El feminicidio está presente en todo el país; ni leyes ni el  gobierno lo han podido detener

  • La violencia contra la mujer es el rostro más atroz de la discriminación, advirtió la ONU
  • Establecer un ‘Observatorio del Femicidio’, exige la relatora de la ONU sobre violencia contra la mujer en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer
Ana Buquet Corleto, directora del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM

Ana Buquet Corleto, directora del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM

Ana Buquet Corleto, directora del Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM, advirtió que ni las leyes, acuerdos internacionales, estructuras de gobierno, organizaciones no gubernamentales o el trabajo desde la academia han podido detener la violencia contra las mujeres en México.

La especialista en género, sexualidad y educación superior de nuestra máxima casa de estudios,  tras advertir que el feminicidio está presente en todo el país,  resaltó que en México hay múltiples formas de ataques contra este sector, desde el feminicidio hasta las agresiones en la calle, en el hogar o en los espacios laborales, educativos y de prestación de servicios.

La directora del PUEG de la UNAM, dijo que para eliminar la violencia  es necesario desnaturalizarla, dejar de ver a la población femenina como un grupo vulnerable y buscar que las mujeres sean consideradas sujetos de derechos capaces de reconocer y denunciar cualquier forma de maltrato.

Además consideró indispensable incidir desde diferentes lugares y dimensiones para combatir este fenómeno; si toda la comunidad cobra conciencia de su gravedad, tendremos una actitud más activa para la denuncia.

La tasa de feminicidios en México se ignora debido al alto número de desaparecidas y la corrupción e impunidad que permean los sistemas de justicia en el país, con la excepción de su capital donde se hacen esfuerzos por proteger a las mujeres y asegurarles senderos libres de violencia. México es uno de los países con las tasas más altas de feminicidios en el mundo.

Diversos especialistas en Derecho señalan que las comisiones de derechos humanos en la república se han convertido en burocracias inservibles para proteger o resguardar a las víctimas  y no son instancias que realmente protejan los derechos humanos de las mujeres en toda la república.

La organización Human Rights Watch afirma en su informe 2015 que “el derecho mexicano no protege adecuadamente a mujeres y niñas contra la violencia doméstica y sexual. Algunas disposiciones, como aquellas que supeditan la gravedad de la pena para ciertos delitos sexuales a la “castidad” de la víctima, contravienen estándares internacionales.

Las mujeres y niñas que han sufrido este tipo de violaciones a sus derechos humanos en general no denuncian los hechos a las autoridades, y quienes sí lo hacen suelen enfrentarse a una actitud de sospecha, apatía y menosprecio.

En tanto, en Ginebra, la Relatora Especial de la ONU sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, Dubravka Šimonović,   declaró que “la violencia contra las mujeres es la manifestación más atroz de la discriminación y la desigualdad sistemática y generalizada a la cual las mujeres y niñas de todo el mundo continúan enfrentándose. Las mujeres y sus hijos/as siguen muriendo, a menudo de forma cruel.

Šimonović, de origen croata,  instó hoy a todos los Estados a enfocarse en la prevención de homicidios de mujeres relacionados con el género, estableciendo una Vigilancia del Femicidio.

En la víspera del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, Šimonović subrayó que los Estados deben comprometerse a prevenir los homicidios de mujeres relacionados con el género.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) en México consigna datos atrasados sobre la violencia contra las mujeres. Según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares realizada en 2011, que recoge la CNDH en su sitio de internet,  “de un total de 24 millones 566 mil 381 mujeres casadas o unidas de 15 años y más en el ámbito nacional, se registró que 11 millones 18 mil 415 han vivido algún episodio de maltrato o agresión en el transcurso de su vida conyugal”.

feminicidios

Para la CNDH son particularmente vulnerables a la violencia  “las mujeres indígenas, las refugiadas, las mujeres migrantes que viven en comunidades rurales o remotas, las mujeres indigentes, las mujeres recluidas en instituciones o detenidas, las niñas, las mujeres con discapacidad, las mujeres de edad y las mujeres en situaciones de conflicto armado”.

En México ninguna instancia gubernamental tiene datos específicos, fidedignos y actualizados sobre los tipos de violencia, índices e indicadores de los delitos que se ejecutan contra la población femenina y de la diversidad sexual.

La funcionaria de la ONU señaló,  en un comunicado, esas  debilidades de los sistemas nacionales de prevención; aseveró que  la falta de una evaluación adecuada de los riesgos y la escasez o la mala calidad de los datos son las principales barreras en la prevención de los asesinatos de mujeres por razones de género y en el desarrollo de estrategias de prevención significativas.

Estas debilidades se traducen en errores de identificación, la ocultación y el subregistro de homicidios de mujeres relacionados con el género que perpetúan así la impunidad de estos asesinatos, dijo Šimonović.

Por esta razón, llamó a todos los Estados a establecer un ‘Observatorio del Femicidio’ u ‘Observatorio de los Asesinatos por Razones de Género’ y a publicar cada 25 de noviembre – en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer – el número de feminicidios u homicidios relacionados con el género por año, desagregados por edad y sexo de los agresores, así como la relación entre el agresor y la víctima o las víctimas.

feminicidios mapa

La información relativa al enjuiciamiento y sentencia de los autores también debe ser recolectada y publicada, señaló la funcionaria de la ONU.

Šimonović considera que  cada caso de homicidio relacionado con el género debería ser analizado cuidadosamente para identificar cualquier fallo de protección  con miras a mejorar y desarrollar futuras medidas preventivas.

En la recolección, el análisis y la publicación de estos datos, agregó, los Estados deberían cooperar con las ONG e instituciones independientes de derechos humanos que trabajen en cada área; el mundo académico; representantes de víctimas, al igual que con organizaciones internacionales pertinentes y otras partes interesadas. “Estos datos deberían estar disponibles públicamente a nivel nacional, mientras que la ONU y otras organizaciones deberían garantizar la publicación global y regional de  tal información”.

Šimonović fue nombrada Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2015, para que recomiende disposiciones y medios aplicables en los planos nacional, regional e internacional para eliminar la violencia contra la mujer y sus causas, y para remediar sus consecuencias.

La Relatora Especial de la ONU sobre la violencia contra la mujer puntualizó que  los 16 Días de Activismo contra la Violencia de Género que se llevarán a cabo en distintos países, deberían ser utilizados para presentar estos datos y discutir las acciones necesarias para la prevención de esas muertes evitables de mujeres.

La capital mexicana, ciudad segura para las mujeres

En México, la única entidad donde se prepara este tipo de activismo es en la Ciudad de México a través del Instituto de las Mujeres de la capital.

El Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinosa, se comprometió, al presentar  este martes 24 de noviembre,  el programa “CDMX Ciudad Segura y Amigable para Mujeres y Niñas”, a prevenir y atender la violencia en los espacios y transportes públicos.

mancera ciudad segura mujeres

“La Ciudad de México siempre va a estar cuidando a las mujeres, ésta es una vocación, es una ciudad que se pinta de rosa y que tiene a las mujeres como su fuerza política más importante”,  dijo el Jefe de Gobierno capitalino al precisar las acciones y medidas que se tomarán para poner en marcha el programa de seguridad para mujeres y niñas, el cual se basa en cinco componentes: “Viajemos Seguras”, que contempla dos nuevas líneas del Sistema de Transporte M1 Atenea, además de que se agregarán tres módulos para el Sistema de Transporte Eléctrico y el sistema Metrobús.

El segundo eje, dijo el servidor público capitalino,  es “Camina Segura”, que prevé mayor iluminación, vigilancia, equipamiento de infraestructrura y el mejoramiento de los paraderos y Centros de Transferencia Modal (CETRAM). “Estamos hablando de iluminación, vigilancia y de la estrategia que tiene hoy la Ciudad de México de cambiar la cara de los CETRAM”, dijo.

El Jefe de Gobierno, en un evento efectuado en el antiguo palacio del ayuntamiento, convocó a la  Participación Ciudadana, donde la población y organizaciones civiles colaborarán en observatorios para seguir las acciones públicas que prevengan y eviten  la violencia contra las mujeres y niñas.

Frente a una situación  de gravedad en la violencia contra las mujeres en México, en agosto pasado  la titular de la Procuraduría General de la República (PGR), Arely Gómez González, nombró como titular de la Fiscalía Especializada para los Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA) a Ángela Quiroga Quiroga, una abogada egresada de la Facultad de Derecho de la UNAM, la máxima casa de estudios del país, en un esfuerzo por dar respuestas a las elevadas tasas de violencia contra las mujeres de todas las edades en la república.

La directora del PUEG de la UNAM considera que se debe actuar desde diversos ámbitos como el legal,  donde “hay muchos avances porque existen acuerdos internacionales para eliminar este tipo de conductas. Además, agregó, en México tenemos la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia”.

Sin embargo, la especialista universitaria subrayó que las normas no cambian la realidad automáticamente.  “Se precisa una transformación cultural para que ningún hombre crea que tiene derecho a disponer del cuerpo de otra persona por su género y también que las mujeres  dejen de pensar que deben soportar cualquier forma de agresión”.

A su vez, las instituciones precisan responder de manera efectiva porque al ser instancias confiables se logrará que cada vez más personas recurran a las autoridades. “Alcanzar este objetivo requiere de protocolos específicos de atención, a fin de identificar el tipo de atropello padecido, cómo denunciar y las acciones a tomar para sancionar al responsable”, dijo finalmente Buquet Corleto.

Please follow and like us: