Diputados. Médicos veterinarios y personas activistas defensoras de los derechos de los animales elevaron su voz y se pronunciaron por mejorar las condiciones de vida de los animales de compañía, así como por fortalecer las políticas públicas que ayuden a evitar los casos de maltrato y violencia contra otras especies.

 

Los animales de compañía son cada vez más comunes entre las personas mayores del país. No existen medidas legales drásticas que impidan el sufrimiento de estos seres que la Constitución de la Ciudad de México reconoce desde 2017 como seres sintientes. Una de las soluciones es crear un Registro Público de Mascotas para responsabilizar a sus propietarios.

 

Un estudio realizado por la farmacéutica Boehringer Ingelheim Animal Health, de que el 70 por ciento de los perros en México están en condición de calle, fue citado durante la inauguración del foro “Bienestar Animal”, en el Palacio Legislativo de San Lázaro”, al oriente de la capital.

 

Para la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, Dolores Padierna, esta cifra es sin duda una alarmante.

 

Las autoridades ambientales de la capital mexicana advierten que “el maltrato sigue siendo una práctica extendida”. Son el segundo delito más denunciado en la Procuraduría Ambiental y Ordenamiento Territorial. En el curso de este año esta dependencia del gobierno capitalino ha recibido más de 850 denuncias.

 

Tan sólo la semana pasada se recibieron por arriba de 60 denuncias. Para la titular de esta Procuraduría, Mariana Boy Tamborrell, es una muestra de que el maltrato y abandono de estas especies sigue siendo un problema grave.

 

Para esta funcionaria la importancia de la participación ciudadana en su combate y para tener una reacción rápida ante un hecho de maltrato animal es central.

 

La titular de la Procuraduría Ambiental y Ordenamiento Territorial comentó que la Ciudad de México se ha vuelto punta de lanza en esta materia, pues desde 2002 se cuenta con una Ley de Protección a los Animales, mientras que en 2013 se tipificó en el Código Penal el maltrato y crueldad hacia éstos.

 

No obstante, Boy Tamborrell, dijo que las leyes deben mejorarse pues, alertó, aún existen vacíos legales que deben resolverse.

 

Foto: T E

 

Por su lado, el director de la Agencia de Atención Animal, Carlos Esquivel Lacroix, propuso trabajar en una política pública que alcance a todas las especies, pues es un tema que fue puesto en la agenda gracias a diversos grupos sociales.

 

Esquivel Lacroix, se comprometió a que los colectivos y la agencia a su cargo trabajarán para llevar a buen término la protección y bienestar animal.

 

La presidenta de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, Protección Ecológica y Cambio Climático, diputada local Alessandra Rojo de la Vega Piccolo, consideró que la salud y bienestar de los animales son asuntos de interés social, por lo que las estrategias coordinadas para lograrlo deben ser adoptadas urgentemente para facilitar el manejo responsable de estas especies.

 

“El respeto por la bienandanza de estos seres se ha convertido en una demanda social creciente”, insistió en una sesión poco usual en la Cámara de Diputados para tratar el tema de estas especies abandonadas o maltratadas con distintas formas de violencia.

 

Rojo de la Vega Piccolo recalcó que los seres humanos no podemos atribuirnos el derecho de exterminar a otras especies o de explotarlos violando ese derecho, pues tenemos la obligación de poner nuestros conocimientos al servicio de ellos.

 

La diputada local Leticia Varela Martínez, presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, dijo que este tema ha costado mucho esfuerzo sacarlo adelante en la metrópoli, por lo que destacó la importancia de comenzar acciones para una discusión en otro nivel.

 

“Con este tipo de encuentros, por fin se les está dando una voz oficial a los que no tienen”, enfatizó.

 

La diputada Dolores Padierna Luna insistió en que “el control de la reproducción de variedades domésticas es fundamental para maximizar los recursos existentes en la protección de especies”.

 

La legisladora aseguró que este tipo de políticas reduciría la presencia de perros y gatos en las calles, así como de la necesidad de su sacrificio.

 

Propuso revisar la esterilización como un mandato general para todas las mascotas dentro de la ciudad y que cumplan ciertas condiciones. “Es evidente que debe haber muchas excepciones; sin embargo, la regla es que debe realizarse a cierta edad”.

 

Foto: T E

 

Padierna Luna dijo que esta medida ha logrado un efecto positivo en las ciudades donde ya se realiza, pues ha logrado la reducción de animales, tanto en situación de calle, como en abandono. Además debe sumarse un nuevo formato de campañas de adopción, en donde se les enseñe a los nuevos dueños la responsabilidad de tener un animal en casa.

 

“Se trata, sobre todo, de generar una autorresponsabilidad para toda la comunidad”, sostuvo.

 

Otra estrategia, agregó, es comenzar con un registro público de mascotas, mediante el uso de tecnologías, como ya se hace en la Ciudad de México, lo que implica agregar a los dueños a una esfera regulatoria en donde conocen sus obligaciones al tener un animal de compañía”.

 

Lamentó que no haya información clara que apoye con la elaboración de políticas públicas que permitan conocer los efectos de las mismas. Aseguró que aún existen autoridades que piensan que los animales, especialmente los de compañía, no son sujetos de derechos ni pueden acceder a un trato digno o de cariño.

 

Puntualizó que se ha centrado la discusión en lo derechos humanos, pero “se olvida que a un lado de las personas hay seres que sienten y merecen todo el cuidado, no sólo de los dueños, sino por parte de las autoridades y la comunidad”.

 

Marina Robles García, secretaria de Medio Ambiente de la Ciudad de México, resaltó la estrecha relación entre dueños y animales de compañía, por lo que planteó la disyuntiva de reeducar a la sociedad para revalorar al resto de los seres vivos.

 

Reconoció que para lograr los objetivos, se requiere de un trabajo coordinado con la sociedad y organizaciones civiles. Coincidió en la urgencia de comenzar con los programas de esterilización si se quiere mejorar las condiciones de vida de los animales de compañía.

 

“Estamos cerca de iniciar un programa de adopción muy cuidado y con mucho compromiso de la ciudadanía, lo que sería una solución”, aseguró la legisladora del partido oficialista.

 

Foto: T E

Please follow and like us: