El tabaquismo, la otra gran pandemia

 

  • La población fumadora es más susceptible de adquirir la COVID-19
  • Tiene un mal pronóstico en caso de contraer el SARS-CoV-2, pues sus pulmones están previamente afectados y su sistema inmune debilitado
  • En México fallecen hasta 60 mil personas al año

 

Foto: T E

 

Susana Sánchez.-Las cifras estremecen: en México fallecen hasta 60 mil personas al año, es decir, 147 al día. En septiembre pasado, en el Foro “Control y regulación del tabaco en México: un asunto de salud pública”, convocado por la Cámara de Diputados se advirtió de esta silenciosa pandemia que en una fatal estadística advierte que en el curso de este siglo el número de adictos al tabaco aumentó de nueve a trece millones, parte de ellos muy jóvenes entre los 12 y 15 años, hombres y mujeres, un universo de adicciones que incluye a las personas de más de 60 años.

 

En ese inquietante contexto, Guadalupe Ponciano Rodríguez, académica de la Facultad de Medicina (FM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), advirtió recientemente que la población fumadora es más susceptible de adquirir la COVID-19. Tiene un mal pronóstico, señaló, en caso de contraer el SARS-CoV-2, pues sus pulmones están previamente afectados y su sistema inmune debilitado.

 

Por la magnitud de la prevalencia del tabaquismo y del virus “estamos ante las dos grandes pandemias del siglo XXI y ante dos graves problemas de salud pública que tienen un impacto importante en la población”, afirmó la responsable del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la FM.

 

Ya desde 2017 se advertía de este fenómeno en la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco al dar la cifra de 15.6 millones de fumadores en todo el país.

 

Foto: T E

 

Esta pandemia que ha recorrido el mundo desde hace décadas, en México se manifiesta en enfermedad isquémica de corazón, los tumores malignos de pulmón, bronquios y tráquea, derrame cerebral y neumonía, agravados ahora con el COVID19. El Instituto Mexicano del Seguro Social IMSS) registra un promedio de seis muertes cada hora por los males del tabaquismo.

 

Solamente en un año, de acuerdo a datos oficiales de las autoridades sanitarias, se han llegado a presentar más de 310 mil nuevos casos de padecimientos pulmonares, cardíacos, de tipo vascular-cerebral y diversos cánceres en pulmón, estómago, páncreas, hígado, colon y vejiga.

 

La Dirección General de Epidemiología, de la Secretaría de Salud, tiene en sus expedientes un registro de alrededor de 60 mil personas que fallecen al año en nuestro país, entre 165 y 180 defunciones diarias, como consecuencia de enfermedades asociadas con el consumo de tabaco.

 

En la Coordinación del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo, de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM, a cargo de la doctora Guadalupe Ponciano Rodríguez, se ha dictaminado que el tabaquismo “es un problema grave de salud pública, porque los fumadores pueden desarrollar múltiples padecimientos no transmisibles como enfermedad pulmonar obstructiva crónica; afecciones cardiovasculares y cerebrovasculares; y cáncer de pulmón.

 

Foto: T E

 

El dato más inquietante difundido en esa Coordinación Universitaria “es que la edad promedio a la que se comienza a fumar es a los 12 años, dato importante porque en ese periodo el aparato respiratorio aún es inmaduro para resistir los tóxicos del tabaco. Además, el sistema nervioso central concluye su maduración alrededor de los 21 años, y fumar afecta su desarrollo”.

 

Ponciano Rodríguez señaló que fumar “es una adicción”. “Tenemos toda la información científica que sustenta que la nicotina es una droga legal que actúa a nivel del sistema nervioso central, en donde provoca una serie de alteraciones muy importantes asociadas al funcionamiento y a la estructura del mismo”.

 

En el mundo existen mil 100 millones de consumidores de tabaco, y se registran ocho millones de casos de COVID-19 en los primeros siete meses desde que surgió el coronavirus. “Lo más delicado es que ambas se correlacionan”, dijo la especialista.

 

Foto: T E

 

Factor de riesgo para adquirir otras enfermedades

 

La experta participó en el programa “La UNAM responde”, de TV UNAM, en el que dejó en claro que el tabaquismo es una enfermedad y un factor de riesgo para adquirir otras enfermedades. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la principal causa de discapacidad y muerte prematura.

 

De igual manera, añadió, es la causa de enfermedades respiratorias agudas como neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y reducción de la función pulmonar. Es precursor de padecimientos cardiovasculares: infarto, cardiopatías, citó.

 

Ponciano Rodríguez recalcó que el tabaquismo está asociado, por ejemplo, al cáncer de boca, garganta, faringe, esófago, pulmón, riñón, vejiga, páncreas y estómago.

 

“Cada año mueren ocho millones de personas como consecuencia de las múltiples enfermedades ocasionadas por el tabaquismo. Además, mueren 1.2 millones de personas expuestas al humo de tabaco ajeno, los llamados fumadores involuntarios”, destacó.

 

Foto: T E

 

La especialista explicó que el tabaco tiene siete mil sustancias químicas, de las cuales 250 son nocivas y 70 son carcinógenas. “El humo del tabaco tiene elementos radiactivos, sustancias venenosas, monóxido de carbono y nicotina, que crea adicción”, agregó.

 

Los fumadores, insistió, sobre todo crónicos, requieren de un manejo médico con mayor cuidado porque son personas en riesgo, ya que su aparato respiratorio no responde igual que el de quien nunca ha fumado.

 

“En ellos la letalidad es mucho mayor que en no fumadores, pues el virus tiene la capacidad de ser muy agresivo y además muchos tienen ya enfermedades respiratorias como EPOC o enfisema pulmonar, finalizó en su participación en ese programa de TVUNAM.

 

Please follow and like us: