Adultos mayores no pueden pagar créditos: “No me alcanza para reconstruir”

 

 

Margarita JASSO BELMONT

LA CRÓNICA

En el esquema de apoyo con créditos hipotecarios, planeado para damnificados por el sismo del 19 de septiembre, los adultos mayores no fueron tomados en cuenta, pues sus ingresos no alcanzarán para solventar los gastos de reconstrucción de sus hogares.

 

Por ejemplo, para poder tener acceso a un préstamo de dos millones de pesos, un adulto mayor que haya perdido su casa durante el sismo tiene que pagar 15 mil pesos mensuales por un plazo de al menos 20 años, así lo establecen los requisitos de las instituciones financieras que otorgan créditos hipotecarios a los damnificados.

 

Por ello los pensionados que resultaron damnificados exigen al gobierno medidas de apoyo que vayan acorde a sus posibilidades, en virtud de que los créditos hipotecarios a los que tienen acceso, están atados a montos y plazos que resultan inalcanzables para ellos.

 

“Eso es frustrante, porque ellos no pueden cubrir esa cantidad con la pensión que les pagan, y no tienen otros ingresos”, expresó Beatriz Soto, quien platicó con Crónica sobre la situación que están atravesando sus padres, ambos mayores de 70 años y que resultaron afectados por el sismo de 7.1 grados.

 

 

Posterior al terremoto que sacudió a la Ciudad de México el 19 de septiembre, Beatriz recibió en su casa a sus padres, quienes por más de 30 años vivieron en el departamento 307 de la calle de Escocia en la colonia Del Valle.

 

Fidel Soto, padre de Beatriz, se hizo de su patrimonio gracias a los ahorros de muchos años; el sismo dejó daños estructurales en el edificio y por eso se vio obligado junto a su esposa a abandonar el lugar en el que vio crecer a sus tres hijos.

 

Con 79 años y una pensión de mil 500 pesos mensuales, Fidel Soto está imposibilitado para adquirir un crédito hipotecario, hecho que le ha causado tristeza, frustración y desesperanza.

 

“Mi papá estaba emocionado cuando el gobierno anunció las medidas de apoyo a damnificados. Nos endulzaron la oreja al decirnos que nos iban a dar dos millones de pesos para comprar una casa, pero al pasar de los días nos dimos cuenta de que eran muchos requisitos y el dinero era un préstamo que había que pagar con pensiones que no alcanzan”, dijo Beatriz.

 

Los daños del edificio de Escocia 29 dejaron a más de 15 adultos mayores sin hogar. Tal es el caso de Esther García, de 69 años, quien expresó su molestia porque su pensión de dos mil 300 pesos no le alcanzan para contratar un crédito hipotecario.

 

 

“Me hice de mi casa con mucho trabajo, tiempo y esfuerzo. Viví ahí 34 años, me hice cargo de mis tres hijos sola y para poderme hacer de una casa tuve que trabajar en muchos lugares al mismo tiempo. Cuando mis hijos se casaron, renté las habitaciones para ayudarme con gastos y ahora perdí todo”, contó.

 

Esther García coincidió en que no existe un programa de apoyo a pensionados damnificados, por lo que exigió a las autoridades el dar facilidades para que los adultos mayores puedan recuperar su patrimonio o hacerse de una vivienda.

 

“El gobierno debería de dar apoyos diferentes y más accesibles para adultos mayores. Habemos personas que no tenemos ya capacidad de trabajar y tener ingresos para poder solventar esos créditos. No podemos seguir siendo viajeros errantes que viven un rato aquí o allá, necesitamos una casa”, dijo Esther.

 

Es así que a un mes del sismo que dejó daños en más de tres mil edificios en la Ciudad de México, los damnificados aún mantienen dudas sin respuesta y necesidades sin solución.