Drama de las prisiones mexicanas: cuando las personas ya están presas, la mayoría carece de abogado

 

  • “El sistema penal trata de garantizarle a una sociedad dos cosas primordiales: primero, seguridad, paz, tranquilidad, gobernabilidad derivada de las satisfacciones de los intereses y las demandas sociales, y segundo, justicia y soluciones adecuadas que prevengan los conflictos”

 

 

La jurista Mercedes Peláez Ferrusca hizo énfasis en la importancia de generar herramientas para defender los derechos de las personas en prisión ya que aseguró: “cuando la persona ya está presa, son pocos los abogados interesados en revisar su situación”.

 

Peláez Ferrusca participó en la sede del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), la tarde del miércoles 4 de octubre, en la presentación de los libros Derechos de las personas en prisión y El sistema penal en la Constitución en el que participó además el juristas Sergio García Ramírez.

 

Peláez Ferrusca señaló que el libro Derechos de las personas en prisión, aborda los derechos exigibles y justiciables a favor de la dignificación de las personas que se encuentran en cualquiera de los establecimientos que conforman el sistema penitenciario mexicano cumpliendo las resoluciones judiciales consistentes en penas privativas de libertad y de quienes se encuentran en esas instituciones sujetos a procedimiento penal bajo la modalidad de prisión preventiva.

 

Mercedes Peláez Ferrusca.

 

“Está pensado para ser leído por los presos y sus familiares y está compuesto de tres partes que pretenden explicar el propósito del texto que es el de definir qué se entiende por derechos de los presos”, dijo la jurista.

 

Señaló que la publicación fue actualizada en un periodo en el que aún no se publicaba el Código Nacional de Procedimientos Penales ni la Ley Nacional de Ejecución de Penas en 2016. Sin embargo, dijo, el texto incluye la información necesaria para tramitar ante los jueces de ejecución de penas, los derechos de los internos.

 

“El libro tiene tres apartados, el primero referido a los derechos de las personas internas, sus derechos humanos, el derecho a la salud, la dignidad como persona y el trato humanitario, el segundo, sobre los derechos que los asisten en su situación jurídica y el tercero, el análisis de instrumentos internacionales que están en las leyes penitenciarias”.

 

 

Y es que tal y como lo expone en la nota introductoria, el hecho de que se haya otorgado carácter constitucional a los derechos humanos implica una dinámica de cambios para la cultura jurídica, tanto civil como pública, al poner como principio rector de toda regulación jurídica de la convivencia social al respeto irreductible de la dignidad de la persona.

 

Por su parte, Sergio García Ramírez, un destacado jurista mexicano con una larga trayectoria en el servicio público, manifestó que “el sistema penal trata de garantizarle a una sociedad dos cosas primordiales: primero, seguridad, paz, tranquilidad, gobernabilidad derivada de las satisfacciones de los intereses y las demandas sociales, y segundo, justicia y soluciones adecuadas que prevengan los conflictos”.

 

García Ramírez, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, aseguró que la publicación El sistema penal en la Constitución que le tocó presentar se hace un análisis de los llamados “protagonistas del sistema penal” que se encuentran en las normas constitucionales, desde el inculpado, la víctima, la policía, que es el personaje esencial porque de él depende el éxito o el fracaso del sistema penal, hasta el ministerio público, los jueces y defensores penales.

 

Sergio García Ramírez.

 

Asimismo mencionó que se hace un recorrido por las garantías procesales, la procuración e impartición de justicia, el proceso de reinserción social, las facultades del ministerio público y el desarrollo de sus indagatorias.

 

En ese texto destacan los derechos de las víctimas y la reparación del daño, a la vista de la aplicación del nuevo sistema penal acusatorio amparado en el principio de presunción de inocencia.

 

El jurista explicó que en los últimos años se ha centralizado la legislación penal y su procedimiento, y existen grandes temas constitucionales en materia que se encuentran a debate.

 

Entre éstos, añadió, para qué sirve la materia o justicia penal; el principio de legalidad estricta en materia penal, legalidad en materia de delitos y penas, en la ejecución de las sanciones y en los procesos; la condición del delincuente; la pena y cómo llegamos a la sentencia o por qué camino o ruta.

 

Aseguró que en las últimas dos décadas se han modificado constantemente los temas e hizo un breve repaso por lo que se ha realizado en materia penal, lo cual ha puesto de manifiesto su popularidad actual y la observación constante.

 

Al término de las presentaciones editoriales, la directora del INEHRM, Patricia Galeana, destacó que ambos libros forman parte de la colección Biblioteca Constitucional, la cual puede consultarse y descargarse de manera gratuita en la página: http://constitucion1917.gob.mx/