Colombia, el octavo país que se incorpora a la Convención Interamericana de Derechos Humanos de las Personas Mayores

 

  • Para que esta Convención se convierta en un instrumento internacional se requieren que dos países más firmen esa Convención
  • México es uno de los países faltantes que no la ha ratificado desde el gobierno priista del sexenio pasado

 

Foto: OEA

 

Bogotá.- Después de una lucha desde hace cinco años de organizaciones sociales y políticas, el Congreso colombiano incorporó a su país a la Convención Interamericana de Derechos Humanos de las Persona Mayores, aprobada por la Organización de Estados Americanos(OEA) en 2015.

 

Colombia se convirtió en el octavo país de la región que se incorpora a esa Convención que ha sido apoyada por la Comisión Económica de América Latina y el Caribe (CEPAL).

 

Para que esta Convención se convierta en un instrumento internacional se requieren que dos países más firmen esa Convención para que entre en vigor en Latinoamérica y en el Caribe. México es uno de los países que no ha ratificado desde el gobierno priista del sexenio pasado.

 

Entre los países que desde 2017 han firmado y ratificado esa Convención se encuentran Argentina, Brasil, Bolivia, Costa Rica, Chile, Uruguay y El Salvador.

 

Por esto, Deinedt Castellanos presidenta de la Asociación Red Colombiana de Envejecimiento Activo y Digno y miembro de HelpAge; y María Conchita Ramírez, presidenta del Consejo Distrital de Sabios y Miembro de HelpAge, hicieron un urgente llamado a gobiernos como el de México y los demás países de la región a no desfallecer en el proceso y continuar con el trabajo de incidencia hasta ratificar esa Convención.

 

Foto: OEA

 

El Congreso Nacional, desde septiembre pasado, dio vía libre a la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores mediante su aprobación. Este proyecto de ley, que busca promover, proteger y asegurar el reconocimiento y el pleno goce de los derechos de la población mayor, pasará a sanción presidencial para su firma y adhesión.

 

“La Convención Interamericana ya salió aprobada en el Congreso de Colombia. Sin embargo, aún quedan algunos pasos, el proyecto pasará a sanción presidencial y desde allí se analizará su pertinencia para luego ser adherido y depositado ante la Organización de los Estados Americanos”, dijo Deinedt Castellanos, de la Asociación Red Colombiana de Envejecimiento Activo y Digno y miembro de HelpAge.

 

De ser aprobada la Convención Interamericana, las personas mayores en el país colombiano podrán gozar de 27 derechos que tendrán un peso constitucional y serán de carácter obligatorio. Sin embargo, desde el Consejo Distrital de Sabios ya se empiezan a preguntar cuáles serán los siguientes pasos una vez se adhiera.

 

“Desde el Consejo Distrital de Sabios nos dimos cuenta de que debemos formar y capacitar a la población mayor en la definición de estos derechos y su significado. Solo de esta forma lograremos que la persona mayor se empodere de este instrumento internacional”, dijo María Conchita Ramírez, presidenta del Consejo Distrital de Sabios y Miembro de HelpAge.

 

Este proyecto de ley, de ser firmado, adherido y depositado, convertiría a Colombia en el octavo país en adherirse a una Convención que promueve la universalidad, interdependencia e interrelación de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, así como la obligación de eliminar todas las formas de discriminación, en particular, por motivos de edad.

 

Deinedt Castellanos hizo un llamado para unir esfuerzos por la Convención Interamericana. El proceso para lograr la firma y ratificación de la Convención Interamericana ha sido liderado por la Asociación Red Colombiana de Envejecimiento Activo y Digno y apoyado por 81 organizaciones colombianas, entre ellas el Consejo Distrital de Sabios.

 

DERECHOS DE LA CONVENCIÓN DE LA OEA

 

Un camino que inició desde el 2015, de la mano de HelpAge International, a través de la Campaña ADA. Por medio de acciones y actividades de incidencia, la plataforma logró captar la atención y el apoyo de todos los ministerios y de distintos tomadores de decisiones en el país para llevar a cabo el proyecto de ley, al Congreso colombiano.

 

Aunque se presentaron diversos obstáculos, como lograr el apoyo de los ministerios de trabajo, hacienda y salud y la falta de empoderamiento de este instrumento internacional por parte de algunas personas de la sociedad civil, éstos no representaron un impedimento para que las organizaciones continuaran en la lucha por alcanzar su objetivo.

 

“El Estado colombiano estaba en mora de poner en la agenda legislativa el tema de la Convención. Sin embargo, el apoyo para la firma y ratificación de este instrumento ha sido incondicional”, afirma Deinedt Castellanos.

 

El trabajo sigue, y no podemos dejar que este sea un documento internacional que no se cumpla, debemos hacer que se implementen y ajusten las leyes que favorecen los derechos de las personas mayores, y que contribuyen al mejoramiento de su calidad de vida, añadió.

 

Por esto, dijo finalmente Castellanos, desde HelpAge seguimos con nuestro compromiso para lograr la firma y adhesión de la Convención por parte del Estado colombiano, y de los demás países en la región.

 

*Información de los servicios de comunicación de HelpAge.

 

 

Please follow and like us: