El tacón morado

 

Sin un panorama positivo para el enfoque de género la contienda por la Presidencia de los Estados Unidos

 

 

  • Hoy despertamos con la incógnita de quien será el próximo presidente de los Estados Unidos Joe Biden o Donald Trump

 

Foto: USA Today

 

Adriana Diego.- ¿Ustedes saben que el sistema electoral estadounidense es distinto al mexicano?

 

La gran diferencia consiste en que en Estados Unidos no es mediante el voto popular que se asigna a quien gana la presidencia sino a través de un Colegio Electoral.

 

Cuando la ciudadanía emite su voto, en realidad elige a una lista de electoras y electores designados por los partidos políticos de su estado que se comprometen a apoyar a quien encabece la candidatura de ese partido, aunque… no siempre lo hacen. Solo dos personas compiten por la silla presidencial una, por el partido Republicano y otra por el Demócrata y gana quien alcance 270 de los 538 que hay en disputa. Mientras escribo estas líneas la contienda está muy cerrada.

 

Fuente: www.libertaddigital.com/

 

En resumidas cuentas, ¿Cómo funciona?

 

Con el voto popular se elige a las y los miembros del Congreso, de las Alcaldías, Gobernaturas y de las Legislaturas Estatales.

El Colegio Electoral elige a quien encabeza a la presidencia.

 

¿De qué va esta elección?

 

Durante su periodo presidencial Donald Trump se mantuvo en campaña permanente por la reelección a pesar de que, en 2016, no obtuvo el voto popular frente a Hillary Clinton. Mientras que el exvicepresidente Joseph R. Biden Jr. se apoyó en los avisos de televisión y en puntuales eventos de campaña.

 

En temas de género ¿Qué hay con Trump y Biden?

 

Sus propuestas de campaña se centran en cuatro ejes fundamentales: Recuperación económica post SARS-COV-2; Comercio; Migración y Seguridad; Energía y Medio Ambiente, en ninguna se observan políticas públicas con enfoque de género.

 

¿Qué dicen los datos?

 

De acuerdo con las encuestas publicadas en The New York Times durante el mes de octubre del presente año, tomando en cuenta la raza, la mayor fuente de apoyo del presidente actual, proviene de las personas blancas, aunque la diferencia entre hombres y mujeres es considerable (53% y 35% respectivamente).

 

 

Que el apoyo hacia Trump sea más sólido entre los hombres particularmente blancos, puede explicarse, porque sus discursos suelen ser patriarcales, racistas, sexistas, y xenófobos, lo cual resulta muy atractivo para los electores cristianos, conservadores, que solo reconocen como normal la heterosexualidad y cierran los ojos frente a la violencia de género, la injusticia social y la desigualdad.

 

Respecto a Biden aunque, éste fue acusado por la a excongresista estatal de Nevada Lucy Flores y la ciudadana Amy Lappos de tocamientos incómodos, aunque ambas mencionaron que “no fue sexual”, sintieron incomodidad y vergüenza. ¿Cuántas tenemos clara esa sensación? ¿Cuántas nos hemos sentido intimidadas de esa manera? Pero… el condicionamiento dictaría que parece exagerado porque ¡No fue sexual! ¡Nadie tiene porque tocarnos bajo ningún contexto sin nuestro consentimiento!

 

@Adriana_Diego_H

Originalmente publicado en La Silla Rota

 

Please follow and like us: