García Lorca: perenne voz de los rechazados, los marginados y los perseguidos

 

  • Exitosa presentación de Lorquianas, el legado de Federico García Lorca en el Centro de Arte Dramático
  • Escrita y dirigida por el Maestro Jorge del Río esta obra maravillosa muestra la total vigencia y actualidad del pensamiento poético y teatral de García Lorca

 

El director de Lorquianas, Maestro Jorge del Río recibe cálida ovación del público. Foto: T E

 

Maysa MOYA.-Con gran éxito de público la  Compañía Teatral Viejo Coliseo presentó Lorquianas, el legado de Federico García Lorca este domingo 11 de agosto en el Centro de Arte Dramático, A.C. CADAC, ubicado en Centenario 26, en el centro de Coyoacán.

 

Escrita y dirigida por el Maestro Jorge del Río esta obra maravillosa muestra la total vigencia y actualidad del pensamiento poético y teatral de García Lorca quien fuera en su momento la voz de los rechazados, los marginados y los perseguidos.

 

Algunos integrantes de la Compañía teatral Viejo Coliseo. Foto: T E

 

De manera seductora y envolvente el director conduce al público a una aventura en el tiempo y vida del poeta: su nacimiento (1898) en la legendaria Granada, reminiscente de magia y encanto oriental, su juventud en la Residencia de Estudiantes ambiente de gran efervescencia intelectual al lado de figuras tan espectaculares como Luis Buñuel, Salvador Dalí y Rafael Alberti.

 

Al abordar la etapa de creación de las primeras obras de García Lorca el director consigue mostrar y transmitir al público la esencia misma de las preocupaciones del poeta: el amor como motor, fuerza y sentido de la vida, en paralelo con la búsqueda de cambios sociales; para ello Del Río incluye muy ingeniosamente momentos de la vida del poeta y fragmentos de sus obras que hasta el presente conmueven sentimientos y mueven conciencias.

 

Dieter Koll interpreta al biógrafo de Federico García Lorca, Ian Gibson. Foto: T E

 

Particularmente atractivas resultan las viñetas del poeta en Nueva York y la inclusión de las mujeres en la vida activa de la sociedad española previa a la Guerra Civil. En la primera Del Río logra crear con mínimos recursos la atmósfera de dinámico cosmopolitismo que asombrara y divirtiera a García Lorca; en la segunda el director Del Río propicia un desfile de las mujeres que enriquecieron la vida intelectual, científica, filosófica, académica y artística de esa España, dividida entre su pasado tanático, autoritario y conservador y un presente de nuevas exigencias sociales: equidad, justicia, inclusión.

 

De forma cruel pero necesaria -en apego a la verdad histórica- Del Río conduce a su público a la oscuridad más temible: la de la represión y asesinato de Federico García Lorca, poeta, director de teatro, dramaturgo, músico y pintor, fusilado a las 4:45 h de la madrugada del 18 de agosto de 1936, preludio de los días más negros de España: la Guerra Civil y el triunfo de la dictadura franquista.

 

Alegoría bailable de la República Española. Foto: T E

 

Catárticamente el director Del Río rescata a un público que exhibe emotivas lágrimas y nudos en la garganta con la réplica del filósofo Miguel de Unamuno al general franquista José Millán Astray, cuyos lemas eran Muera la inteligencia, Viva la muerte; diciéndole durante un enfrentamiento en la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936:

 

“Este es el templo de la inteligencia y yo soy su sumo sacerdote. Estáis profanando su sagrado recinto. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta, pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaríais algo que os falta: razón y derecho en la lucha. Me parece inútil el pediros que penséis en España. He dicho.”

 

El mensaje de respeto a los derechos humanos y tolerancia en nuestras diversidades es el valioso legado de García Lorca, patente en esta obra del Maestro Jorge del Río, expresó Maysa Moya, directora general de T E el diario de la Tercera Edad. Foto: T E

 

Así concluye la obra de Jorge del Río imposible de realizarse sin la participación de un cuadro actoral con grandes cualidades escénicas, entregado y disciplinado que incluye un número bailable de gran belleza coreográfica.

 

Los actores corresponsables de esta magnífica puesta en escena son Daniel Alexander, Dieter Koll, Miriam Ferrer, Zoila Fagoaga, Lola D’ Carcer, Toni Calva, Nelly Ferrer, Beatriz Juárez, Claudia de León, Columba Dominga, Verónica Barba, Silvia Pillado, Marco Arellano, Mario Zozoaga, Maricarmen Victoria, Gina Martell y Goretti Lipkies.

 

Cálida recepción de la obra por parte del público asistente. Foto: T E

 

Debe destacarse que el vestuario y el Sonido Gráfico contribuyen en gran medida al éxito de la obra, el primero fue diseñado por Vlady, Emilio Vega y Rosario Reyes (La Flaca); el segundo fue realizado por Claudio Rivera y la musicalización fue hecha por el autor y director de Lorquianas, el legado de Federico García Lorca Jorge del Río, fundador de la Compañía Teatral Viejo Coliseo, asistido eficazmente por Araceli Santacruz, Verónica Barba y Goretti Lipkies.

 

Por todo lo anterior T E el Diario de la Tercera Edad extiende a su público lector una atenta invitación a este viaje, esta aventura emocionante y trágica que fue la vida del poeta Federico García Lorca, una invitación a compartir su legado.

Please follow and like us: