A infantes y adolescentes les niegan su cambio de identidad de género

 

  • Persisten en México los crímenes de odio contra las personas LGBTTTI

 

Foto: T E

 

En la capital mexicana, a pesar de los avances normativos establecidos en la Constitución Política de la Ciudad de México, se requiere la inclusión de las perspectivas etaria y de interseccionalidad en las políticas públicas para garantizar sus derechos, demandó la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México.

 

Un ejemplo, destacó ese organismo, es la judicialización que enfrentan las niñas, niños y adolescentes que buscan el reconocimiento de su cambio de identidad de género, al no contarse con el procedimiento administrativo para acceder a una nueva acta de nacimiento, ya que dicho trámite solo se otorga a personas mayores de 18 años.

 

En México, la orientación sexual distinta a la heterosexual se encuentra en los primeros lugares en la percepción de las causas más comunes de discriminación. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2017, 65.5% considera que en el país se respetan poco o nada los derechos de las personas gays y lesbianas.

 

Las Comisiones de los Derechos Humanos Nacional y de la Ciudad de México condenaron los crímenes de odio, bullying o acoso escolar homofóbico y transfóbico que afectan a la población LGBTTTI y la persistencia de las diversas formas de discriminación y violencia por prejuicio que les afecta gravemente.

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos expresó su solidaridad a las poblaciones LGBTTTI y refrenda su compromiso de asistencia y acompañamiento a las víctimas de discriminación y violencia en razón de orientación sexual e identidad de género, en el marco de sus atribuciones constitucionales y legales.

 

En el marco de la conmemoración del Día Internacional contra la Homofobia, Lesbofobia, Bifobia y Transfobia, ambos organismos destacaron la importancia de que todas las instituciones promuevan y garanticen el derecho a la igualdad y no discriminación de estas personas, como principio rector imprescindible y fundamental avanzar en la erradicación de los actos de discriminación y formas de intolerancia que enfrenta este grupo de atención prioritaria.

 

La CNDH llamó a sociedad y autoridades a erradicar los prejuicios hacia las personas LGBTTTI que vulneran y les impiden el acceso sustantivo y efectivo a sus derechos fundamentales, y subraya que aún existen retos legislativos en el reconocimiento de sus derechos tales como el concubinato, la adopción y el acceso a la seguridad social con independencia de la orientación sexual, así como el respeto hacia las infancias y juventudes trans.

 

Para la Comisión Nacional a pesar de que ha constatado avances en algunas legislaciones estatales, como el reconocimiento al matrimonio igualitario, ante la aprobación de normas locales contrarias a los criterios de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y a la Opinión Consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos OC-24/2017, ha interpuesto acciones de inconstitucionalidad sobre ese tema que han derivado en la declaración de invalidez de disposiciones discriminatorias en varias entidades del país.

 

Al mismo tiempo la CNDH ha instado a los Congresos locales a evitar que decisiones legislativas tengan como base consideraciones basadas en prejuicios y en opiniones personales homofóbicas o transfóbicas al limitar el acceso a derechos en razón de categorías como la orientación sexual, la identidad y la expresión de género.

 

Foto: T E

 

En Aguascalientes, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Ciudad de México, Coahuila, Colima, Jalisco, Michoacán, Morelos, Nayarit, Nuevo León, Puebla, Quintana Roo y de manera reciente Hidalgo y San Luis Potosí, cualquier persona, con independencia de su orientación sexual, puede contraer matrimonio civil. En otras entidades como Estado de México y Yucatán, las iniciativas sobre el tema han sido detenidas.

 

El reconocimiento legal de la identidad de género solo ha sido incorporado en la Ciudad de México, Nayarit, Michoacán, Coahuila y Colima mediante trámites administrativos, sin necesidad de acreditar intervenciones quirúrgicas y hormonales, terapias, algún otro diagnóstico o procedimiento.

 

Igualmente, la CNDH evidenció la impunidad prevaleciente en los homicidios, lesiones y afectaciones a la integridad personal de las personas LGBTTTI, motivados por prejuicios, denominados “crímenes de odio” por sus características y la forma extremadamente violenta con que se cometen.

 

En ese contexto, este organismo llamó a las Fiscalías y Procuradurías de Justicia del país a investigar bajo el estándar de debida diligencia los delitos en que se presuma que la víctima lo fue en razón de su orientación sexual, su identidad o expresión de género, a agotar todas las líneas de investigación sin descartar de antemano que el motivo pueda ser el odio homofóbico, lesbofóbico o transfóbico, así como a emitir, en su caso, las medidas de protección a las víctimas u ofendidos.

 

Al cumplirse el 50 aniversario del movimiento contemporáneo en pro del reconocimiento de los derechos de las personas de las poblaciones LGBTTTI, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se sumó a los llamados nacional y mundial para erradicar los prejuicios homofóbicos, transfóbicos y bifóficos que afectan a las personas que integran dichas poblaciones y trabaja para erradicar todas las formas de discriminación y violencia que les impiden el ejercicio pleno de sus derechos fundamentales.

 

Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos capitalina aseguró que continuará impulsando acciones de defensa y promoción de los derechos humanos de las personas que viven una orientación sexual, identidad de género, expresión de género o características sexuales para que tengan el disfrute de una vida libre de violencia, a fin de erradicar la homofobia, transfobia, bifobia y todas las formas conexas de intolerancia.

Please follow and like us: