Nigromante

 

Nuevo Aeropuerto Internacional

 

Foto: sinembargo.mx

 

José Vilchis Guerrero.-Pareciera que la decisión sobre la ubicación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) se está cocinando con un criterio distinto al que originalmente se había aplicado, al poner a consideración de los colegios de ingenieros de México –y otras agrupaciones de especialistas-, que dieron su veredicto de que tendría que continuar la obra en Texcoco, pues ya se aplicaron más de cien mil millones de pesos y de cancelarse la obra se perderían 120 mil millones de pesos por las implicaciones que se incluyen luego de un avance de casi la tercera parte.

 

El caso es que por el momento sólo hay de tres sopas: se continúa la obra en Texcoco con la cancelación del aeropuerto actual, se mantendría Santa Lucía como aeropuerto miliar y se fortalecería el sistema aeroportuario del Valle de México con la rehabilitación del aeropuerto de Toluca.

 

Estas y otras deducciones quedaron expuestas luego de que el futuro titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú diera algunos detalles por el estilo de cómo será la consulta que se efectuará del 25 al 28 de octubre, como previamente lo había anunciado el vocero de la transición, Jesús Ramírez Cuevas.

 

Entre otros datos, dijo que una vez que se tengan los resultados del ejercicio, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador anunciará la decisión sobre el futuro de la obra. Al hablar al respecto en el búnker de la transición, Jiménez Espriú dijo a la prensa que el veredicto se dará a la semana siguiente a la consulta que realizará el equipo del próximo gobierno federal –que no el Instituto Nacional Electoral-.

 

Como si no hubiera habido una consulta a los especialistas que opinaron al respecto de las ventajas de Texcoco por encima de Santa Lucía, el jueves Jiménez Espriú dijo que una vez con los resultados, el equipo del presidente electo dará a conocer una decisión.

 

Para la realización de la consulta, Jiménez Espriú precisó que se instalarán 1,073 mesas con urnas en 538 municipios del país, que son las ciudades capitales de los estados y otras donde vive 80% de la población del país. Las mesas estarán abiertas de las 8:00 a las 18:00 horas.

 

Aunque todavía no se conocen las preguntas de la consulta, -ya se están elaborando, informó el vocero Ramírez Cuevas- Jiménez Espriú dijo que los días 27 y 28 de octubre, sábado y domingo, se darán a conocer en conferencia de prensa, así como los materiales que se utilizarán y el costo del ejercicio. Los organizadores adicionalmente harán una encuesta domiciliaria en esos días.

 

El equipo del futuro gobierno procesará la información sobre los votos con una aplicación que asegura está exenta de ser hackeada. “Es una aplicación que hicieron técnicos propios, no tiene que ver el INE, dijo Ramírez Cuevas.

 

Rehabilitación del aeropuerto de Toluca

 

La rehabilitación del aeropuerto de Toluca se realizará independientemente de cuáles serán los resultados de la consulta que el equipo de Andrés Manuel López Obrador realizará sobre el futuro del NAIM, según Jiménez Espriú, quien volvió a la carga con la tesis del aeropuerto en Santa Lucía.

En abierto reto a la opinión pública ante la cual se pusieron a consideración los resultados de los estudios del dictamen de los distintos organismos de pilotos, ingenieros, arquitectos y otros especialistas aeroportuarios que decidieron por Texcoco, habló de construir una nueva pista en la terminal aérea de Toluca para atender las necesidades de movilidad del Valle de México.

El equipo de López Obrador decidió ampliar su alternativa de que, frente a la construcción actual en el Lago de Texcoco, se mantenga en operación el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) y se amplíe la base militar de Santa Lucía. Ahora, los integrantes del próximo gobierno plantean complementar esto con la rehabilitación del aeropuerto de Toluca.

 

La cuestión ya se politizó desde que Vicente Fox propuso Texcoco con la adquisición abusiva (despojo) de los terrenos de San Salvador Atenco y otros municipios, paralelamente al proyecto del grupo Hidalgo encabezado entonces por el gobernador Manuel Ángel Núñez, quien propuso Tizayuca como sede alterna a la construcción del NAIM. El proyecto tuvo el visto bueno del Colegio de Ingenieros de México en 2002.

 

“Primero fue el Grupo Hidalgo, posteriormente el Grupo Atlacomulco desplazó a Manuel Ángel por una cuestión meramente política y el presidente Peña Nieto lo destituyó como director del Grupo Aeroportuario, para que la gente de Gerardo Ruiz Esparza se hiciera cargo. Ahora viene el equipo de transición de López Obrador con una idea preconcebida de Santa Lucía, apoyado por el arquitecto José María Riobóo, que quiere pasar por encima de los estudios de especialistas que se han inclinado por Texcoco”, dijo a Nigromante Rafael Hernández Soriano, quien fue presidente de la Comisión Especial de seguimiento al NAIM en la LXIII Legislatura. Mencionó que ya entregó un estudio de la comisión legislativa al equipo de AMLO.

 

“Si no se procede con criterios que respeten el medio ambiente y el entorno social, será una equivocación del equipo de transición; si no se construye progresivamente, una parte del NAIM estará sin utilizar los próximos 30 años. Así se construye en otros países: progresivamente, conforme a la demanda y una mayor atención a los turistas que llegan”, concluye Hernández Soriano.

Please follow and like us: