La fibromialgia está asociada a la depresión y la ansiedad

Afecta a las personas entre los 40 y 60 años. Es un padecimiento de difícil diagnóstico. Genera una gran discapacidad física, al dificultarse el movimiento, el cansancio, el dolor crónico afecta la calidad de vida.

La fibromialgia está asociada a la depresión y la ansiedad. Afecta a las personas entre los 40 y 60 años. Es un padecimiento de difícil diagnóstico porque no existen análisis de laboratorio que alerten sobre su presencia, por lo que llegan a los servicios de salud hasta siete años después de que iniciaron los síntomas.
Los pacientes con esta condición presentan un dolor llamado neuropático, -con una constancia mínima de seis meses-, que es ocasionado por el mal funcionamiento de una fibra nerviosa. Su dolor es similar al que padece una persona con un pie diabético o con un herpes zóster.
La fibromialgia es un padecimiento reumatológico que no tiene cura, pero se puede controlar. Su dolor crónico afecta la calidad de vida de las personas de manera importante.
“Genera una gran discapacidad física, al dificultarse el movimiento, el cansancio, el dolor. Imaginen estar constantemente con tanto dolor, con cansancio, con problemas de concentración”, señaló la especialista María Isabel Barrera Villalpando, del Instituto Nacional de Psiquiatría Dr. Ramón de la Fuente Muñiz.
Entre sus síntomas detectados por esta especialista se encuentran dolor en 18 puntos focalizados del cuerpo, fatiga crónica, cefalea, colon irritable, alergias y rigidez matutina de algunas extremidades del cuerpo, entre otros.
“No se tolera la ropa, ni ningún tipo de estímulo. La sensación es un dolor ardoroso, quemante, o como si se recibieran choques eléctricos”, añadió en una entrevista.
Barrera Villalpando es la coordinadora de las sesiones psicoeducativas en ese Instituto sobre la fibromialgia. La enfermedad, dijo, se manifiesta cuando se combinan varios elementos, como la predisposición genética, con antecedentes de algún tipo de violencia física o emocional, abuso crónico y estrés durante su infancia y adolescencia, y la vivencia de alguna circunstancia que cause un fuerte impacto emocional, como un accidente o un divorcio.
Informó que del 20 al 80 por ciento de las personas con depresión presenta fibromialgia. Mientras que en los casos de ansiedad y fibromialgia, el porcentaje oscila entre el 20 y 50 por ciento.
Para este tipo de síntomas, en las sesiones de ese Instituto de la secretaría d Salud se ofrece a los pacientes algunas recomendaciones como el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, para evitar la debilidad y el dolor muscular, e ingerir un máximo de ocho vasos de agua, para evitar la desmineralización del cuerpo, entre otros.
La especialista precisó que no todas las personas diagnosticadas con depresión o ansiedad pueden cursar con este trastorno doloroso.
En la entrevista se refirió que a lo largo de los últimos 15 años, se han atendido a poco más de 800 pacientes con este trastorno doloroso, y sus edades oscilan en promedio entre los 40 y 60 años de edad.
Debido al elevado número de pacientes diagnosticados con enfermedades de salud mental y fibromialgia, el Instituto Nacional de Psiquiatría Dr. Ramón de la Fuente Muñiz, ofrece un programa altamente especializado para su atención integral, que incluye educación nutricional y manejo de estrés, entre otras.
La coordinadora del programa señaló que es importante que se realice una valoración clínica, para definir si el trastorno de ansiedad, por ejemplo, es atribuible a una condición médica, como un problema de tiroides o de salud mental.