Incertidumbre y despidos de trabajadoras del hogar al ratificar México el convenio 189

 

  • Por la emergencia sanitaria sufren despidos y baja en sus salarios
  • México salda una deuda histórica con las trabajadoras, con las condiciones laborales más precarias, consideró la Organización Internacional del Trabajo
  • Concluyó la formalización del registro del Convenio 189 que reconoce los derechos laborales de las personas dedicadas al trabajo doméstico en nuestro país, unas dos millones 300 mil, en las 32 entidades de la república

 

 

 

En un escenario de violación de derechos laborales de las trabajadoras del hogar, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) recibió con satisfacción que el gobierno de México concluya la formalización del registro del Convenio 189 que reconoce los derechos laborales de las personas dedicadas al trabajo doméstico en nuestro país, unas dos millones 300 mil, en las 32 entidades de la república.

 

“Los trabajadores domésticos se encuentran entre los trabajadores más precarios y peor remunerados”, declaró el Director General de la OIT, Guy Ryder, al recibir virtualmente el instrumento de ratificación del Convenio.

 

Para la OIT, el Gobierno mexicano dio un paso más para saldar la deuda histórica con las 2,3 millones de personas que se dedican al trabajo del hogar remunerado. La formalización del registro del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos se llevó a cabo el pasado 3 de julio de 2020.

 

Sin embargo, esta formalización del Convenio 189 se realizó en un ambiente de incertidumbre por la emergencia sanitaria. De acuerdo a cifras de la ENOE (Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo I/2020), en México hay 2 millones 288 mil 680 se dedican de forma remunerada al trabajo del hogar, de los cuales el 95% son mujeres, y solo el 1% declaró tener un contrato por escrito.

 

Para junio de 2020, habían 22 mil 235 personas trabajadoras del hogar se encontraban afiliadas al programa para la incorporación de personas trabajadoras del hogar al Seguro Social.

 

Hace unos días, Marcelina Bautista, fundadora del Sindicato Nacional de Trabajadores y Trabajadoras del Hogar, informó a un diario local que “cientos de trabajadoras del hogar viven en la incertidumbre, ya que la emergencia sanitaria ocasionó que sus empleadores las despidieran porque estaban contagiadas, tenían síntomas o eran sospechosas de enfermarse de coronavirus; otros las mantuvieron, pero con una reducción de su salario”.

 

Marcelina Bautista, líder de esta primera organización del ramo en el país, consideró que la mayoría vive una situación crítica con tres meses sin laborar y sin ingresos para sacar adelante a sus familias.

 

Datos recogidos por Diario T E, confirma que las trabajadoras del hogar, sobre todo de más de 60 años son las más afectadas por los despidos sin ningún tipo de indemnización. Unas 500 trabajadoras del hogar han buscado a este sindicato para buscar asesoría laboral por ver afectados sus derechos durante esta emergencia por el COVID19.

 

El Convenio 189, que tardó varias décadas para su registro por parte del Gobierno de México propone “mejorar las condiciones de vida y de trabajo de millones de trabajadores domésticos”.

 

La ceremonia de depósito del Convenio 189 –la cual se realizó de manera virtual- concluyó el proceso iniciado el 12 de diciembre de 2019. Con ello se establecerán las garantías legales, de acuerdo con la OIT, para que las personas trabajadoras del hogar remuneradas gocen de condiciones iguales a las que disfrutan los trabajadores en general, en materia de protección de la seguridad social, salarios, acceso a la justicia laboral, contratación.

 

 

Obligación de respetar y cumplir sus derechos

 

El convenio obliga los derechos de las y los trabajadores en particular con relación a la libertad de asociación y sindical, el derecho de negociación colectiva; la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio; la abolición efectiva del trabajo infantil; y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

 

“El Convenio núm. 189 tiene por objeto mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los millones de trabajadoras y trabajadores domésticos en el mundo, asegurándoles un trabajo decente que les brinde protecciones equivalentes a las de los otros trabajadores”.

 

La OIT espera que la ratificación del Convenio núm. 189 por parte de México incite a otros países a unirse a una creciente coalición de Estados “con miras a garantizar que estos trabajadores puedan gozar de un trabajo decente y digno”, añadió el Director General.

 

El Convenio 189 deberá entrar en vigor en julio de 2021, con lo que sus disposiciones tendrán un rango constitucional y fungirán como principios para otras leyes, normas y reglamentos, tanto generales como locales.

 

A diferencia de otros Convenios, Tratados o Acuerdos internacionales, que pueden ser ratificados y promulgados una vez que los poderes legislativos y ejecutivos los aprueban, los Convenios de la OIT establecen en su propio articulado el requisito de registrarlos formalmente ante el titular de la Dirección General de la Organización.

 

El evento del 3 de julio fue esencial para concretar la ratificación y futura entrada en vigor del Convenio 189, pues asegura su observancia plena, informó la OIT.

 

La Oficina de la OIT para México y Cuba, que ha acompañado y contribuido al proceso de la ratificación e implementación del Convenio 189 en México, y ha coadyuvado con los esfuerzos del Gobierno mexicano en materia de formalización y extensión de la protección social para personas trabajadoras del hogar, informó que contribuirá a la formalización y la extensión de cobertura de protección social para el sector.

 

A través del proyecto interagencial “Cerrando brechas: protección social para las mujeres en México”, la OIT brindará también apoyo y asistencia a los actores clave para el desarrollo de una política integral para las trabajadoras del hogar remuneradas que incluya la adopción de un régimen permanente en protección social y de un mecanismo de inspección laboral.

 

Fotos OIT y Sindicato de Trabajadoras del Hogar.

 

Please follow and like us: