La enfermedad que no debería ser una sentencia de muerte

 

  • México recuerda el Día Mundial contra el Cáncer con desabasto de medicamentos
  • Atención a pacientes de primera, segunda, tercera y de cuarta
  • El cáncer es la tercera causa de muerte en México y la segunda en Latinoamérica
  • Los factores de riesgo comprobados que contribuyen al desarrollo del cáncer son el tabaquismo
  • Ocasiona hasta el 30 por ciento de los tumores malignos y afecta a 16 órganos

 

Foto: T E

 

El cáncer se presenta cuando los cambios que se producen en un grupo de células normales del organismo generan un crecimiento anómalo e incontrolado, que da lugar a un bulto llamado tumor; esto ocurre con todos los cánceres, excepto en la leucemia denominado cáncer de la sangre.

 

Si no se tratan, los tumores pueden crecer y diseminarse por el tejido normal circundante o a otras partes del organismo, a través de la corriente sanguínea y el sistema linfático, y afectar a los aparatos digestivo y circulatorio, así como al sistema nervioso, o liberar hormonas que podrían afectar las funciones del organismo.

 

Los cánceres de pulmón, mama y colorrectal son los tres grupos más frecuentes en número de casos, y están entre los cinco primeros en términos de mortalidad. El más mortífero es el de pulmón, debido principalmente al deficiente diagnóstico en todo el mundo.

 

Cada cuatro de febrero se recuerda desde el principio de siglo “El Día Mundial contra el Cáncer”, es una iniciativa de la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC), en el marco de la Cumbre Mundial contra el Cáncer para el Nuevo Milenio, celebrada en París.

 

En México esta fecha se recuerda con desabasto de medicamentos contra el cáncer en los hospitales del sector público, de la secretaría de Salud; en el Instituto Mexicano del Seguro Social y en el Instituto Nacional de Seguridad Social y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

 

Foto: T E

 

“En este país, tenemos pacientes de primera, como los que se atienden en los hospitales de la Secretaría de la Defensa Nacional, en la Marina, en Pemex, donde tienen acceso a todos los medicamentos. De segunda, el ISSSTE, de tercera el IMSS y de cuarta los que ahora están dentro del INSABI”, dijo a un diario de la Ciudad de México, Mayra Galindo, Directora de la Asociación Nacional de la Lucha contra el Cáncer.

 

Según la UICC, la organización mundial más grande y antigua contra esta patología, es posible evitar al menos un tercio de los cánceres, y se podrían salvar hasta 3 millones 700 mil vidas al año con estrategias de prevención, detección temprana y tratamientos adecuados.

 

EI nstituto Nacional de Cancerología (INCan), en un informe oficial, ha diagnosticado 191 mil casos de cáncer al año. Lamentablemente 84 mil de estos casos de pacientes fallecieron. Estas cifras lo ubican como la tercera causa de mortalidad en el país y la segunda en Latinoamérica.

 

Para el director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Abelardo Meneses García, el cáncer más frecuente en el país es el de mama, con 27 mil 500 casos por año; seguido del de próstata con 25 mil; colon, 15 mil; tiroides 12 mil; cervicouterino, 7 mil 870 y de pulmón con 7 mil 810.

 

Foto: T E

 

El cáncer de mama ocasiona 7 mil defunciones al año, el de próstata 6 mil 900; colon, 7 mil; tiroides, 900; cervicouterino, 4 mil, y pulmón, 6 mil 700.

 

Meneses García explicó que los factores de riesgo comprobados que contribuyen al desarrollo del cáncer son el tabaquismo que, por sí solo, ocasiona hasta el 30 por ciento de tumores malignos y afecta a 16 órganos.

 

También son causa de esta temible enfermedad el sobrepeso y la obesidad; infección por virus como el papiloma humano, hepatitis B y C; la exposición a sustancias carcinógenas ambientales u ocupacionales; la exposición constante a la luz solar sin protección solar y la falta de actividad física.

 

Solo el 10 por ciento de todos los tumores están asociados al factor hereditario y dentro de esta categoría se encuentran el cáncer de mama, de próstata, colon y cuerpo uterino (endometrio). El riesgo aumenta si la persona está expuesta a más de un factor.

 

“Es una enfermedad causada por alteraciones genéticas que se acumulan a lo largo de años o décadas y provocan cambios en el metabolismo de las células”, señaló en otra entrevista por separado Felipe Vaca Paniagua, investigador del Laboratorio Nacional en Salud de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Esto se refleja en una mayor proliferación celular y en una reducción de la muerte celular, y en las últimas etapas de la enfermedad estas células se vuelven invasoras, en un proceso conocido como metástasis”, dijo Vaca Paniagua participante de ese Laboratorio en una entrevista en ocasión del “Día Mundial contra el Cáncer”, que se conmemora cada 4 de febrero.

 

Foto: T E

 

Solamente el 10 por ciento se debe a causas genéticas

 

Vaca Paniagua indicó que entre 10 y 15 por ciento de los casos se debe a causas genéticas. En este laboratorio, los universitarios trabajan en sus etapas tempranas, “incluso antes de que se exprese la enfermedad”.

 

“Una de las acciones más importantes es crear conciencia entre la población, pues también hay factores ambientales de riesgo, como la mala alimentación, sobrepeso y obesidad, falta de ejercicio físico y consumo de alcohol y tabaco”, señaló el universitario Vaca Paniagua.

 

Para el director general del Instituto Nacional de Cancerología (INCan) la prevención y detección temprana son esenciales para disminuir las cifras de mortalidad por cáncer, ya que en México se registra 14 por ciento de las defunciones por esta enfermedad,

 

En entrevista, Abelardo Meneses García explicó que el 30 por ciento de casos son prevenibles y otro 30 por ciento se puede diagnosticar oportunamente, lo que generaría un 60 por ciento de probabilidad de curación, razón por la que es importante fomentar estas acciones ya que el cáncer, durante su etapa inicial, no duele.

 

Cuando se registran los síntomas, advirtió, es porque ya está avanzado ya que comprime los nervios y ocasiona dolor u obstrucción, dependiendo de donde crezca el tumor.

 

El INCan realiza campañas de difusión de información y programas encaminados a disminuir los tumores más frecuentes, como la detección oportuna del cáncer de colon que ha permitido detectar 10 por ciento de tumores malignos en etapa curable.

 

Meneses García También habló del programa OPUS para detección de cáncer de próstata, mediante el cual se ha logrado detectar 40 por ciento de casos en etapa temprana. Esto, sin dejar de lado la realización constante de mastografías para reducir cáncer de mama y papanicolaou para el cáncer de cérvix.

 

Es necesario que la gente participe corrigiendo sus hábitos dañinos que permitan mejorar su calidad de vida, dijo al hacer énfasis en la prevención como factor clave, por lo que recomendó designar un día al año para realizarse un chequeo y explorar su cuerpo y ante cualquier anomalía registrada, es necesario acudir al médico para que sea diagnosticada tempranamente.

 

Foto: T E

 

El cáncer no debe ser una sentencia de muerte

 

En otro ámbito, Elisabete Weiderpass, Directora del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) es optimista. Para esta investigadora internacional en los últimos 50 años se han realizado avances impresionantes en la investigación para la prevención y tratamiento del cáncer.

 

Se ha reducido el número de muertes por esta enfermedad, aseguró. Los países de ingresos altos han adoptado programas de prevención, diagnóstico temprano y cribado que, junto con unos mejores tratamientos, han ayudado a reducir un 20% la mortalidad prematura entre 2000 y 2015, según los cálculos realizados.

 

Sin embargo, lamentó, por el contrario, en los países de bajos ingresos, la mortalidad prematura solo se ha reducido un 5 cinco por ciento.

 

En gran medida, explicó Weiderpass, esto se debe a que esos países han tenido que dedicar los limitados recursos sanitarios de los que disponen a luchar contra enfermedades infecciosas y a mejorar la salud materno infantil, por lo que los servicios de salud no están equipados para la prevención, la realización de pruebas de diagnóstico y el tratamiento del cáncer.

 

En 2019, más del 90% de los países de ingresos altos indicaron que disponían de amplios servicios para tratar el cáncer en sus sistemas de salud pública, en comparación con menos del 15% de los países de bajos ingresos.

 

Ren Minghui, Subdirector General para Cobertura Sanitaria Universal y Enfermedades Transmisibles y No Transmisibles de la Organización Mundial de la Salud, consideró en un nuevo recordatorio de Día del Cáncer que cuando la gente tiene acceso a una atención primaria y a sistemas de referencia, es posible detectar el cáncer a tiempo, tratarlo adecuadamente y curar al paciente.

 

El cáncer no debería ser una sentencia de muerte para nadie, en ningún lugar del mundo, dijo este especialista de la OMS.

 

Please follow and like us: