Una Convención Interamericana de las Personas Mayores, ejemplo regional

 

  • Es el primer tratado internacional que regula de forma completa los derechos humanos de las personas mayores

 

Foto: T E

 

Recuperamos de la organización HelpAge, un movimiento global a favor de los derechos de las personas mayores, la siguiente síntesis de la Convención Interamericana de Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

La Convención Interamericana es el primer tratado internacional que regula de forma completa los derechos humanos de las personas mayores. Es un acuerdo entre los estados de América y solamente es de cumplimiento obligatorio cuando éstos la ratifican.

 

Los estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA), aprobaron la Convención el 15 de junio del año 2015. Hasta el momento seis países han ratificado la firma: Uruguay, Costa Rica, Bolivia, Chile, Argentina y El Salvador.

 

Mensajes clave de la Convención realizados por la Fundación Saldarriga Concha:

 

  1. Los derechos sexuales de las personas se mantienen a medida que envejecemos.

 

  1. La Convención fomenta una actitud positiva y un trato digno, respetuoso, y considerado hacia las personas mayores de 60 años.

 

  1. Todas las personas -en la medida que envejecemos- deben seguir disfrutando de una vida plena, independiente y autónoma, con salud, seguridad, inclusión y participación activa en la sociedad.

 

  1. La Convención promueve el reconocimiento de la experiencia, la sabiduría, la productividad y la contribución al desarrollo que brindamos a la sociedad cuando envejecemos.

 

  1. La Convención promueve el envejecimiento activo de toda la población como una forma de garantizar los derechos de las personas mayores de futuras generaciones, es decir, de toda la población que llegará a la vejez a corto, mediano y largo plazo

 

“Tener una convención es un soporte a la ley de Costa Rica, porque debe respetarse. Además al ser un acuerdo entre países aclara que la situación de las personas mayores debe ser una prioridad en la región”. Guillermo, 56 años.

 

“La Convención es en sí un medio para divulgar los derechos, de ahí la importancia de dar a conocerla para que todas las personas puedan acceder a ella”. Sonia, 67 años.

 

“La Convención viene a ratificar los derechos que ya se encontraban normados y a poner de forma muy clara otros, por ejemplo [el derecho a] la autonomía”. Rosemary, 66 años.

 

“Me parece que la Convención es un apoyo legal, tanto para nosotros en el voluntariado como a nivel de país. Lo malo es que a veces ni en las mismas instituciones se esfuerzan por dar a conocerla”. Virginia, 78 años.

 

La Convención se convierte entonces en un logro regional que promueve la protección de los derechos de las personas mayores, independientemente del país.

 

Foto: T E

 

¿Cuál es la diferencia entre la Convención Interamericana y una convención internacional?

 

La Convención Interamericana es un primer paso para que los países tengan responsabilidad legal ante los derechos de las personas mayores en la región. Sin embargo, la lucha debe ser global y éste debe ser tan solo un modelo para impulsar la Convención Internacional.

 

La Convención Interamericana únicamente protege a los países de la región latinoamericana que forman parte de la Organización de Estados Americanos (OEA). Siendo que el fenómeno del envejecimiento es mundial, la lucha debe ser para todos y para todas por igual.

 

Existen países que indican que una convención internacional no es necesaria, pues los derechos de las personas mayores ya se encuentran protegidos en otras legislaciones nacionales, sin embargo sabemos que lo que no queda explícito por escrito se vuelve invisible.

 

Necesitamos una legislación específica que hable de nuestros derechos en la vejez. Durante muchos años se ha interpretado que los derechos en general incluyen a las personas mayores, sin embargo se siguen dando situaciones de violencia y abusos en la vejez.

 

Por esto debe quedar claro en un documento internacional que nuestros derechos deben ser respetados a medida que envejecemos.

 

Foto: T E

 

¿Para qué una convención internacional por los derechos de las personas mayores?

 

Los derechos no cambian a medida que envejecemos, a pesar de esto, aún somos objeto de discriminación a causa de nuestra edad.

 

Una convención podría obligar a los gobiernos a:

 

  • Adoptar leyes no discriminatorias y asignar su presupuesto de manera más justa a todos los grupos de edad.
  • Recopilar datos desglosados por edad para ayudar a la toma de decisiones políticas.
  • Diseñar programas que beneficien a las personas mayores.
  • Desplegar campañas nacionales para reducir la discriminación en contra de las personas mayores y asegurar un trato digno y con respeto.
  • Proporcionar un sistema para vigilar la acción gubernamental y para hacer rendir cuentas a los gobiernos por sus acciones.

 

Las organizaciones de la sociedad civil y las personas mayores desempeñamos un papel clave en este proceso para demandar la Convención, presionar para que los gobiernos firmen este documento y exigir rendición de cuentas de las decisiones que toman.

Please follow and like us: