La comunicación tiene gran valor terapéutico en la asistencia a los Adultos Mayores

Mejorar las evaluaciones de dolor y su tratamiento para las personas mayores proponen en el XXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica

La excelencia en el cuidado al adulto mayor tiene un componente científico, pero también ético donde la empatía y la validación de sentimientos son claves

am cuidado

En el XXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica se ha destacado el valor de la comunicación como elemento terapéutico fundamental en la asistencia de las personas mayores y ha propuesto mejorar las evaluaciones de dolor, su tratamiento y control, con especial atención en los pacientes con deterioro cognitivo.

El encuentro, que reunió a más de 320 especialistas en Enfermería Geriátrica en Segovia finalizó con la presentación de las conclusiones que parten de la consideración de que aplicar la mejor intervención enfermera para conseguir la excelencia en el cuidado al mayor tiene un componente científico, pero también ético, y además está condicionada por la individualidad de la persona, así como por las estructuras sociales, políticas y económicas.

Los participantes defienden que la empatía es clave en la provisión de cuidados y por eso entienden que el profesional debe transmitir escucha, validación de sentimientos, comprensión, evitando un modo de relación impositiva, moralizante, así como formas superficiales de consuelo.

El presidente de la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica (SEEGG), Fernando Martínez Cuervo, ha recordado que las limitaciones en la comunicación son frecuentes en los mayores, generan sentimientos de soledad y baja autoestima, a la vez que disminuyen la relación con el entorno, y la participación social.

De ahí que este colectivo de profesionales sanitarios recomiende el empleo de guías de apoyo de los sistemas de comunicación aumentativa y alternativa, destacando que “son de gran utilidad y deberían ser incorporadas en los entornos sociosanitarios”.

En la reunión anual de SEEGG se han puesto diques al sufrimiento del dolor innecesario en las personas de edad avanzada y se ha abierto paso a medidas encaminadas a evitarlo y paliarlo.

Los congresistas consideran primordial aumentar la conciencia y promover la educación sobre el dolor en las personas mayores y sus consecuencias, así como aplicar las mejores prácticas para la evaluación del mismo, el tratamiento farmacológico y no farmacológico.

“Se debe de prestar especial atención al control del dolor en los pacientes con deterioro cognitivo” según se recoge en las conclusiones donde también se dedica atención especial al abordaje de la disfagia (dificultad o imposibilidad de tragar), y al papel que juega la enfermería en los cuidados continuos que debe recibir una persona de edad avanzada después de sufrir un ictus y recibir el alta hospitalaria.

En la clausura de la reunión celebrada en el Parador de Segovia, Fernando Martínez Cuervo ha recordado que la formación enfermera “engloba conocimientos técnicos y prácticos basados en valores” y ha lanzado un mensaje ante las administraciones para resaltar las aportaciones que la especialidad de la enfermería geriátrica ofrece para la profesión, los usuarios y la sociedad.

“En la actualidad disponemos de enfermeras especialistas en Geriatría para las que se requieren puestos de trabajo adecuados en los que desarrollen sus competencias específicas y den respuesta a las demandas y necesidades de salud de las personas de edad avanzada”, ha declarado a modo de reclamación el presidente SEEGG.