Sheinbaum Pardo anuncia una nueva política pública sobre derechos humanos de personas mayores

  • Los recursos serán suficientes para entregar sin retrasos la Tarjeta de Pensión Alimentaria de las personas mayores de la Ciudad de México al cumplir los 68 años.
  • La Comisión de los Derechos Humanos de la capital ha recibido quejas por los retrasos.

Tras la reunión con la Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, Nashieli Ramírez Hernández, la Jefa de Gobierno de la capital mexicana, la Doctora Claudia Sheinbaum Pardo, anunció que llevará  a cabo una política mayor de derechos humanos de las personas mayores  que no sólo se limite a la Tarjeta de Pensión Alimenticia.

Dijo que será una política  que tiene que ver más con derechos humanos, una política general que próximamente  dará a conocer.

“Nos interesa en particular estos temas, pero ya en su momento anunciaremos la política pública relacionada con adultos mayores”, dijo la Jefa de Gobierno electa que tomará posesión a partir del próximo diciembre.

Sheinbaum Pardo mencionó que en su reunión con la doctora Ahora, Nashieli Ramírez Hernández que el mayor número de quejas de adultos mayores vienen por el tema de los atrasos en la  de la Tarjeta de Pensión Alimentaria y reiteró, como ya lo ha anunciado,  “en 2019 va a haber suficientes recursos para que la pensión alimentaria realmente se entregue a los 68 años de edad cumplidos y resolver todos los retrasos, atrasos y rezagos que haya en la pensión”.

Actualmente el gobierno de la capital mexicana otorga a  525 mil personas mayores de más de 68 años la Tarjeta de Pensión Alimentaria.

Durante su reunión con la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, Sheinbaum Pardo acordó iniciar desde ahora un trabajo conjunto en materia de derechos humanos durante el proceso de transición en la capital del país.

Ramírez Hernández dijo que para lograr la garantía, defensa y protección de los derechos humanos en la Ciudad, enfatizó, se requiere de la coordinación, convicción y trabajo conjunto entre quienes forman parte de la responsabilidad. De ahí la importancia de este primer encuentro con quien encabezará el Gobierno capitalino en los próximos años.

La defensora capitalina destacó que es necesario concretar lo que mandata la Constitución Política de la Ciudad de México, la cual entrará en vigor el próximo 17 de septiembre, y hacer realidad la Carta de Derechos para todas y todos, con una visión que camina hacia lo que es el Derecho a la Ciudad.

Nashieli Ramírez expuso que uno de los retos es la agenda legislativa, que incluye entre otros, la Ley de Derechos Humanos y la Ley de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, así como al menos 80 instrumentos aproximadamente que se tienen que adecuar en esta materia.

El tema de la migración será otro asunto a trabajar conjuntamente debido no sólo a las y los connacionales que están arribando a la Ciudad de México deportados, sino también de personas provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala, que se quedan en la capital, dijo la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

Sheinbaum Pardo explicó su interés de colaborar con la Comisión desde este proceso de transición a través de su asesoría en diversos temas contemplados en el programa de su gobierno.

Entre los temas a trabajar que Ramírez Hernández y  Sheinbaum Pardo destacaron en su reunión figuran la  violencia de género y protocolos de alerta, sobre todo el fortalecimiento de fiscalías especializadas; derechos humanos en la Policía y Procuraduría de Justicia.

Se consideró en su reunión que se han perdido los protocolos de actuación en dichas instituciones, por lo que se requiere garantizar los derechos humanos y la seguridad en la Ciudad.

La Jefa de Gobierno electa   planteó lo relacionado a Promotores de Conciliación y de Paz a partir de los 300 centros comunitarios que se instalarán en la capital con la nueva administración de la capital mexicana.

Igualmente consideró se requieren formar a dichos conciliadores para resolver los problemas en las colonias, barrios y pueblos.

Entre otros aspectos que propusieron  trabajar   conjuntamente  tanto Ramírez Hernández y  Sheinbaum Pardo fueron los de migración, personas en situación de calle, justicia cívica y Reconstrucción de la Ciudad de México, debido al alto número de quejas registradas en la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.