Ajo y chía contra la hipertensión

ajo 2

La hipertensión ha sido llamada el “asesino silencioso” porque no presenta síntomas y  sus víctimas desconocen padecer esta enfermedad que en el momento menos esperado pueden  causar embolias o síncopes;  afecta a millones de personas en el mundo,  combatirla no es difícil, solo hay que tener fuerza de voluntad y consumir ciertos alimentos considerados como imprescindibles para las personas que padecen este mal, dos aliados infalibles son el ajo y las semillas de chía. Al contener fibra, calcio, antioxidantes y Omega-3 estos alimentos deben estar obligatoriamente en la dieta del paciente de hipertensión

La presencia en el ajo de componentes sulfurosos hace muy importante a esta planta pues le da propiedades curativas, por lo que resulta muy adecuada para estimular  la circulación sanguínea y evitar o luchar contra las enfermedades circulatorias como la hipertensión. Otro componente importante del ajo es la adenosina, que funciona como un relajante muscular y ayuda a dilatar los músculos de los vasos sanguíneos, evitando así la formación de coágulos sanguíneos.

Estudios realizados en La Universidad de Indiana en Estados Unidos demostraron que la ingesta de 12 grs. diarios (un diente de ajo) conseguía una reducción significativa de la tensión en tres meses. Para las  personas que no pueden comerlo crudo pueden recurrir a las cápsulas, sin embargo es más recomendable el ajo fresco y natural.

Por su lado, la chía tiene la propiedad fundamental de regular la presión arterial pues tiene Omega 3, que proporciona energía y protege al sistema inmunológico, regula el azúcar en la sangre, mejora la digestión, ayuda a bajar de peso y reduce el riesgo cardiovascular.

RECETA PRÁCTICA: AJO Y CHíA

Consumir diariamente un diente de ajo en ayunas con un vaso de agua, puede agregársele al  vaso de agua un poco de semillas de chía.

LA CURA DEL AJO:

Para disminuir la tensión arterial, los pacientes tienen que consumir un diente por día. Se ha visto que el consumo regular de ajo disminuye la tensión arterial en casi un 10 por ciento. Los pacientes pueden elegir comerlo en polvo o comer el diente, siendo el último como lo dijimos anteriormente el más beneficioso. Antes de comprar suplementos de ajo, los consumidores deben consultar a su proveedor de la salud para asegurarse de que no interfieran con otros medicamentos o suplementos que se están tomando como la vitamina E, aspirinas, diluyentes de la sangre o el ginkgo.

EL AJO LIMPIA EL ORGANISMO

El ajo también depura el organismo, para ello hay que tomar un diente de ajo en ayunas todos los días por un lapso de 5 días. Además de la hipertensión otra dolencia que puede ser curada con el ajo es la hinchazón abdominal: Algunas de sus sustancias producen una acción diurética. Combate los gases intestinales y el estreñimiento debido a sus propiedades para acelerar el tránsito intestinal.

También es buen auxiliar contra el insomnio porque ayuda a disminuir  la ansiedad y los problemas nerviosos que desencadenan un mal descanso. El ajo también es efectivo para bajar de peso.

NO A LA HIPERTENSIÓN

A la hora de controlar la tensión alta hay cuatro cosas a tener en cuenta. Las cuatro, relacionadas entre sí, están encaminadas a adoptar un estilo de vida más saludable.

-Evitar el sobrepeso.

-Realizar ejercicio físico.

-Controlar el estrés.

-Cuidar la alimentación.

EVITAR ALIMENTOS QUE ELEVAN LA PRESIÓN ARTERIAL

Para evitar la hipertensión y las arritmias  el paciente debe de llevar un estilo de vida saludable y dejar de comer en exceso: sal, cafeína, alcohol, tabaco, grasas saturadas, harinas y azúcares refinados.

ALIMENTOS PARA CONTROLAR LA PRESIÓN ARTERIAL

Especialistas afirman que alimentos ricos en calcio, magnesio, vitamina C, potasio, fibra y ácidos grasos esenciales son los que deben de consumir las personas que sufren este mal; recomiendan comer: acelgas, espinacas, brócoli, col, cereales integrales, avena, frutos secos, higos, semillas de sésamo, semillas de chía, cebolla, tomate, apio, soya, ajo, cebada, naranjas, limones, mandarinas, plátanos, piñas, peras, uvas, moras, chirimoyas, melón, sandía y  granadas.

Please follow and like us: