Severa vigilancia electoral en la Ciudad de México; habrá Ley seca el sábado 6 y domingo 7 de junio en las 16 delegaciones políticas

mancera c4

Desde las instalaciones del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4), en la delegación Venustiano Carranza, durante  las elecciones del domingo 7 de junio, serán vigiladas las  ocho  mil 600 casillas de las doce mil 624 que se instalarán en las 16 delegaciones políticas del Distrito Federal; la vigilancia será   a menos de 100 metros de distancia y en tiempo real,   a través de monitores para detectar  y evitar probables actos de violencia, robo de urnas, proselitismo de los partidos, coacciones a los electores, reparto de despensas y otros productos para comprar el voto.

El presidente del Instituto Electoral del Distrito Federal, Mario Velázquez, está convencido de que serán las elecciones más vigiladas de la historia de la entidad capital del país, donde  se espera participen siete millones 366 mil electores registrados en el padrón electoral de la Ciudad de México.

Las doce mil 624 casillas serán instaladas en  escuelas, lugares públicos y domicilios particulares. El  Distrito Federal está dividido en 40 distritos electorales y cinco mil  536 secciones electorales. Los electores capitalinos elegirán a 40 diputados locales de mayoría y 40 diputados federales, además de los 16 jefes delegacionales.

Las campañas electorales de los diez partidos políticos con registro, Partido Revolucionario Institucional, Partido Acción Nacional, Partido de la Revolución Democrática, Partido del Trabajo, Partido Humanista, Partido Encuentro Social, Partido Nueva Alianza, Movimiento Regeneración Nacional, Partido Verde Ecologista de México y  Movimiento Ciudadano se han desarrollado en medio de la apatía ciudadana y choques entre militantes de esos partidos.

El gobierno de la Ciudad de México ha recibido 238 quejas: 12 sobre enfrentamientos o  agresiones entre candidatos y partidos; 11 respecto a promesas y entrega de despensas; 66 por asuntos relacionados con la pega de propaganda en mobiliario urbano, pendones y mantas; 38 sobre pinta de bardas; 32 para dudas o consultas,  21 por coacción de electores para votar por algún partido y  14 llamadas fueron sobre asuntos referidos a mítines y otros asuntos diversos, según informó el secretario de Gobierno, Héctor Serrano.

En  la Contraloría se recibieron  31 quejas, dijo el servidor público, de las cuales 23 están ante la Unidad Especializada de Vigilancia Electoral y ocho denuncias a nivel de Contraloría Interna en cada delegación.

La ley seca será aplicada desde el sábado seis de junio en las 16 delegaciones políticas de la capital.

La  Secretaría de Seguridad Pública (SSP) cuenta con   26 mil elementos y mil 800 vehículos para realizar un circuito de patrullaje en cruceros estratégicos de la capital; además del servicio de atención del 066 para recibir denuncias de irregularidades en los comicios, y también actuará el operativo de alcoholímetro para disuadir y  evitar ingesta de alcohol durante el proceso electoral.

El personal y el equipo del Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4) trabajarán en conjunto con el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) en el monitoreo de las casillas electorales ubicadas en las 16 delegaciones políticas.

El Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, manifestó que ningún esfuerzo será escatimado para la vigilancia del proceso.  “No vamos a escatimar ningún esfuerzo, tengan la plena seguridad de que vamos a estar en guardia, que vamos a estar supervisando permanentemente que la jornada electoral sea como debe ser, una jornada electoral pacífica, una jornada en la que se pueda ejercer libremente el voto y donde la democracia sea la que salga triunfante”.

Cada paso del proceso quedará registrado en las cámaras del C4. Mancera Espinosa reiteró el llamado a la ciudadanía para que quien tenga conocimiento de algún caso concreto de anomalía en el proceso electoral, lo denuncie y presente pruebas.

Las 71 coordinaciones territoriales del Ministerio Público en toda la capital estarán de guardia para atender y recibir cualquier denuncia  sobre anomalías, junto con 68 agentes especializados en delitos electorales de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

Please follow and like us: