La sedación paliativa alivia molestias en enfermedad grave o terminal

  • Médicos especialistas participan en el Foro Cuidados Paliativos, Vida con Calidad. El paciente debe ser evaluado para determinar si es candidato a este tratamiento.
  • Para mejorar la salud de la población se debe consolidar un modelo de calidad y seguridad en la atención de los pacientes y sus familiares en los servicios públicos de salud.

La sedación paliativa es una maniobra técnica que permite aliviar las molestias que se manifiestan durante el proceso de una enfermedad grave o terminal, como pueden ser disnea (falta de aire) o incapacidad psicomotriz, informó el especialista en Dolor y Cuidados Paliativos del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, Andrés Hernández.

Durante su participación en el Foro Cuidados Paliativos, Vida con Calidad, informó que este tipo de sedación permite la disminución deliberada del nivel de conciencia del enfermo mediante la administración de fármacos apropiados, con el objetivo de evitar sufrimiento intenso a causa de uno o más síntomas que no se pueden controlar de otra forma.

Por su parte, la consejera de la Comisión Nacional de Bioética e investigadora del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), Emma Verástegui, al participar en la mesa Consideraciones éticas al final de la vida, señaló que para que una persona pueda acceder a una sedación paliativa, debe ser evaluada por el equipo especializado en la materia.

Explicó que una vez que un paciente es candidato, el caso pasa al comité de ética de la institución médica donde es atendido, además debe contar con la aprobación de la familia.

Los cuidados paliativos se aplican a enfermos que cursan patologías terminales que se encuentran fuera de tratamiento médico, o muy graves con procedimientos que prolongan la vida.

Los principales objetivos de este tipo de intervención son:

  • Manejo de los síntomas que ponen en una situación de sufrimiento al paciente y/o a sus familiares.
  • Establecer las metas de tratamiento de acuerdo a las preferencias del enfermo para con su vida.
  • Mantener la comunicación entre el paciente, su familia o cuidadores y todo el equipo médico involucrado en el tratamiento de la patología.
  • Proporcionar apoyo psicosocial y espiritual al enfermo y a sus familiares.

El éxito de los cuidados paliativos se basa en la comunicación que debe existir entre el paciente, su familia y sus médicos en un ambiente de cordialidad, respeto y confianza, el estado de la enfermedad y los deseos principalmente del enfermo y secundariamente de sus familiares.

Consolidar un modelo de calidad y seguridad de la salud

En otro ámbito, el director general de Coordinación de los Hospitales Federales de Referencia de la Secretaría de Salud, Francisco Navarro Reynoso, manifestó que para mejorar la salud de la población se debe consolidar un modelo de calidad y seguridad en la atención de los pacientes y sus familiares.

En la reunión nacional Avances del Proceso de Acreditación, que organizó la Dirección General de Calidad y Educación en Salud, señaló que, ante una demanda creciente de servicios médicos, se requiere un mayor compromiso y vocación en nuestro sistema de salud.

Para lograrlo, destacó la necesidad de unificar y estandarizar criterios que mejoren los procesos de atención que inciden tanto en la salud como en la enfermedad del individuo y su familia.

En el auditorio “Doctor Manuel Velasco Suárez” del Hospital Juárez de México (HJM), Navarro Reynoso manifestó su confianza en que este tipo de encuentros coadyuvará en la consolidación de políticas hospitalarias que aseguren el acceso oportuno, equitativo, con calidad y seguridad, a los pacientes y sus familiares.

A su vez, el director General del HJM, Martín Antonio Manrique, destacó la labor que realizan en los últimos 13 años para impulsar un modelo de gestión, basado en la atención integral de los pacientes y sus familiares, que garantiza el trato digno y una mejor prestación de servicios.

Entre ellas, ha promovido acciones como la organización del Primer Congreso Nacional de Calidad y Seguridad del Paciente, y se sumó al Tratado Mexicano Contra la Sepsis, que representa la principal causa de muerte por infecciones.

Asimismo, informó sobre reconocimientos que ha logrado por parte de organismos nacionales e internacionales. Uno de ellos es el Comité Nacional de Evaluación, de Diagnóstico y Certificación del Programa Hospital Seguro; supervisión de procedimientos hospitalarios de Seguridad y, recientemente junto con otras instituciones de salud en el país, se adhirió al Founder Patient Safety Movement de Estados Unidos, que busca reducir los riesgos en la atención médica.

Durante los trabajos, la directora general Adjunta de Calidad en Salud doctora Odet Sarabia González, se refirió a la conveniencia de fortalecer las tareas de capacitación permanente que incida en una mejor atención con calidad.