Más de cien organizaciones demandan a la ONU Plan de acción para las personas mayores

 

  • La pandemia profundiza su discriminación y exclusión en el derecho a la vida, la atención sanitaria y los cuidados paliativos
  • “La pandemia ha demostrado la necesidad de crear marcos legales más fuertes a nivel nacional e internacional para proteger los derechos de las personas mayores y tenerlas en cuenta en las respuestas sociales, económicas y humanitarias”

 

Foto: T E

 

Madrid.- Tras lamentar que aún no exista una política o estrategia de todo el sistema de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre envejecimiento y personas mayores, ni tampoco una agencia líder o un mecanismo formal de colaboración entre los organismos de la ONU, más de cien organizaciones de todo el planeta, en una carta difundida Helpage international de España, llaman al secretario general de esa institución internacional, António Guterres, a llevar a cabo un plan de acción que ayude a fortalecer la inclusión de las personas mayores en el sistema de las Naciones Unidas.

 

La pandemia ha afectado y amplificó la discriminación, el derecho a la vida, a la salud, a la autonomía personal, a la atención sanitaria, a los cuidados paliativos, a la seguridad y a disfrutar de una vida libre de violencias, abusos o negligencias.

 

Ante la crisis por la covid-19, las lagunas en la coordinación y el liderazgo han llevado a disparidades entre los riesgos objetivos y las necesidades de las personas mayores, su visibilidad dentro de los planes de respuesta de la agencia y su prioridad dentro de la respuesta general, destacan esas organizaciones en su carta al secretario de la ONU.

 

Estas organizaciones valoran de forma muy positiva el informe sobre el impacto de la Covid-19 en las personas mayores que presentó el Secretario General de Naciones Unidas el pasado mes de mayo.

 

Foto: T E

 

António Guterres, Secretario General de la ONU, presentó en mayo un informe sobre el impacto que está teniendo la covid-19 en las personas mayores. Este informe presenta una serie de recomendaciones en estas áreas y supone un recurso muy importante para responder a la covid-19.

 

El informe de la ONU difundido por HelpAge International, como miembro de la Alianza Global por los Derechos de las Personas Mayores (GAROP), de su sede en España, señala algunos de los derechos humanos que se han visto afectados por esta pandemia, como el derecho a la vida, a la salud, a la autonomía personal, a la atención sanitaria, a los cuidados paliativos, a la seguridad y a disfrutar de una vida libre de violencias, abusos o negligencias.

 

Justin Derbyshire, Director Ejecutivo de HelpAge International, destacó el liderazgo en la defensa de los derechos de las personas mayores asumido por Secretario General de la ONU y agradeció que reconozca la gran cantidad de riesgos que la covid-19 tiene en la vida de las personas mayores, ya que esta pandemia supone una gran amenaza a su salud, derechos y bienestar social y económico.

 

“Esta pandemia ha aumentado las desigualdades preexistentes, el edadismo y la discriminación, así como los desafíos enfrentados para acceder a la atención médica y la asistencia humanitaria”, dijo Justin Derbyshire.

 

Las respuestas a la pandemia hasta la fecha no han logrado incluir adecuadamente a las personas mayores, añadió el dirigente de HelpAge International, al señalar, como destaca el informe de la ONU, “la pandemia ha demostrado la necesidad de crear marcos legales más fuertes a nivel nacional e internacional para proteger los derechos de las personas mayores y tenerlas en cuenta en las respuestas sociales, económicas y humanitarias”.

 

Foto: T E

 

En este informe de la ONU se reconocen los múltiples e importantes riesgos que están afrontando las personas mayores durante la crisis sanitaria y los efectos amplificadores que está teniendo la pandemia en las desigualdades que ya existían, como la discriminación, el edadismo o las dificultades para acceder a la servicios sociosanitarios y asistencia humanitaria.

 

Por ello, desde la sociedad civil global se pide que se siga trabajando en línea con este informe y adoptar medidas de forma urgente para crear las bases de una sociedad más justa, equitativa e inclusiva.

 

Las organizaciones que firman esta carta lamentan que aún no exista una política o estrategia de todo el sistema de la ONU sobre envejecimiento y personas mayores, ni tampoco una agencia líder o un mecanismo formal de colaboración entre los organismos de la ONU. Ante la crisis por la covid-19, señalan las lagunas en la coordinación y el liderazgo que han llevado a disparidades entre los riesgos objetivos y las necesidades de las personas mayores, su falta de visibilidad dentro de los planes de respuesta de la agencia y su prioridad dentro de la respuesta general.

 

Foto: T E

 

En esta carta remitida por las organizaciones, también se recuerda que, en las últimas semanas, 146 estados miembros han firmado una declaración de apoyo al informe sobre el impacto de la covid-19 en las personas mayores y han reconocido la necesidad fortalecer las respuestas globales y nacionales para proteger los derechos de las personas mayores.

 

Por todo ello, las organizaciones piden un plan de acción que incluya, entre otras cosas:

 

  • Pasos inmediatos para integrar a las personas mayores en las respuestas a la covid-19.
  • Medidas para fortalecer las políticas y la coordinación en toda la ONU a todos los niveles, incluso mediante la adopción de una estrategia de todo el sistema sobre las personas mayores y el envejecimiento.
  • Compromiso de las jefas y jefes ejecutivos de las organizaciones de la ONU para analizar las deficiencias en las estrategias y programas de las agencias, fondos y programas de la ONU y presentarlas en una reunión de la Junta Ejecutiva lo antes posible para planificar acciones correctivas.
  • Aceleración de los esfuerzos del grupo de trabajo de la Asamblea General para desarrollar propuestas para un instrumento legal internacional que promueva y proteja los derechos y la dignidad de las personas mayores.
  • Mayor capacidad para proporcionar apoyo técnico a los gobiernos para fortalecer los derechos de las personas mayores.
  • Fortalecer y apoyar la participación de personas mayores en foros intergubernamentales dirigidos por la ONU.

 

Las organizaciones de la sociedad civil esperan que el trabajo de colaboración con la ONU mejore para avanzar en una agenda común con el objetivo de no dejar a nadie atrás.

 

Dada la importancia para la población de más de 60 años del país en los momentos más crispantes que vive este sector de la sociedad mexicana al ser la parte poblacional más vulnerable ante la pandemia del Covid19, DiarioTE, el diario de las personas mayores, que también se une y suscribe esta misiva al secretariado general de la ONU, publica su texto:

 

Foto: T E

 

Texto de la Carta de las 100 organizaciones del movimiento global por las personas mayores.

 

Para: António Guterres, Secretario General de Naciones Unidas Cc: Amina Mohammed, Vicesecretaria General de Naciones Unidas Volker Türk, Subsecretario General para la Coordinación Estratégica, 2 de junio de 2020.

 

Carta conjunta de organizaciones de la sociedad civil al Secretario General de las Naciones Unidas en la que se da la bienvenida al informe del Secretario General sobre las personas mayores y COVID-19 y se solicita un plan de acción.

 

Estimado Secretario General:

 

Desde 104 organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo, le escribimos para felicitarlo por el informe de Naciones Unidas sobre “El impacto de la covid-19 en las personas mayores”.

 

Se trata de una importante y bienvenida intervención por parte del más alto nivel de las Naciones Unidas en un momento en que las vidas de las personas mayores están en riesgo y sus derechos humanos están siendo atacados.

 

Agradecemos el reconocimiento de los múltiples e importantes riesgos que afrontan las personas mayores en este momento y los efectos amplificadores de la pandemia sobre las desigualdades preexistentes, el edadismo y la discriminación, y los problemas de acceso a la atención sociosanitaria y a la asistencia humanitaria.

 

Ahora, solicitamos su apoyo para que se garantice la acción de la ONU para seguir el camino identificado en su informe. En estas medidas se reconoce que las personas mayores han estado sujetas a una protección inadecuada de sus derechos humanos y han sido ignoradas en las acciones humanitarias y de desarrollo global, así como en las políticas y programas nacionales.

 

Creemos que hay oportunidades en la recuperación ante este desastre para reconstruir mejor y asentar las bases de una sociedad más inclusiva y equitativa. Debemos preocuparnos de que la pandemia haya expuesto brechas significativas en el sistema de la ONU y también en todos los sectores y disciplinas, en un momento en que la solidaridad entre países y generaciones es más necesaria.

 

Solo una acción urgente puede cumplir la misión de la ONU de no dejar a nadie atrás. Como sabrá, la ONU no tiene una política o estrategia de todo el sistema sobre envejecimiento y personas mayores, ni tampoco una agencia líder o un mecanismo formal de colaboración entre los organismos de la ONU.

 

Ante la actual crisis por la covid-19, las lagunas en la coordinación y el liderazgo han llevado a disparidades entre los riesgos objetivos y las necesidades de las personas mayores, su visibilidad dentro de los planes de respuesta de la agencia y su prioridad dentro de la respuesta general.

 

La ONU tiene un mandato claro de los Estados miembros para mejorar el liderazgo y la coordinación. En las últimas dos semanas, 146 estados miembros han firmado una declaración de apoyo a su informe y el reconocimiento del imperativo de actuar en solidaridad y fortalecer las respuestas globales y nacionales para abordar los derechos de las personas mayores.

 

La resolución 74/125 de la Asamblea General solicita a la ONU que mejore la colaboración con las comisiones regionales, fondos y programas sobre temas de envejecimiento, para aumentar los esfuerzos de cooperación técnica, ampliar el papel de las comisiones regionales en temas de envejecimiento, facilitar la coordinación de las organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales sobre el envejecimiento y mejorar la cooperación con todos los actores relevantes.

 

En vista de ello, lo invitamos y lo alentamos a compartir el plan para abordar la inclusión de las personas mayores con acciones para defender sus derechos en todo el sistema de la ONU. Esperamos que, entre otros, se incluyan los siguientes puntos:

 

  • Pasos inmediatos para integrar a las personas mayores en las respuestas a la covid-19.
  • Medidas para fortalecer las políticas y la coordinación en toda la ONU a todos los niveles, incluso mediante la adopción de una estrategia de todo el sistema sobre las personas mayores y el envejecimiento.
  • Compromiso de las jefas y jefes ejecutivos de las organizaciones de la ONU para analizar las deficiencias en las estrategias y programas de las agencias, fondos y programas de la ONU y presentarlas en una reunión de la Junta Ejecutiva lo antes posible para planificar acciones correctivas.
  • Aceleración de los esfuerzos del grupo de trabajo de la Asamblea General para desarrollar propuestas para un instrumento legal internacional que promueva y proteja los derechos y la dignidad de las personas mayores.
  • Mayor capacidad para proporcionar apoyo técnico a los gobiernos para fortalecer los derechos de las personas mayores.
  • Fortalecer y apoyar la participación de personas mayores en foros intergubernamentales dirigidos por la ONU.

 

Como organizaciones de la sociedad civil, estamos a su lado y estamos preparadas para desempeñar nuestro papel a través del diálogo constructivo sobre las soluciones disponibles y apoyar una mayor participación de las personas mayores en el trabajo de la ONU a todos los niveles.

 

Esperamos que nuestra colaboración con la ONU mejore para avanzar en nuestra agenda común para no dejar a nadie atrás.

 

Esta carta tiene el apoyo de: Action for Basic Development initiatives, Ethiopia ACAMAGE Cameroon Action Solidaire International, Senegal Active Ageing and Research Centre Bangladesh Africa Development Interchange Network (ADIN) Age International Age Action Ireland Age Platform Europe AGECO, Costa Rica Ageing Nepal Alliance for Accountability Advocates Zambia Alzheimer’s Disease and Related Dementias in Zambia Amis des Étrangers au Togo Alzheimer’s Disease Foundation Amnesty International ANAVIE, Togo Asociación Cultural Casa del Niño BAGSO, Germany Center for Studies on Aging, Lebanon Centre for Ageing and Rural Development, Kenya Civil Society Action Coalition on Education For All (CSACEFA) Nigeria Coalition of Services of the Elderly, Inc. (COSE) Confluence of Rights, Nigeria Consejo Distrital de Sabios, Colombia Dave Omokaro Foundation, Nigeria DIS-MOI Dobroe Delo, Russia ENVI, Sudan Family Ark Mission, Nigeria Focus of Disabled Persons Kasarani, Kenya Forum des femmes pour la gouvernance des ressources naturelles en RDC FUNDACIÓN SIDOM, Argentina Global Alliance on the Rights of Older People Global Ageing Network Grandmothers Consortium, Uganda Gravis, India Gray Panthers Health Nest Uganda HelpAge Canada HelpAge Deutschland HelpAge Korea HelpAge International HelpAge International España HelpAge RDC HelpAge Sri Lanka HelpAge USA Human Life Development Initiative (HLDI) Human Rights Watch Humanitarian and Development Consortium (HDC) of South Sudan Humanitarian Translation for Somalia (HTS) International Association of Gerontology and Geriatrics ILC Argentina ILC Canada Inclusion Africa Initiative for Peace Communication Association South Sudan (IPCA) INPEA. Diario T E, el diario de las personas mayores de México.

 

 

Please follow and like us: