“Nunca se va a rendir” la Ciudad de México

 

  • A siete meses del sismo del 19 de septiembre las acciones están encaminadas hacia la recuperación y resiliencia de la capital del país para brindar certeza, soporte jurídico y acompañamiento social a los damnificados, aseguró el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, José Ramón Amieva Gálvez

 

 

A siete meses del sismo del 19 de septiembre las acciones están encaminadas hacia la recuperación y resiliencia de la capital del país para brindar certeza, soporte jurídico y acompañamiento social a los damnificados, aseguró el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Doctor José Ramón Amieva Gálvez, en un mensaje dado a conocer en el viejo palacio del ayuntamiento de la Ciudad de México.

 

Informó que para las acciones de Reconstrucción de la CDMX se tienen autorizados más de 3 mil millones de pesos, al ofrecer plena transparencia en el uso de esos fondos tras destacar que la capital mexicana “nunca se va a rendir” frente a fenómenos telúricos como el ocurrido el pasado 19 de septiembre.

 

El mandatario capitalino indicó que ya está trazado el camino de la reconstrucción. “Lo que haremos durante los meses que quedan para la conclusión de esta administración, pero sobre todo para que quien llegue, sepa dar continuidad inmediata en el proceso de Reconstrucción de la Ciudad de México”.

 

En el Salón Murales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Amieva Gálvez, detalló que esos recursos serán destinados a los proyectos técnicos, a esquemas de apoyo a los afectados para rehabilitar viviendas, al estudio del subsuelo, reparación de grietas y a la mejora de las vialidades, entre otras acciones.

 

“Este recurso que conforma lo que denominamos el Fondo de Reconstrucción ya tiene una forma honesta y eficiente de emplearse y, sobre todo, cuenten con la seguridad que serán transparentes en su ejecución y serán debidamente informados”, destacó.

 

Destacó que las normas, el presupuesto asignado y el trabajo de la Comisión, dan certeza a la Reconstrucción de la CDMX, para que todas las viviendas afectadas sean rehabilitadas y las que sean construidas cuenten con un soporte técnico y jurídico que respete las condiciones originales de su hogar.

 

“La Reconstrucción no se acaba hasta que todas las personas regresen a su hogar y tengan cotidianeidad en su vida; que sientan que ya han superado esta etapa”, afirmó Amieva Gálvez.

 

 

El acompañamiento social, dijo, será permanente como desde el inicio de la emergencia, para que los propietarios de inmuebles tengan certeza técnica y jurídica.

 

El Comisionado para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la CDMX, Edgar Tungüí, detalló que los recursos autorizados –de los 6 mil 800 millones que contempla la Ley de Presupuesto 2018–están dirigidos a casi 30 planes de acción específicos.

 

Reportó que a la fecha se tienen menos de 100 puntos críticos relacionados con la mitigación de riesgos, entre demoliciones de edificios en riesgo de colapso, campamentos y daños en vías de comunicación, todos ellos monitoreados permanentemente.

 

Respecto a la mitigación de riesgos por edificios en peligro de colapso, se han demolido 40 concentrados en siete delegaciones y se trabaja en 23 más. De esos predios, 18 ya fueron entregados a sus respectivos propietarios.

 

De 63 edificios multifamiliares aprobados para demolición por el Comité de Emergencia, 11 ya cuentan con Certificados de Derechos de Reconstrucción para Afectados (CEDRAS); 5 solicitudes están en proceso de revisión y emisión y 8 se encuentra en etapa de integración.

 

Existe también acercamiento con otros 17 grupos de propietarios para explicarles el procedimiento que establece la Ley de Reconstrucción.

 

El Comisionado informó que se han revisado 2 mil 512 inmuebles y se prevé que en mayo concluya la revisión de casi 2 mil más, por lo que todos contarán ya con un dictamen.

 

Anunció que se actualiza la Plataforma CDMX, derivado de los censos que realizó el gobierno capitalino para eficientar la consulta y homologar la información que se ha incorporado a la herramienta.

 

A través de un estudio amplio para incrementar la resiliencia sísmica de la capital del país, se cuenta con los requerimientos financieros a corto, mediano y largo plazo para optimizar servicios esenciales, como el abasto de agua y el drenaje. Dicho análisis se realizó en coordinación con la consultora Bain & Company y formará parte del cuerpo documental y de trabajo de la Comisión.

 

En ese sentido, el Jefe de Gobierno refirió que la resiliencia es un tema de visión generacional. Dicho estudio indica que en caso de un fenómeno sísmico o un desastre natural cuáles son los espacios privados y públicos que pueden ser susceptibles de daños considerando su antigüedad, su técnica constructiva y el suelo donde están ubicados; además consideren cual es la infraestructura pública que tiene que echarse a andar para mantener la ciudad funcional.