Documentan probables ejecuciones extrajudiciales en la Ciudad de México

 

  • La Comisión de Derechos Humanos recibió 72 quejas, de las cuales 42 corresponden a probables ejecuciones sumarias y falta de adopción de medidas para garantizar y salvaguardar la vida
  • Uno de esos casos es el de Josafat Hasam López Balderas, un estudiante de medicina que apareció muerto en una patrulla

 

 

Entre enero de 2010 y agosto de 2018, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México ha documentado 72 quejas, de las cuales, 42 corresponden a la presunta violación de ejecución extrajudicial, arbitraria o sumaria y 30 relacionadas con falta de adopción de medidas para garantizar y salvaguardar la vida.

 

Uno de esos casos de probable ejecución extrajudicial corresponde a un joven estudiante de medicina Josafat Hasam López Balderas, quien hace seis años en el barrio de Tepito apareció muerto dentro de una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública.

 

Esa Comisión documentó una serie de evidencias que permiten sostener que en el presente caso se violaron los derechos humanos a la salud, a la vida, a la libertad y seguridad personales, a la seguridad jurídica, al debido proceso y acceso a la justicia; y a los derechos de la víctima o persona ofendida, señala la Recomendación 11/2018 dada a conocer por la Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana.

 

Esta Recomendación involucra a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, Procuraduría General de Justicia y el Tribunal Superior de Justicia de la capital mexicana.

 

La investigación ministerial de este caso del fallecimiento de Josafat Hassan López, a pesar de haber sido consignada en diversas ocasiones por el delito de homicidio calificado, y devuelta para su perfeccionamiento por la autoridad jurisdiccional, a la fecha dicha investigación fue enviada a la reserva, acrecentando con ello la impunidad y la falta de acceso a la verdad y a la justicia, advierte la misma Recomendación de la Comisión de Derechos Humanos de la capital mexicana.

 

El joven López Balderas era un estudiante de la Licenciatura de Medicina, quien el día de su deceso acudió a la zona de Tepito de compras, narró la presidenta de esa Comisión de Derechos Humanos, Nashieli Ramírez Hernández al presentar una Recomendación sobre ese caso de una probable ejecución extrajudicial en la Ciudad de México.

 

Hasta la fecha, señaló, no se ha esclarecido la verdad de los hechos respecto de cómo se privó de la vida a Josafat.

 

Josafat acudió a ese barrio sin saber que se desencadenarían una serie de sucesos que culminarían en hallarlo sin vida adentro de una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), dijo la presidente de esa institución defensora de derechos humanos.

Ramírez Hernández subrayó que para más agravio diversas notas periodísticas lo señalaron como probable responsable de la comisión de un delito de robo, sin que hasta la fecha se conozca a la supuesta parte que depuso en su contra y que generó el encono de los comerciantes, así como de la difusión de imágenes de su cuerpo sin vida, vulnerando con ello la honra, la imagen y memoria de la víctima.

 

Para esta Comisión de Derechos Humanos se prejuzgaron los motivos de su estancia en ese lugar del joven estudiante de medicina generando un prejuicio respecto a que había cometido un delito, atribuyéndole diversos calificativos, vulnerando con ello la percepción que de él se tenía en la comunidad, ante sus familiares, compañeros de escuela y amigos.

 

Frente a familiares de este joven víctima de esa probable ejecución extrajudicial, su madre la maestra Guadalupe Josefina Balderas Barrios, su familia y amigos, la presidenta de esa Comisión de Derechos Humanos presentó la Recomendación 11/2018, “por la falta al deber de cuidado e indebida procuración de justicia, al no agotar todas las líneas de investigación, incluida la posible ejecución extrajudicial de Josafat Hasam López Balderas.

 

En este largo proceso de buscar justicia, esta familia mexicana ha sido asistida por el Centro de Derechos Humanos “Miguel Agustín Pro Juárez”.

 

La presente Recomendación es, dijo Ramírez Hernández, lamentablemente, una muestra más de la impunidad que envuelve nuestro tejido social, en la que el fallecimiento del joven Josafat Hasam existe una duda razonable, respecto de que su muerte se dio en el contexto de una posible ejecución extrajudicial, aunado a la falta al deber de cuidado sobre la protección de la vida al que estaban obligadas las autoridades que lo tuvieron bajo su resguardo.

 

 

A juicio de esta Comisión de Derechos Humanos los Estados deben tomar las medidas necesarias, no sólo para prevenir y castigar la privación de la vida, como consecuencia de actos criminales, sino también para prevenir las ejecuciones arbitrarias por parte de sus propias fuerzas de seguridad.

 

Es así como tienen la obligación de garantizar la creación de las condiciones que se requieren para que no se produzcan violaciones al Derecho a la Vida y, en particular, el deber de impedir que sean sus agentes los que atenten contra él, destacó Ramírez Hernández en la presentación de esta nueva Recomendación por violaciones a los derechos humanos de una víctima de una probable ejecución extrajudicial.

 

La presidenta de esta Comisión recordó que desde 2013, el Relator Especial para las Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias de las Naciones Unidas, en su Informe sobre su misión en nuestro país, advirtió de “la importancia de fortalecer el Estado de Derecho y de que uno de los elementos fundamentales para ello, es la rendición de cuentas de los atropellos cometidos, puesto que en México el Derecho a la Vida está gravemente amenazado”.

 

“En este sentido, el caso motivo de la presente Recomendación se suma a todos aquellos en los que sobrevive la muerte a una persona en manos de elementos en manos de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, independientemente de la claridad jurídica en la que se encuentren a su resguardo o custodia en condiciones poco claras”.

 

A partir de la identificación de dichas violaciones, ese Organismo Público emitió 16 puntos recomendatorios a las autoridades de la Secretaría de Seguridad Pública, de la Procuraduría General de Justicia, y del Tribunal Superior de Justicia y Consejo de la Judicatura, todas de la Ciudad de México, con el propósito de que adopten en conjunto y en lo individual diversas medidas entre las que destacan:

 

Generar y ejecutar un plan integral individual de reparación para las víctimas indirectas.

Llevar a cabo una disculpa pública, en la que se reconozca su responsabilidad en la violación a derechos humanos, explique a la opinión pública lo ocurrido y reivindique y preserve la honra y memoria de Josafat Hasam López Balderas.

 

Determinar la reapertura de a averiguación previa para continuar la investigación del delito de homicidio, cometido en agravio de Josafat Hasam López Balderas.

Identificar y localizar a los elementos de la policía que tuvieron alguna participación en los hechos para que rindan su testimonio ante el Ministerio Público.

 

Revisar y actualizar el Protocolo de Actuación Policial de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal para la Realización de Detenciones en el Marco del Sistema Penal Acusatorio; así como crear un sistema específico de indicadores sobre su aplicación.

 

Elaborar y publicar un Protocolo para la investigación eficaz de las ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias.

 

Y actualizar la Guía Técnica para la Realización de Necropsias en casos de ejecuciones extralegales, arbitrarias o sumarias.