Plan de acción contra resistencia a los antibióticos acuerda la OMS

Alrededor de 700 mil personas mueren cada año  por bacterias que los fármacos ya no son capaces de destruir

El surgimiento de diversos microorganismos como virus y parásitos resistentes a los antibióticos disponibles es una preocupación mundial  y se considera la principal amenaza en materia de enfermedades contagiosas a nivel global

bacterias

Con el objetivo de poder continuar garantizando la prevención y el tratamiento efectivo de las infecciones bacterianas mediante medicamentos efectivos y seguros, los países miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) acordaron en Ginebra un plan de acción global para combatir las resistencias a los antibióticos, anunció el organismo.

La resolución fue adoptada por el comité responsable del área en la Asamblea Mundial de la Salud (máximo órgano resolutivo de la OMS), y debe ser aprobada en el plenario del cierre de la conferencia, lo que implicará un llamado a los 194 países miembros a que en el término de dos años conviertan  los objetivos acordados  en estrategias efectivas  contra la resistencia a los antibióticos.

El documento llama a la movilización de recursos humanos y financieros por medio de canales domésticos, bilaterales y multilaterales, para la aplicación de estrategias en correspondencia con el plan y plantea que todos los países miembros deben acudir a la 70 Asamblea Mundial de Salud, en 2017, con sus planes nacionales ya en acción.

De acuerdo con un estudio de la organización, solamente una cuarta parte de 133 países que encuestó contaban con planes para preservar la efectividad del uso de antibióticos, y en muchos la venta sin receta médica de este tipo de medicinas sigue siendo una práctica común.

El surgimiento de diversos microorganismos como virus y parásitos resistentes a los antibióticos disponibles se considera la principal amenaza en materia de enfermedades contagiosas a nivel global.

Por su parte la Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirmó que la creciente resistencia a los antibióticos pone en riesgo los  importantes avances que alcanzó la humanidad en materia de salud pública por lo que instó a cumplir las recomendaciones inmediatas del plan de acción de la OMS que exige  mejorar la higiene en los hospitales para impedir que el desarrollo de infecciones con gérmenes resistentes que conlleven un riesgo de mortalidad.

También demanda aplicar medidas en el campo de la medicina veterinaria pues al igual que en la medicina humana  los antibióticos se prescriben sin diagnóstico claro por lo que el peligro de la resistencia a los antibióticos también deberá ser tratado durante la formación de médicos y agrónomos, y de nuevo, los medicamentos se consiguen sin receta médica, se añade a la problemática el hecho de que  en muchos complejos ganaderos suelen usarse, equivocadamente, como aceleradores del crecimiento.

Se concluyó  también que aun cuando  muchos países  tienen normas para regular el uso de sustancias antimicrobianas,  éstas son insuficientes y con frecuencia no son exitosas.

Al mismo tiempo el organismo lamentó que la industria farmacéutica no invierta lo suficiente en el desarrollo de nuevos antibióticos y sí en medicamentos que les producirán mayores ganancias, lo que es un gravísimo fracaso del mercado que los países deben corregir, señaló la OMS, para lo cual propusieron fundar sociedades entre entidades privadas y públicas que permitan fomentar la investigación y el desarrollo de terapias alternativas y desarrollar  el perfeccionamiento de los diagnósticos.

Ya que  según la OMS unas 700 mil personas mueren cada año a consecuencia de la resistencia desarrollada por las bacterias a los antibióticos , el plan de acción prevé ayuda financiera y técnica para los  países en vías de desarrollo y plantea la necesidad de controlar en forma más efectiva y coordinada la propagación de gérmenes multirresistentes, lo que se conseguirá en la medida en que los medicamentos continúen estando o comiencen a estar al alcance de la gente  de esos países.

Cabe recordar que los antibióticos revolucionaron la lucha contra las enfermedades bacterianas, que antes de su descubrimiento con frecuencia eran mortales, pero el abuso de estos fármacos y el uso  inadecuado llevó a que las bacterias y otros microorganismos desarrollaran una resistencia cada vez mayor a medicamentos de efecto antibiótico, como la penicilina, por lo que su efecto es cada vez menor y en casos extremos es nulo para proteger tanto la vida de los seres humanos como la de los animales de su  entorno .