Un sobreviviente del holocausto nazi confronta a Trump

 

  • Lo compara con el maniático del “bigotito”
  • Sus persecuciones de inmigrantes, similares a las de Hitler
  • “Están del lado equivocado de la historia”

Bernard Marks.

 

SACRAMENTO.-Bernard Marks, de 87 años, sabe lo que es vivir la discriminación y el abuso por motivos de su origen. Este hombre es un sobreviviente del holocausto nazi. También no le es difícil reconocer a un maniático similar al del “bigotito”, quien provocó los asesinatos de un millón y medio de niños y cuatro millones y medio de personas adultas de origen judío entre 1939 y 1945.

 

El martes pasado Marks se pronunció contra los que asegura están en el lado equivocado de la historia: las autoridades migratorias en Estados Unidos y el gobierno del empresario Donald Trump, a quien Marks, sin decirlo abiertamente, compara con el dictador nazi, el personaje del “bigotito”.

 

Marks es un activista que reconoció el presidente Obama como una persona preocupada por hablarle  a los jóvenes de lo que ocurrió en Europa durante la segunda guerra mundial, para que no se repitan los crímenes que encabezó Adolfo Hitler contra las minorías.

 

Este hombre de 87 años que sobrevivió al holocausto lo pudo hacer porque su padre lo protegió; sin embargo, toda su familia fue gaseada por los nazis en el campo de concentración de Auschwitz. Marks fue encontrado por las tropas norteamericanas en 1945 en el campo de concentración de Dachau.

 

Fue testigo de la llegada de los nazis a Varsovia en septiembre de 1939, de la persecución de maestros, periodistas y doctores polacos que se opusieron a la ocupación de Polonia. Los nazis les colocaban letreros en el cuello y los colgaban de los postes para exhibirlos y humillarlos.

 

Este hombre vivió los horrores que cometieron los nazis en el gueto de Varsovia, donde llegaron a concentrarse unas 400 mil personas de origen judío, sometidos a las peores infamias.

 

 

Marks se refirió en una reunión con autoridades migratorias, a la cacería nacional ordenada por Trump, de inmigrantes de origen mexicano y de otras nacionalidades de los países árabes, a quienes califica de terroristas y delincuentes.

 

Marks, quien ha sido educador, confrontó a Thomas Homan, el director encargado del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), y al alguacil del Condado de Sacramento, Scott Jones, en medio de un foro público para discutir el tema migratorio y los procedimientos llevados a cabo por la administración del republicano.

 

“La historia no está de su lado”, planteó sin tapujos esta persona adulta mayor en su intervención, mientras los presentes lo escuchaban atentamente.

 

“Cuando yo era un niño en Polonia, por ninguna razón más que por ser judío, yo fui detenido por los Nazis”, narró Marks. “Y por esa razón fui seleccionado y separado de mi familia, que fue exterminada en Auschwitz”, dijo en ese auditorio donde buena parte de los asistentes lo aplaudían pero otros guardaban silencio o se sintieron incómodos con el discurso de Marks.

 

Seguidamente, el hombre que pasó cinco años y medio en campos de concentración por su origen judío, hizo referencia al ingreso de agentes de ICE en las Cortes de California para arrestar a indocumentados.

 

“Cuando este caballero- dijo Marks refiriéndose a Homan- se para aquí y dice que no persigue a la gente, él debería leer el “Sacramento Bee de hoy” (un periódico local), le dijo el sobreviviente del holocausto nazi.

 

Marks se refería a un artículo de la edición de “Sacramento Bee” , donde se difunde la posición de la Corte Suprema de Justicia de California que objetó que ICE se meta y se lleve a personas de las Cortes”.

 

“No me diga que eso es una mentira”, increpó Marks a Homan.

 

“Nos paramos aquí señor Jones. No olvide, la historia no está de su lado”, insistió.

 

 

Homan se limitó a contestar que su agencia seguirá realizando arrestos en los tribunales, pero aseguró que no perseguirá a víctimas y testigos.

 

El funcionario de Trump dijo que sus oficiales no se meten en escuelas, iglesias y otros espacios de acceso restringido.

 

Marks no quedó satisfecho con la respuesta del funcionario. Él tiene muy presente el recuerdo de los alemanes nazis que mentían, mientras perseguían a los judíos y los detenían en las calles. Un recuerdo que no olvida Marks es cuando los nazis llegaron a Varsovia en septiembre de 1939, y un hombre que los increpó lo lanzaron desde un tercer piso, y su cuerpo cayó cerca de Marks, quien tenía apenas ocho años. ”No se cayó, lo aventaron”, recuerda este sobreviviente del holocausto que se atrevió a confrontar las políticas migratorias de Trump.

 

Con información de La Opinión de Los Ángeles y una entrevista con Marks.