Identifica el gobierno de  Mancera 7,500 inmuebles en alto grado de riesgo sísmico de la CDMX

  • Cinco mil 800 edificios  son de uso habitacional y otros mil 700 inmuebles sin uso habitacional,  todos ellos ubicados  en dos delegaciones del centro de la capital mexicana, Cuauhtémoc y Benito Juárez,  que fueron construidos antes de 1985.
  • El Jefe de Gobierno anunció que la Ciudad de México  ya cuenta con un diagnóstico para fortalecer la resiliencia.

Foto: T E

Con  el propósito de hacer más resiliente a la capital mexicana, el gobierno de la Ciudad de México identificó a 7 mil 500 inmuebles,  cinco mil 800 edificios de uso habitacional y otros mil 700 inmuebles sin uso habitacional, en alto riesgo sísmico, todos ellos ubicados principalmente en dos delegaciones del centro de la capital mexicana, Cuauhtémoc y Benito Juárez,  que fueron construidos antes de 1985.

La Ciudad de México, dijo el Jefe de Gobierno, Miguel ángel Mancera Espinoza,  ya cuenta con un diagnóstico para fortalecer la resiliencia, que tiene como objetivo plantear iniciativas de mediano y largo plazo para reducir la vulnerabilidad de la capital.

Sin dar mayores detalles sobre el número de residentes en esos cinco mil 800 edificios habitacionales, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México dijo en la presentación de ese estudio hecho por una empresa privada, que esperaba fuera tomará en cuenta por el próximo gobierno de la República, dado que la capital del país es la sede de los tres poderes de la Unión.

Este estudio fue hecho por la empresa  Bain & Company por encargo del gobierno capitalino tras el sismo del 19 de septiembre del año pasado que causó daños a por lo menos tres mil inmuebles en diferentes zonas de la Ciudad de México.

Este estudio que le fue entregado al Jefe de Gobierno durante una breve ceremonia efectuada en el antiguo palacio del ayuntamiento en el Centro Histórico de la Ciudad de México identificó daños en la red de agua potable y drenaje, la construcción de viviendas en asentamientos irregulares y los problemas de congestionamiento de usuarios  en  las líneas 1, 2 y 3 del Sistema de Transporte Colectivo, así como la ausencia de un sistema de protección civil adecuado para la dimensión urbana de la capital del país.

Mancera Espinosa se refirió a la vulnerabilidad de los inmuebles de la capital y a los distintos tipos de suelo donde se asientan y fueron construidos. Mencionó que en la  actividad sísmica es muy intensa en todo su territorio y existen, según le explicaron los expertos tres tipos de sismos, el sismo de subducción, el cortical y el profundo.

Un ejemplo, dijo el servidor público,  de sismo profundo es el del pasado 19 de septiembre; un ejemplo de sismo de subducción fue el sismo del 85. La Ciudad de México al ser analizada, citó, presenta diferentes tipos de suelo en cuanto a su dureza. Tenemos la zona que agrupa el lomerío y la zona que tiene la parte lacustre  de menor dureza donde se ubica el propio palacio del ayuntamiento de la capital mexicana.

Mancera  Espinoza informó que gracias a ese estudio con las características del suelo urbano capitalino,  de los sismos y con otros adicionales, se han identificado y se han planteado en este  los parámetros que determinan el grado de riesgo de los inmuebles  construidos antes de 1985 ante los sismos.

Señaló que por este estudio se identificaron los inmuebles referentes al lomerío contra los inmuebles que están en la zona lacustre, los niveles de construcción de cada inmueble, el año de construcción, si es un inmueble anterior al  85 o después del 85, el tipo de construcción y el tipo de inmueble entre otras características.

“Así podemos identificar cuáles son de estas cualidades o cuáles son las características de los inmuebles que pudieran llevarnos a identificar hoy aquellos que requieren una intervención como inmuebles de riesgo para tenerlo así claro”, añadió el servidor público durante el acto efectuado en la sede del gobierno de la capital mexicana.

Mancera explicó que se estudiaron el mil 200 mil inmuebles registrado en el Catastro, de los cuales 1.1 millones son habitacionales y 90 mil son no habitacionales. “Hemos identificado -cuando  digo hemos ha sido porque ha sido un trabajo conjunto, pero bajo la conducción de los expertos-, se han identificado 7 mil 500 inmuebles que serían los primeros a atender por estas características, por la prioridad, esto representa menos del 1 por ciento del total de los inmuebles, esta sería una muy buena noticia dentro del diagnóstico que se ha preparado,  5 mil 800 son habitacionales, mil 700 no habitacionales y de este universo los que se encuentran en esta característica su concentración esta principalmente en las delegaciones: Cuauhtémoc y Benito Juárez”.

Por ese estudio se supo que existen  46 mil viviendas de asentamientos irregulares “en zonas que no debió haber nunca  casas-habitación”. Mancera dijo que son  inmuebles irregulares en Xochimilco, en Tlalpan, en Tláhuac, en Milpa Alta,  viviendas que se construyeron en zonas de riesgo aún mayor y sin asesoría, de autoconstrucción sin ningún tipo de estudio o asesoría estructural.

Mancera Espinoza puso este estudio como un ejemplo de lo que debe hacerse en el país, sobre todo en los estados que sufrieron los estragos de los sismos de septiembre, 7 y 19, del año pasado.

Para el Jefe de Gobierno que en unos días más solicitará permiso por tres meses para aceptar una candidatura para el Senado de la República por parte del Frente político que forman los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, insistió en hacer de la Ciudad de México por ley una zona urbana resiliente.

Este estudio le fue entregado a la Comisión para la Reconstrucción y Transformación de la Ciudad de México.

Por otra parte, el mandatario capitalino se refirió a que en la Ciudad de México no existe el número suficiente de equipos de rescate en casos de emergencia, como el del 19 de septiembre del año pasado. La capital mexicana solamente cuenta con diez equipos.