Finalmente el gobierno de México firmará el Convenio 187 que legaliza los empleos domésticos

 

  • De las dos millones 500 mil personas trabajadoras en estas actividades, aproximadamente el 99.2 por ciento carece de un contrato, 92 por ciento carece de seguridad social
  • Además, la gran mayoría de las personas trabajadoras del hogar viven en condiciones de marginación y pobreza, y muchas de ellas sufren discriminación y abuso

 

Foto: Antonio Saavedra y Paola Ruiz

 

Finalmente, después de que los gobiernos del Partido Acción Nacional y del Partido Revolucionario Institucional se negaban a darles seguridad social y discriminaban a las personas dedicadas a los trabajos domésticos, el actual gobierno mexicano decidió firmar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo, el cual obliga a los Estados a legalizar este tipo de empleos que realizan cerca de dos millones 500 mil personas, desde muy jóvenes hasta personas mayores, en hogares mexicanos.

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, al tercer trimestre de 2019, el 90 por ciento de esta población trabajadora de quehaceres en el hogar que ha estado sin derechos laborales y seguridad social en el país, son mujeres con un salario promedio de tres mil 151 pesos mensuales.

 

De las dos millones 400 mil personas trabajadoras en estas actividades, aproximadamente el 99.2 por ciento carece de un contrato, 92 por ciento carece de seguridad social. Además, la gran mayoría de las personas trabajadoras del hogar viven en condiciones de marginación y pobreza, y muchas de ellas sufren discriminación y abuso, puso en evidencia Marcelina Bautista, presidenta del Centro de Apoyo y Capacitación de las Trabajadoras del Hogar (CACECH).

 

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, informó que el pasado 28 de noviembre se envió el convenio 189 a la cancillería y lo firmaría el presidente Andrés Manuel López Obrador, para ser presentado al Senado de la República para su ratificación y posteriormente, después de este proceso, la Secretaría de Gobernación lo publicará en el Diario Oficial.

 

Este anuncio fue hecho el pasado jueves 5 de diciembre por esta funcionaria durante una conferencia de prensa mañanera en el Salón de la Tesorería de Palacio Nacional, donde Marcelina Bautista, recordó que este reconocimiento de nuestros derechos laborales se ha logrado después de una larga lucha. Fueron años de recorrer y tocar puerta por puerta en los tres poderes de gobierno, así como en organizaciones nacionales a internacionales, dijo Bautista al presidente López Obrador.

 

En un lapso de 20 años, añadió, hemos sumado a nuestro movimiento voces que fortalecieron y que finalmente nos escucharon.

 

Foto: Antonio Saavedra y Paola Ruiz

 

Presidenta del Centro de Apoyo y Capacitación de las Trabajadoras del Hogar recordó que hace un año precisamente la Corte declaró inconstitucional no brindarles seguridad social a las personas trabajadoras del hogar y mencionó que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fue la primera institución en reconocer esos derechos al crear un programa piloto para trabajadoras del hogar, junto con una reforma de la Ley Federal del Trabajo que les reconoce sus derechos laborales.

 

Bautista hizo un llamado a los empleadores a inscribir a sus trabajadoras al IMSS e hizo también un llamado a sus compañeras de trabajo para que platiquen con sus empleadores para garantizar estos derechos. No es solamente por cuestión de derechos fundamentales, sino también una manera de brindar seguridad y dignidad a ambas partes, agregó.

 

Zoé Robledo, director del IMSS, recordó que hace exactamente un año la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió una sentencia por la cual declaró discriminatorio excluir a las empleadas domésticas del régimen obligatorio del Seguro Social.

 

Más allá de un mandato jurídico, “es una obligación moral y ética que una persona que trabaja en el hogar tenga estos derechos que ya mandató la Corte”, dijo el funcionario público de la institución que da servicio a unos 74 millones de la población mexicana.

 

Informó que hasta la fecha han sido afiliadas, que son 11 mil 947 a la fecha, 76 por ciento son mujeres y el resto son hombres. El 26 por ciento se ubica en la Ciudad de México y el Estado de México. Los rangos de edad están concentrados entre los grupos de 40 y 49 años; y el 57 por ciento en el grupo de más de 50 años.

 

Mencionó que en 1997 se realizó una reforma al Seguro Social para afiliar a estas personas trabajadoras, por la cual solamente se inscribieron, tres mil 848 personas, cifra que para el funcionario “era nada más una suerte de simulación” ya que en más de 20 años solamente tres mil personas se afiliaron, porque carecía de los mecanismos para que realmente se salvaguardaran derecho de este grupo de personas trabajadoras.

 

Reconoció que aunque no es satisfactorio en términos del enorme universo de este tipo de trabajos en México, ya que en los ocho meses del plan piloto se han inscrito solamente 11 mil 947, ya hay una base sobre la cual podemos trabajar y no incluía guarderías, y tampoco no había cobertura de preexistencias.

 

Citó que hasta ahora de las 11 mil 947 personas inscritas en el Seguro Social, el 76 por ciento son mujeres, el resto hombres; 26 por ciento se ubican en la Ciudad de México y Estado de México, y el rango de edad está concentrado en el grupo de más de 50 años, con el 57 por ciento.

 

*Es objetivo principal del Convenio 187 de la Organización Internacional del Trabajo es eliminar las medidas discriminatorias que afectan a las trabajadoras y los trabajadores del hogar y al resto de trabajadoras en horas de trabajo y descanso, salario, derecho a la seguridad y salud en el trabajo, condiciones de vivienda para quienes trabajan de planta, acceso a seguro social, protección de maternidad o erradicación de abusos.

 

*El Convenio 189 ha sido ratificado y está en vigor en Alemania, Argentina, Bélgica, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Filipinas, Finlandia, Guyana, Irlanda, Italia, Mauricio, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Portugal, República Dominicana, Sudáfrica, Suiza y Uruguay.

 

Fuente: Marta Cebollada, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, 2016.

Fotografías: Antonio Saavedra y Paola Ruiz.

Please follow and like us: