Para enfermos terminales aprueban en México los cuidados paliativos

 

  • Bajo este enfoque el Senado mexicano aprobó hace unos días una reforma constitucional para garantizar una muerte digna con cuidados paliativos sin que esto se interprete como eutanasia o suicidio asistido
  • En México mueren anualmente más de trescientas mil personas por padecimientos terminales que necesitaban cuidados paliativos

 

Foto: T E

 

Por problemas de salud, de las tres principales causas de muerte tanto para hombres como para mujeres son: enfermedades del corazón (141 619, 20.1%), diabetes mellitus (106 525, 15.2%) y tumores malignos (84 142, 12.0%), señala el Instituto Nacional de Estadística y Geografía en sus datos de 2017.

 

Bajo este enfoque el Senado mexicano aprobó hace unos días una reforma constitucional para garantizar una muerte digna con cuidados paliativos sin que esto se interprete como eutanasia o suicidio asistido.

 

El senador Miguel Ángel Mancera, quien fue Jefe de Gobierno de la Capital mexicana cuando se aprobó en 2017 en el texto de la Constitución local el derecho a una muerte digna, fue uno de los legisladores que estuvo de acuerdo con esta reforma en una sesión senatorial en la que la gran mayoría de los legisladores expresaron su aprobación.

 

Mancera dijo que esta reforma propone que en la etapa terminal los pacientes tengan el menor sufrimiento posible, que el Estado garantice que se atienda con dignidad, sin importar el nivel socioeconómico, respetando los valores individuales y se evite el daño y dolor innecesario.

 

Se debe avanzar hasta lograr el derecho a la muerte digna, subrayó.

 

Para los casos de las personas que necesitan cuidados paliativos presentan padecimientos crónicos como enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas, sida y diabetes, el Senado mexicano decidió incorporar a la Constitución General de la República en su artículo cuarto, los cuidados paliativos multidisciplinarios ante enfermedades en situación terminal, limitante o que pongan en peligro la vida.

 

El dictamen avalado con 109 votos también establece el derecho a utilizar los medicamentos controlados para atender padecimientos que así lo ameriten.

 

Se precisa que los cuidados paliativos están reconocidos expresamente en el contexto del derecho humano a la salud, y constituyen un planteamiento para mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familiares.

 

Su objetivo no es curar la enfermedad como tal, sino de aliviar síntomas, cuando una persona afronta una enfermedad latentemente mortal. “Toda persona tiene derecho a la protección de su salud en condiciones de dignidad”.

 

Foto: T E

 

Una enfermedad terminal se manifiesta como un padecimiento avanzado, progresivo e incurable, sin respuesta a tratamiento específico, con síntomas multifactoriales y pronóstico de vida limitado. En este sentido, al no existir posibilidades de curación, los cuidados paliativos son la mejor opción.

 

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, Kenia López Rabadán, dijo que el Estado debe brindar un servicio de salud adecuado que evite el dolor a los pacientes, respetando el derecho de todas las personas a vivir sin sufrimiento.

 

Es importante, expresó, distinguir lo que son cuidados paliativos de “eutanasia o suicidio asistido”. Estos últimos tienen como finalidad terminar anticipadamente con la vida.

 

Aseguró que la reforma está apegada a lo establecido en la Organización Mundial de la Salud (OMS), que define los cuidados paliativos como el tratamiento integral que mejora la calidad de vida de pacientes y familiares que se enfrentan a los problemas asociados por enfermedades amenazantes para la vida.

 

En tanto, el presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, Oscar Eduardo Ramírez Aguilar indicó que los cuidados paliativos son necesarios para garantizar a las personas el acceso a una vida libre del dolor y síntomas angustiantes.

 

Es necesario reconocer el derecho de los enfermos en situación terminal y optar por dichos cuidados para afrontarlas en condiciones de dignidad, procurando aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias, puntualizó.

 

El senador Américo Villareal, del Grupo Parlamentario del oficialista Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), aseguró que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador respalda que la atención integral a la salud sea un derecho humano y no una simple prestación, para incluir un modelo de atención a la salud con respeto de los derechos humanos.

 

Se deja en claro que con esta reforma los cuidados paliativos multidisciplinarios serán un concepto mucho más amplio del usualmente visto, dijo este legislador del partido en el gobierno.

 

Foto: T E

 

Por la fracción parlamentaria de Acción Nacional, la senadora Alejandra Noemí Reynoso Sánchez, afirmó que es de vital importancia legislar en favor de las personas con diversas enfermedades para que puedan recibir cuidados especiales que mejoren su calidad de vida. Permitirá a los familiares tener más tranquilidad mientras enfrentan graves situaciones.

 

La senadora Sylvana Beltrones Sánchez, del Grupo Parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), indicó que con este dictamen se da un paso muy importante para garantizar el respeto a la dignidad humana. “Mantiene el enfoque a los derechos humanos y no discriminación que debe prevalecer en los temas de salud”, apuntó.

 

La senadora Patricia Mercado, de Movimiento Ciudadano, destacó que esta medida es un avance importante. Sin embargo, dijo, no basta con que el Congreso de permiso a los médicos para realizar ciertas acciones.

 

Es necesario, añadió, hacer un compromiso para avanzar en una armonización integral de los derechos, a efecto de que las personas puedan evitar el sufrimiento en los momentos cruciales de la vida y la muerte.

 

Elvia Marcela Mora Arellano, del Partido Encuentro Social (PES), destacó que la prioridad en el modelo de salud debe ser velar para que la vida termine de la manera más digna, en el menor desamparo y dolor posible. Aceptarla como proceso natural y no como tratamiento frustrado. Ahora, precisó, se incorporan cuidados paliativos multidisciplinarios y los médicos deberán tener una óptica más humanista para proporcionar una etapa terminal digna para el paciente y familiares.

 

El dictamen fue enviado a la Cámara de Diputados para concretar sus efectos constitucionales y de ser aprobada la reforma, el presidente López Obrador la publicará en un decreto.

Please follow and like us: