“La edad tiene mucho peso” para morir del virus Covid 19

 

  • La tasa de mortalidad por encima de los 80 años fue de casi el 15%, por encima de los 70 del 8% y por debajo de esta edad es de sólo el 1%.

 

Foto: T E

Susana Sánchez.-La mayoría de las víctimas mortales son personas mayores. El último reporte es el de un australiano de 78 años que viajaba en el crucero Diamondd Princess que estuvo en cuarentena en el puerto de Osaka, en Japón, mientras en Ecuador se informó de una mujer mayor que viajó desde España, quien llegó a su país sin síntomas, ya se encontraba en estado crítico.

 

En Japón ya habían fallecido dos personas mayores que también viajaban en ese crucero Diamondd Princess llamado “crucero del infierno”, mientras en Italia un hombre de 78 años murió en Padua víctima del virus.

 

En México, las autoridades de salud del país han desechado difundir una alerta general “porque esta es una enfermedad infecciosa de corta duración” de siete a 10 días”, mientras la Organización Mundial de la Salud elevó el pasado viernes el riesgo internacional de propagación del coronavirus COVID-19 de “alto” a “muy alto”.

 

Las autoridades de salud del país se han limitado a declarar, sin mayores medidas específicas para las personas mayores y a disminuir la interpretación de la palabra “pandemia”, que “las personas que son adultas mayores, mayores de 60 años, los niños menores de cinco, las mujeres embarazadas, las personas que padezcan diabetes, las personas que tienen enfermedad del corazón, las personas que tienen enfermedad pulmonar, las personas que tienen cáncer y otras enfermedades que deprimen el sistema inmune, con bajas defensas como se dice popularmente”, estarían en riesgo de contraer la epidemia.

 

Foto: T E

 

“No cumple las características para ser considerada una emergencia”, dijo Hugo López Gatell Ramírez, el principal vocero del gobierno mexicano en esta crisis, durante la conferencia en el área que llevó el nombre de salón de la Tesorería por su espléndida arquitectura.

 

En España, un estudio difundido estos días por la Microbiología Clínica de la Clínica Universidad de Navarra Gabriel Reina, publicado JAMA, la revista de la Asociación Estadounidense de Medicina, advierte que la tasa de mortalidad por encima de los 80 años fue de casi el 15 por ciento; por encima de los 70 del 8 por ciento y por debajo de esta edad -el grueso de pacientes detectados por ejemplo en España- de sólo el 1 por ciento.

 

Es este último estudio dirigido por dos investigadores de los Centros Chinos para el Control y Prevención de las Enfermedades que analiza 72 mil 314 casos de Covid 19 registrados en China sobre los riesgos de morir por este virus, determinó en que “la edad tiene mucho peso”.

 

En esta investigación se pone en evidencia que “un 10,5 por ciento de los afectados por COVID-19 que tenían antes diabetes fallecieron por el nuevo coronavirus, como lo hizo el 7,3 por ciento de los diabéticos afectados, el 6,3 por ciento de los que tenían una enfermedad crónica respiratoria, el 6 por ciento de los que sufrían hipertensión y el 5,6 por ciento de los que sufrían un cáncer”, de acuerdo con la publicación El Español.

 

Esta publicación señala que “el aumento de letalidad del coronavirus en grupos de edad avanzada tiene lógica porque “el sistema inmune está más debilitado según avanza la edad”.

 

Para un experto citado por esa publicación “una edad superior a 75 años siempre implica un mayor riesgo de tener cualquier infección, pero que la calidad de vida de la persona también influye”.

 

“No es lo mismo tener esa edad en India que en España”, enfatiza el experto.

 

Foto: T E

 

En México, la noche del sábado, en el salón donde se llevan a cabo las llamada conferencias “mañaneras”, del presidente Andrés Manuel López Obrador, uno de los voceros, el Doctor Reyes Terán, de la secretaría de Salud citaba el mismo estudio sobre los riesgos de letalidad por el nuevo coronavirus: 14,8 por ciento en edades superiores a los 80 años; 8 por ciento en edades mayores de 70 años y 3,6 por ciento en la edad mayor a los 670 años.

 

Para la información difundida en España, son las defensas más bajas donde se presentan “más posibilidades de infección”, con más gravedad.

 

La señora mayor que llegó a su país Ecuador es residente en España, quien llegó a Quito sin algún síntoma es uno de los casos que representan aún un enigma como contacto de infección.

 

En México, las autoridades de Salud intentan disminuir la tensión por la llegada del virus a través de tres casos comprobados hasta el sábado pasado. Los consumidores han acabado las reservas de tapabocas de las farmacias en distintos puntos del país, principalmente en la Ciudad de México donde solamente es posible adquirirlos en paquetes con otros productos y a precios encarecidos.

 

La incredulidad de la población tiene su fuente el descrédito de las autoridades dado lo desabasto y escasez de medicamentos en clínicas gubernamentales para atender el cáncer de niños, mujeres y personas mayores, incluso otros medicamentos para contrarrestar la diabetes y la hipertensión, en la población más vulnerable para ser contagiados por el virus, a pesar de que el gobierno descarta una crisis masiva de contagios por el virus.

 

En Washington, la Organización Panamericana de Salud (OPS) ha desechado prácticamente que el uso de mascarillas o tapabocas para toda la población, ya que solamente son útiles efectivos para los trabajadores de la salud y para que los enfermos no diseminen el virus.

 

Foto: T E

 

Esta Organización solamente recomienda su uso para las personas que tienen síntomas respiratorios como tos, estornudos o dificultad para respirar, incluso cuando buscan atención médica, para proteger a los que están a su alrededor.

 

Asimismo, para las personas y familiares que brindan atención a personas con síntomas respiratorios, así como para los trabajadores de la salud, cuando ingresan a una habitación con pacientes o cuando tratan a un individuo con síntomas respiratorios, y de acuerdo con el tipo de atención que se brindará.

 

La OPS insistió en que ninguna de estas circunstancias, el solo uso de una máscara facial no garantiza la detención de infecciones y debe combinarse con otras medidas de protección personal, como la higiene de las manos, mantener la distancia de las personas con síntomas, y mantener la higiene respiratoria, o etiqueta para la tos. Recomendaciones que son para el público en general.

 

La Organización Mundial de la Salud ha emitido diez recomendaciones específicas para que los ciudadanos, se protejan del coronavirus.

 

  1. Lavarse las manos

Lávese las manos regularmente con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón. Tocarse la cara después de tocar superficies contaminadas o a personas enfermas es una de las formas en que se puede transmitir el virus. Al limpiar las manos se puede reducir el riesgo.

 

  1. Limpieza de superficies

Limpie regularmente con desinfectante las superficies como bancos de cocina y escritorios de trabajo .

 

  1. Informarse

Infórmese sobre el COVID-19 a través de fuentes confiables: su agencia de salud pública local o nacional, el sitio web de la OMS o su profesional sanitarios local. Todos deben conocer los síntomas: para la mayoría de las personas, comienza con fiebre y tos seca, no con secreción nasal. La mayoría de las personas tendrá una enfermedad leve y mejorará sin necesidad de ningún cuidado especial.

 

  1. Evitar los viajes

Evitar viajar si tiene fiebre o tos, y en caso de enfermarse durante un vuelo, informar a la tripulación de inmediato. Una vez que llegue a casa, póngase en contacto con un profesional de la salud y cuéntele dónde ha estado.

 

  1. Cuidado al toser o estornudar

Si tose o estornuda, hágalo en la manga o use un pañuelo de papel. Deseche el pañuelo inmediatamente en un contenedor de basura cerrado y luego lávese las manos.

 

  1. Si es mayor, evitar las áreas muy concurridas

Si tiene más de 60 años o si tiene una afección subyacente como una enfermedad cardiovascular, una afección respiratoria o diabetes, corre un mayor riesgo de desarrollar una enfermedad grave. Podría tomar precauciones adicionales para evitar áreas abarrotadas o lugares donde pueda interactuar con personas enfermas.

 

  1. Quedarse en casa si se está enfermo

Si no se siente bien, quédese en casa y llame a su médico o profesional de salud local. Él o ella le hará algunas preguntas sobre sus síntomas, dónde ha estado y con quién ha tenido contacto. Esto ayudará a asegurarse de que reciba el asesoramiento correcto, se dirija al centro de salud adecuado y evitará que infecte a otros.

 

  1. Cuidados en casa

Si está enfermo, quédese en casa y coma y duerma por separado de su familia, use diferentes utensilios y cubiertos para comer.

 

  1. Consultar con el médico

Si tiene dificultad para respirar, llame a su médico y busque atención médica de inmediato.

 

  1. Hablar con la comunidad y el trabajo

 

Please follow and like us: