Busca INCan garantizar calidad de vida a sobrevivientes de cáncer

  • El Instituto Nacional de Cancerología integra un padrón nacional de sobrevivientes; más de mil personas se han inscrito
  • Fortalecerán las campañas de difusión, para que reciban más apoyos

sobrevivientes cancer

El Instituto Nacional de Cancerología (INCan) integra un Registro Nacional de Sobrevivientes de Cáncer, para conocer su estado actual físico, emocional y social, y proveerles de herramientas para su plena reinserción a sus actividades cotidianas, informó el director general de esta institución Abelardo Meneses García.

En el marco de la celebración del Día del Sobreviviente de Cáncer, que se conmemoró este jueves, con una caminata y la inauguración de la feria de la salud, en el Bosque de Tláhuac, el doctor Meneses García afirmó que este  grupo de personas representan verdaderos casos éxito para el sector salud, por lo que es importante darles seguimiento y garantizarle una calidad de vida, después de su tratamiento.

En este sentido, indicó que las instituciones del sector salud, que encabeza la doctora Mercedes Juan,  se vinculan con especialistas de alta especialidad para atender las dudas respecto a las consecuencias por la radioterapia o quimioterapia que recibieron durante su tratamiento.

Informó que a un año del inicio del registro, se han inscrito más de mil de personas de 30 entidades de la República, por lo que seguirán fortaleciendo las campañas de difusión para que los sobrevivientes de esta enfermedad, reciban orientación en temas de salud.

La edad promedio de los sobrevivientes es de 55 años. De acuerdo con sus estudios, el 70 por ciento, tienen más de 5 años de haber concluido exitosamente el tratamiento, mientras que el 55 por ciento tiene problemas de obesidad.

Por ello, el doctor Meneses García destacó los programas que impulsa la Secretaría de Salud, junto con el patronato del INCan y autoridades del sector, para incrementar los casos de éxito.

“Este es un día de fiesta, hay que celebrarlo, porque el superviviente de cáncer, es nuestra historia de éxito. Quiere decir que el cáncer no es igual a muerte, pero se tiene que diagnosticar oportunamente y hay que tratarlo adecuadamente y para eso trabajamos todas las instituciones”.

Afirmó que ser un superviviente de cáncer significa entrar a una nueva realidad, y adaptarse a distintas situaciones, sentimientos, retos y una nueva forma de vida. “Finalizar el tratamiento contra el cáncer es un motivo de alegría y también es un momento de diversas transformaciones físicas, emocionales y sociales”.

Posteriormente,  autoridades del sector salud sembraron árboles en el Bosque, como símbolo de compromiso con este sector de la población.