“El desafío sigue siendo enorme”

 

  • Ayotzinapa “Simboliza también todas las otras desapariciones en México”, dijo a cinco años de los hechos el representante de la ONU-DH
  • En México hay más de 40 mil desaparecidos, más de mil 200 fosas clandestinas y 26 mil cuerpos sin identificar
  • Entre ellos figuran periodistas y defensores de los derechos humanos

 

 

“El caso Ayotzinapa es un caso emblemático y simboliza también todas las otras desapariciones en México”, dijo el representante en México de la Organización de las Naciones Unidas sobe Derechos Humanos (ONU-DH), Jan Jarab, al acompañar a los familiares víctimas de estos jóvenes desaparecidos, padres y madres en su mayoría personas mayores.

 

En febrero pasado, el subsecretario de Gobernación de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, informó que en México hay más de 40 mil desaparecidos, más de mil 200 fosas clandestinas y 26 mil cuerpos sin identificar. Entre ellos figuran periodistas y defensores de los derechos humanos.

 

El representante en México de la ONU-DH saludó la buena voluntad del nuevo gobierno mexicano encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien invitó a la Oficina del Alto Comisionado y las familias a participar en las labores de esta Comisión. Sin embargo, aclaró Jarab, “aún con toda una nueva voluntad política, el desafío sigue siendo enorme”.

 

A cinco años de la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos, conocida como Ayotzinapa, miles de personas marcharon el pasado 26 de septiembre en calles del Centro Histórico de la Ciudad de México para conmemorar la trágica noche de Iguala y reclamar justicia.

 

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU-DH) marchó junto a las familias de las víctimas y las organizaciones que las apoyan.

 

“Estamos acompañando a las familias de los estudiantes de Ayotzinapa como lo estamos también haciendo en otros ámbitos en la Comisión Presidencial para la Verdad y Acceso a la Justicia”, expresó Jan Jarab.

 

“La investigación a través de los años ha sido muy mala investigación, con muchas irregularidades, encubrimiento, mentiras, fabricación de pruebas. Y distinguir de esto lo que es verdadero a lo que es fabricado es un trabajo titánico, y también romper el pacto de silencio será muy, muy difícil. Entonces, el desafío sigue y aún no sabemos ni el paradero ni qué realmente pasó con los 43”, señaló.

 

 

“Nuestro compromiso es de seguir acompañando este proceso, acompañando a las familias, a las organizaciones de Derechos Humanos que forman parte de la Comisión, como Centro Prodh, Tlachinollan, Fundar y SERAPAZ. Y acompañando al Subsecretario de Derechos Humanos y Población Alejandro Encinas y el gobierno en el nuevo esfuerzo de resolver este caso”, dijo el representante en México de la ONU-DH.

 

En la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario, donde la Universidad Nacional Autónoma de México otorgó el doctorado Honoris Causa a la titular de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL), Alicia Bárcena, egresada de esta institución educativa, la ceremonia se inició con un minuto de silencio por los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, desaparecidos hace cinco años.

 

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe fue la primera en recibir la distinción de manos del Rector de la UNAM, Enrique Graue, en el evento realizado en ese inmueble al sur de la Ciudad de México.

 

“Los jóvenes están enojados y tienen razón”, declaró Alicia Bárcena a la audiencia reunida en esa sala donde se otorgaron doctorados a diez personalidades nacionales y extranjeras por sus labores en favor de la sociedad, entre ellos el cineasta Alejandro González Iñárritu.

 

Fotos de Benjamín Hernández/CINU

Please follow and like us: