Asegurar el acceso a las terapias innovadoras es el objetivo de la actual Onco-Hematología en España

  • La Real Academia Nacional de Medicina reclama a las administraciones sanitarias que arbitren las medidas necesarias para que los fármacos innovadores sean accesibles para el conjunto de pacientes que los precisen
  • La sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud dependerá  de un robusto sistema de innovación, las medidas cortoplacistas están condenadas al fracaso

El doctor Jesús García-Foncillas, director del Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz; el abogado Julio Sánchez Fierro, vicepresidente primero de la Sociedad Española de Derecho Sanitario (AEDS); la paciente Begoña Barragán, presienta de GEPAC; y Federico Plaza, vicepresidente del Instituto Roche

El doctor Jesús García-Foncillas, director del Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz; el abogado Julio Sánchez Fierro, vicepresidente primero de la Sociedad Española de Derecho Sanitario (AEDS); la paciente Begoña Barragán, presienta de GEPAC; y Federico Plaza, vicepresidente del Instituto Roche

El 27 de octubre se presentó  el informe “Priorización de recursos en el SNS: el caso de la Onco-Hematología”, reclamando a las administraciones sanitarias españolas  que arbitren las medidas necesarias para que los fármacos innovadores sean accesibles para el conjunto de pacientes que los precisen informó ImmédicoHospitalario.

El texto del informe “Priorización de recursos en el SNS: el caso de la Onco-Hematología”, presentado en la Real Academia Nacional de Medicina,avisa desde sus primeras páginas de la falta de cultura de patentes que acompaña a los investigadores en España. Igualmente, se muestra categórico al afirmar que solo será fructífero hablar de sostenibilidad del SNS, si se dispone de un robusto sistema de innovación, siendo condenadas al fracaso cualesquiera otras medidas cortoplacistas.

Como espíritu animador del documento de consenso presentado, el vicepresidente primero de la Sociedad Española de Derecho Sanitario (AEDS), el abogado Julio Sánchez Fierro, pidió que los políticos pongan las medidas necesarias para alcanzar un gran pacto por la Innovación que auspicie un marco jurídico y financiero tan estable como predecible. Esto evitaría la actual situación, en la que las trabas burocráticas y medidas de todo orden aplicadas por algunas CCAA impiden de facto que muchos pacientes no tengan acceso a las terapias más innovadoras.

Desde su amplia experiencia en el sector farmacéutico Federico Plaza, vicepresidente del Instituto Roche, recordó su etapa como miembro de la subcomisión de Farmacia de la Comisión Abril, hace 24 años, para constatar que hay problemas estructurales de la sanidad que envejecen inalterables en el tiempo. Ya en la actualidad, Plaza invocó la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento para recordar que uno de los pilares de la sanidad debe ser el grado de Innovación adecuado, algo que en estos momentos no se puede asegurar porque no se ha desarrollado un reglamento para su determinación. Por ello, el vicepresidente del Instituto Roche demandó que se unifiquen criterios y se implante un criterio universal de transparencia para hacer valoraciones objetivas de los nuevos fármacos. Mecanismos a los que deberá atenderse la Comisión interministerial de Precios y Ginanciación en sus dictámenes.

El doctor Jesús García-Foncillas, director del Instituto Oncológico de la Fundación Jiménez Díaz, aportó la visión de los clínicos, profesionales que según Sánchez Fierro muchas veces se ven en la tesitura de no poder ofrecer a sus pacientes las últimas terapias existentes. Foncillas comentó que muchos fármacos oncológicos precisan perfiles de seguridad dada su toxicidad. También afirmó que en España muchos investigadores trabajan en fases precoces, pero que finalmente no se acierta a la hora de poner los descubrimientos en forma de productos o soluciones útiles para los ciudadanos.

Entre las medidas que propone el documento de consenso está hacer de la transparencia el funcionamiento básico de la Administración; garantizar la eficacia y seguridad de los fármacos, prestando atención a que el comparador de las investigaciones sea el correcto; realizar estudios económicos a largo, especialmente, en aquellos medicamentos de alto coste; y establecer buenos principios para la financiación selectiva y mecanismos de riesgo compartido, para poner la innovación al servicio de la sostenibilidad del SNS.

Aún hubo tiempo para que los ponentes pudieran valorar el comunicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que pone en relación la carne roja y la procesada, con el cáncer. Begoña Barragán, presidenta GEPAC, Grupo Español de Pacientes con Cáncer, dijo hablar desde el sentido común al afirmar que el informe de la OMS ha servido para que la gente reflexione sobre lo que come. Por contra, el doctor García-Foncillas replicó que el informe del organismo internacional no aporta nada nuevo, salvo las cifras epidemiológicas, sembrando sin embargo cierta alarma social.