Amplía la Telemedicina el acceso de las Personas Adultas Mayores al tratamiento de la Depresión

La psicoterapia para la depresión funciona,  ya sea en persona o por videoconferencia

telemedicina 2

La psicoterapia por videoconferencia ayudó a un grupo de adultos mayores, veteranos de guerra con depresión, tanto como las sesiones presenciales, se demostró  durante un estudio en los Estados Unidos.

La psicoterapia funciona para la depresión ya sea en persona o por telemedicina” y este segundo enfoque es una buena opción para “las personas adultas mayores con barreras como los problemas de movilidad, el estigma o el aislamiento geográfico”, dijo el autor principal, doctor Leonard Egede, titular de la Cátedra Allen H. Johnson y profesor de medicina interna y endocrinología  de la  Medical University of South Carolina, con sede en Charleston.

Casi el 40 por ciento de los pacientes viven en áreas rurales, de modo que es una buena oportunidad para brindarles atención sin que tengan que trasladarse tantos kilómetros hasta nuestra sede, el Center for Health Disparities Research, indicó Egede.

El Doctor Leonard Egede, autor principal del estudio

El Doctor Leonard Egede, autor principal del estudio

Los especialistas del  Center for Health Disparities Research  estiman que el 10 por ciento de la población de Estados Unidos desarrollará depresión. En los mayores de 65, otro 20 por ciento padece síntomas depresivos “significativos”, pero sin reunir los criterios diagnósticos de la enfermedad, según publica el equipo en The Lancet Psychiatry.

Pero esa “depresión menor” los expone al riesgo de padecer depresión mayor. Estudios previos habían detectado que la telemedicina era tan efectiva como la psicoterapia presencial para el tratamiento del estrés postraumático y los resultados se obtuvieron  con menos investigaciones que las aplicadas al estudio sobre la depresión.

“Nuestro objetivo era investigar  si se puede ofrecer psicoterapia de calidad por telemedicina”, indicó Egede.

Los autores convocaron a 204 veteranos mayores de 58 con trastorno depresivo mayor; excluyeron a los participantes con psicosis, pensamientos suicidas o adicciones.

Al azar, los organizaron en dos grupos. Cada participante accedió a ocho sesiones de terapia de una hora cada una (cuatro sesiones como mínimo).

Ambos grupos accedieron al mismo tratamiento: activación conductual para la depresión, un enfoque que refuerza las conductas positivas.

Un grupo asistió a las sesiones tradicionales, en persona, mientras que el otro grupo lo hizo por videoconferencia con un teléfono conectado a la línea telefónica convencional.

Los autores evaluaron la evolución de los participantes con dos cuestionarios estandarizados en los que los pacientes podían calificar sus síntomas. Los participantes respondían al tratamiento si los síntomas se reducían por lo menos a la mitad;  los resultados de quienes recibieron la psicoterapia en persona y de quienes la recibieron por videoconferencia fueron similares.

Please follow and like us: