La batalla que va perdiendo México

 

  • Es el segundo país con más obesidad y el sobre peso en su población
  • Producen cánceres, diabetes e hipertensión
  • En Chiapas, donde hay más agua dulce, es la región del mundo donde la población indígena consume más Coca Cola

 

Foto: T E

 

El sobrepeso y la obesidad son las fuentes del mayor número de enfermedades entre los habitantes del país. Son las principales causas de diabetes, cánceres, hipertensión y enfermedades del corazón que forman parte de las estadísticas de mortalidad en México y afectan ya a la población infantil y juvenil.

 

México es el segundo país con más sobrepeso y obesidad. Pierde más de 400 millones de horas laborables por diabetes asociada a estos padecimientos, lo que equivale a 184 mil 851 empleos de tiempo completo.

 

Hace unos días, el director general del Instituto Mexicano del Seguro Social, el maestro Zoe Robledo, advirtió tras presentar estas cifras, que a pesar del trabajo coordinado de las instituciones de salud del actual gobierno, México ha ido perdiendo la batalla contra la obesidad y el sobre peso que afecta a más del 70 por ciento de la población.

 

Al consumo de refrescos y de productos alimenticios llamados chatarra se atribuye el aumento de etas enfermedades. Solamente en el Estado de Chiapas, donde prevalece la pobreza extrema en su población mayoritariamente indígena, las personas consumen en promedio 2.25 litros de refrescos por día.

 

Foto: T E

 

Zoé Robledo, director del IMSS mencionó a este dramático caso basado en un estudio del Centro de Investigaciones Multidisciplinarias sobre Chiapas y Centroamérica de la UNAM, que indica que Chiapas es la región del mundo donde más se consume refresco.

 

“Paradójicamente, en la región de Los Altos de Chiapas, donde se concentra el mayor número personas pobres de todo el país, a pesar de estar cerca de fuentes de agua dulce, las comunidades indígenas consumen más Coca-Cola que agua”, expuso.

 

En 2014, con la estrategia de un peso por litro de refresco se recaudaron casi 100 mil millones de pesos.

 

“En aquel momento, la pasada administración hizo un compromiso, dijeron que iban a hacer 40 mil bebederos en escuelas públicas, la cifra al final fue de 11 mil, es decir, se hizo una cuarta parte. Un bebedero cuesta entre 12 mil y 40 mil pesos.”, mencionó Robledo.

 

Zoé Robledo dijo que los funcionarios de la Cuarta Transformación deben ser aquellos que enseñen a comer bien a los mexicanos.

 

Especialistas mexicanos han señalado que el sistema de salud del país en sus distintos niveles, no está preparado para el manejo y diagnóstico de las enfermedades crónicas como la diabetes, cánceres e hipertensión, regular tratamientos y ser poco eficiente para alcanzar los objetivos terapéuticos, lo que incrementa los presupuestos de salud.

 

Foto: T E

 

“Si la generación de Vasconcelos, en la Tercera Transformación de la vida pública, le enseñó a leer a México, la Cuarta Transformación se comprometa a ser la generación de funcionarios que enseñe a comer bien, a comer sano, para que entonces vivan más y existan de una mejor manera posible”, expresó, sin embargo, de manera optimista Robledo.

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social es la institución fundada en la década de los cuarenta del siglo pasado, que da servicio a la mayor población del país, más de 74 millones de derechohabientes de sus 129 millones de habitantes en las 32 entidades de la República.

 

Robledo participó en el “Seminario: sobrepeso, obesidad y diabetes: efectos sobre la competitividad del país”, organizado por la Secretaría de Economía, donde anunció que su administración canceló los permisos a las tiendas de conveniencia que operaban en las instalaciones del Seguro Social, unidades hospitalarias principalmente y en clínicas, donde se expendían productos chatarra y refrescos con altos contenidos de azúcares.

 

Robledo reconoció en ese Seminario que el Estado mexicano en la guerra al sobrepeso, obesidad y diabetes, “hay que reconocerlo, es una guerra que vamos perdiendo”.

 

Foto: T E

 

Para combatir estos males apocalípticos en la salud de la población mexicana, Robledo sugirió promover la alimentación correcta, la práctica diaria de actividad física y el fomento de entornos saludables.

 

Para este joven funcionario mexicano, ante especialistas y funcionarios, “estas acciones pueden ser positivas si se operan de manera integral”.

 

Advirtió al mismo tiempo que si las instituciones mexicanas lo hacen de manera aislada de manera aislada, “poco vamos a poder hacer para superar los problemas de sobrepeso y obesidad”.

 

Robledo aseguró que con instituciones de salud, “hemos hecho un trabajo realmente coordinado, de sector, todo el tiempo, todos los días trabajamos, ya no como islas”.

 

Para el Seguro Social, agregó, el reto fundamental es acercar alimentos saludables, agua potable y cultura a todos los rincones del país.

 

En este sentido, el titular del Seguro Social citó que el IMSS cuenta con la Cartera de Alimentación Correcta y Actividad Física, la cual se entrega en 300 Unidades de Medicina Familiar (UMF).

 

Para fortalecer la cultura de prevención durante el chequeo, Robledo mencionó nueve Estrategias Educativas de Promoción de la Salud y una estrategia “Aprendiendo a comer bien” para atender de manera anticipada la educación nutricional en el primer nivel de salud, en particular en escuelas y universidades.

Please follow and like us: