“Con la endoscopia de la obesidad, estamos tratando el problema de forma más temprana”

‘Pero la última palabra -o el último bocado- lo tiene el paciente, tiene que intentar hacer un cambio en toda su vida: en su agenda, en su hábito deportivo y en su motivación hacia la comida y hacia la salud’

Gontrand López-Nava, director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad en el Hospital Universitario HM Sanchinarro

Gontrand López-Nava, director de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad en el Hospital Universitario HM Sanchinarro

En los últimos tiempos, ha cambiado enormemente el abordaje de la obesidad. A la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad en el Hospital Universitario HM Sanchinarro se acercan las personas que empiezan a conocer lo que es la endoscopia bariátrica.

Según la última Encuesta Nacional de Salud, el 53,7% de los españoles padece obesidad o sobrepeso. No hay que esperar a que este problema sólo se pueda resolver por vía quirúrgica. El paciente, con ayuda de médicos especializados, como los de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad en el Hospital Universitario HM Sanchinarro, tiene que intentar hacer un cambio en toda su vida. En su agenda, en su hábito deportivo y en su motivación hacia la comida y hacia la salud, informó el medio especializado  Immédicohospitalario.

Gontrand López-Nava, director de esta unidad, confirma que la obesidad es la plaga del siglo XXI. Hace hincapié en que no sólo han crecido las cifras epidemiológicas. “También ha aumentado mucho la concienciación de que la obesidad es un problema de salud que va a acarrear complicaciones en el futuro y que hay que combatirla desde la fase de sobrepeso, para prevenir la evolución a grandes obesidades”, señala.

El incremento de la obesidad y el de la preocupación por esta enfermedad hacen que se dispare la cifra de pacientes que están intentando resolver esta condición de sobrepeso. “El abordaje de la obesidad está evolucionando no sólo aumentando sus cifras sino la forma de tratarla”, añade López-Nava.

super obeso 2

“Existen técnicas menos invasivas que las clásicas quirúrgicas”, destaca. Igualmente, subraya que las técnicas de cirugía para tratar la obesidad, como recomponer el intestino y que absorba menos comida, sólo han llegado al 1% de la población a la que tendrían que haber llegado. ¿El motivo? “Porque al paciente le ha dado miedo o porque no tiene tiempo para estar una semana ingresado en un hospital, etcétera”, cavila.

En la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad en el Hospital Universitario HM Sanchinarro se soluciona el problema de la obesidad “con hasta nueve técnicas distintas a través de la boca, sólo por la boca”.

Al principio, comenzaron introduciendo un balón en el estómago. Luego, haciendo una reducción gástrica vía oral. Más tarde, poniendo dispositivos como prótesis con mangas de plástico que ocupan el duodeno, tipo el EndoBarrier.

 “Podemos poner balones dobles. Podemos coser el estómago de tres formas distintas. Es toda una evolución la que ha hecho que igual que antes existía la cirugía de la obesidad ahora sea la endoscopia de la obesidad”, declara el doctor.

Defiende que la cirugía, como tal, ha sido la mejor herramienta y que la sigue siendo para muchos casos, pero que se ha visto que no es suficiente. “El paciente tiene que jugar un papel”, asegura. Antiguamente, se pensaba que a éste se le intervenía y que ya estaba. “Si al paciente no le cambiamos su conducta alimentaria, tampoco servirá la cirugía” ni otros métodos,  advierte; se trata aquí de una reeducación completa del paciente, de una redirección de sus hábitos.”

Please follow and like us: