Sin calidad de vida, el exponencial envejecimiento de la población en México

 

  • Emprende el gobierno de México estrategia de un modelo integral de salud para las personas de más de 60 años
  • Adaptar los servicios a las necesidades de este sector y promover envejecimiento en un entorno amigable, uno de sus objetivos
  • Promueve la eliminación de la discriminación por motivos de edad

 

Foto: T E

 

Susana SÁNCHEZ.- En el Día Internacional de las Personas Mayores que la Organización de las Naciones Unidas celebra cada 1 de octubre desde 1990, el gobierno de México reconoció el crecimiento de “manera de exponencial” del envejecimiento de su población “pero no en condiciones favorables de salud” por lo cual anunció poner en marcha “una nueva política pública para responder a las necesidades de salud de las personas mayores con un modelo integral basado en la atención primaria”.

 

El gobierno mexicano que hasta ahora se desentiende de firmar la Convención de Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores aprobada por la Organización de los Estados Americanos (OEA), ratificada por ocho naciones latinoamericanas, por sus diferencias con la dirigencia de esa organización regional, se aprestó a crear una estrategia gubernamental que atienda la compleja problemática de salud de las personas de más de 60 años del país.

 

En México, subrayó Alcocer Varela, la proporción de personas adultas mayores crece rápidamente desde hace más de 15 años y actualmente se estima que existen 14.5 millones de personas en este grupo de edad, que representa 11 por ciento de la población total. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) cita en su último informe que “en 2020 residían en México 15.1 millones de personas de 60 años o más, que representan 12 por ciento de la población total”.

 

Foto: T E

 

Un 74 por ciento de la población de más de 60 años en México carece de una pensión retributiva y sin seguridad social que prácticamente se encuentra en diversas condiciones de indefensión, de acuerdo a cifras del Instituto de Investigaciones Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

 

En México, se estima que la cantidad de personas en este rango de edad se multiplicará por cuatro en los próximos 50 años.

 

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador ha creado el programa Pensión para el Bienestar que cubre hasta ahora a ocho millones 149 mil 895 personas adultas mayores, quienes reciben una pensión no contributiva de tres mil 100 pesos cada dos meses.

 

El anuncio de esta nueva estrategia de salud pública, a través del denominado Programa de Acción Específico de Atención al Envejecimiento, fue hecha por el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, para responder a las necesidades de salud de las personas adultas mayores con un modelo integral basado en la atención primaria.

 

Foto: T E

 

Esta estrategia, precisó Alcocer Varela, se basa en cuatro acciones: adaptar los servicios de salud a las necesidades de las personas mayores, crear sistemas de atención a largo plazo, asegurar que las personas envejezcan en un entorno amigable y mejorar el seguimiento a través de sistemas de información.

 

El titular de esta dependencia del gobierno federal hizo este anuncio durante la inauguración del Tercer Seminario Interdisciplinario en Investigación sobre Envejecimiento 2021, organizado de manera virtual por el Instituto Nacional de Geriatría (Inger).

 

El funcionario federal destacó que en los próximos dos años se mantendrá el trabajo en el combate a la discriminación por edad, la promoción de entornos saludables, así como la revisión del marco legal y las normas oficiales para la regulación de servicios de cuidado.

 

El secretario Alcocer Varela, de acuerdo con un comunicado oficial, destacó además la importancia de esas acciones, debido a que el aumento en la esperanza de vida ha permitido un incremento de la población adulta mayor, siendo uno de los fenómenos demográficos más importantes de los últimos años, no sólo en México sino en todo el mundo, con repercusiones económicas y sociales, pero sobre todo de humanismo.

 

Alcocer Varela destacó también que el Instituto Nacional de Geriatría, con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), trabaja en el desarrollo de un sistema de Información Estratégica en Salud, Dependencia Funcional y Envejecimiento (Siesde). En este proyecto también participan el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) y la Dirección General de Información en Salud.

 

Por su parte, el titular de la Comisión Coordinadora de Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (CCINSHAE), Gustavo Reyes Terán, reconoció que la esperanza de vida crece de manera exponencial, pero no en condiciones favorables de salud.

 

El funcionario federal de salud se pronunció por impulsar el trabajo colaborativo para el desarrollo de proyectos de investigación que involucren de manera transversal a todos los institutos para fortalecer la atención de las personas adultas mayores.

 

El comunicado de la secretaría de Salud cita datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) los cuales indican que el número de personas de 60 años y más aumentará de 600 millones en la actualidad a casi dos mil millones en el 2050.

 

Estos escenarios globales exigen redoblar esfuerzos en los sistemas de salud para atender enfermedades que afectan a este grupo etario como las cardiovasculares y las causadas por la pandemia de COVID-19, afirmó Reyes Terán.

 

Foto: T E

 

El titular de la CCINSHAE destacó las tareas desarrolladas por el Instituto Nacional de Geriatría desde su creación hace 10 años para impulsar y consolidar los protocolos en este tema, mediante la conformación de una red de investigación en envejecimiento y salud, integrada por más de 180 especialistas a nivel nacional e internacional que estudian nuevas evidencias científicas para mejorar la calidad de vida al envejecer. Reyes Terán subrayó la red colaborativa de investigación traslacional para el envejecimiento saludable, la cual es fundamental para que la evidencia científica incida en la implementación de mejores políticas públicas.

 

Por su lado, el director general del Inger, Luis Miguel Gutiérrez Robledo, destacó que en el actual gobierno, el instituto ha trabajado para fortalecer la perspectiva de derechos humanos en la atención de las personas mayores, mediante el cuidado integral y el empoderamiento de personas cuidadoras, con políticas transversales de largo plazo y la creación de un sistema integral de atención.

 

Gutiérrez Robledo subrayó que este encuentro coincide con el arranque de la Década del Envejecimiento Saludable de la OMS, estrategia global para impulsar acciones destinadas a mejorar la vida de las personas mayores, sus familias y sus comunidades.

 

El director general del El Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) Ruy López Ridaura, dijo que uno de los objetivos en esta administración es la conformación de un sistema que permita agilizar la atención en el tercer nivel e integrar grupos de personas expertas que contribuyan a la transformación, la definición de los mejores protocolos de atención en el primero y segundo nivel de atención y en las redes integradas.

 

El director general de Políticas de Investigación en Salud de la Secretaría de Salud, Rodolfo Cano Jiménez, apuntó que este Tercer Seminario Interdisciplinario en Investigación sobre Envejecimiento 2021, habla de la calidad que tiene el Inger como instituto perteneciente a la Secretaría de Salud en investigación gerontológica y geriátrica en colaboración con universidades y fundaciones, lo que lo pone a la vanguardia.

 

Foto: T E

 

En el mismo evento, La secretaria de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México, Rosaura Ruiz Gutiérrez, mencionó al Centro de Investigación sobre el Envejecimiento, recientemente inaugurado en la capital mexicana, tiene las condiciones para hacer investigación de punta a nivel internacional.

 

Este centro, dijo la funcionaria capitalina, tiene entre sus objetivos principales formar una red que incluya a los 12 institutos nacionales de salud que participan, entre los que destaca el Inger, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” y el Instituto Nacional de Rehabilitación “Luis Guillermo Ibarra Ibarra”, en estudios de laboratorio con los que cuenta el Cinvestav.

 

También habló el Jefe de la Unidad Curso de Vida Saludable de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS), Enrique Vega García, quien destacó que, si bien ha incrementado la esperanza de vida, no siempre es de buena calidad, debido a que las personas pasan sus últimos 10 años con enfermedades importantes, discapacidad y/o dependencia; de ahí la necesidad de trabajar para evitar que lleguen a la edad adulta mayor en esas condiciones.

 

Vega García mencionó los ejes a desarrollar en el plan denominado Década de Envejecimiento Saludable 2020-2030, el cual contempla cambiar la manera de visualizar a la vejez, las formas de asegurar ambientes amigables que permitan su desarrollo, la posibilidad de alinear los sistemas de salud con las necesidades de las personas y la continuidad en la atención a largo plazo.

 

De acuerdo con la Encuesta Intercensal 2015 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el envejecimiento ha aumentado en el país, ya que en el año 2000 era de 21.3 personas adultas mayores por cada 100 niños y jóvenes; en 2005 fue de 26.4; en el 2010 de 30.9 y en el 2015 de 38.

 

Please follow and like us: