Después de 25 años de olvido se acuerdan del EZLN

 

  • La Cámara de Diputados debe crear condiciones que permitan restaurar el diálogo, retirar el Ejército de la zona de conflicto en Chiapas, liberar a los presos políticos y revisar la reforma en la materia de los pueblos indígenas

 

 

El movimiento Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que sacudió a México en el amanecer del primer día de 1994 por el levantamiento armado de indígenas chiapanecos con fusiles de palo, liderados por un simbólico subcomandante “Marcos”, que pretendió cambiar el modelo económico en el país al declarar la guerra el Estado mexicano, volvió a ser tema en el Congreso de la Unión.

 

Los indígenas de este movimiento fueron engañados y olvidados por los gobiernos de los presidentes Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

 

Los Acuerdos de San Andrés Larráinzar por los cuales se reconocerían los planos derechos de la población indígena nunca fueron reconocidos, lamentó el diputado del Movimiento de Regeneración Nacional, Javier Manzano Salazar.

 

El diputado de Morena afirmó que la Cámara de Diputados debe crear condiciones que permitan restaurar el diálogo y propuso retirar el Ejército de la zona de conflicto, liberar a los presos políticos y revisar la reforma en la materia.

 

Alfredo Vazquez Vazquez, también de Morena, señaló que a 25 años de iniciado el conflicto hay compromisos del Estado con los indígenas; sin embargo, no han dado resultados los Acuerdos de San Andrés Larráinzar, que tuvieron impacto internacional, “pero el gobierno mexicano no le dio la importancia debida”.

 

El reclamo del EZLN, dijo este legislador, es el abandono de los sectores más desprotegidos en educación, salud, infraestructura y de otros aspectos que pudieran mejorar su vida.

 

Vazquez Vazquez se pronunció por generar el diálogo en aquella entidad, dar certeza jurídica a los desplazados de sus comunidades originarias y hacer propuestas que involucren a las partes.

 

La Comisión Bicamaral de Concordia y Pacificación (Cocopa) presidida por el diputado Eduardo Zarzosa Sánchez (PRI), acordó citar a reunión de trabajo a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para conocer cuál es la postura de esta administración en torno a la solución del levantamiento armado en Chiapas y al restablecimiento del diálogo.

 

“Deseamos conocer la postura del gobierno federal en relación con este tema que se quedó pendiente y ante este clima de violencia que se vive, le vendría muy bien al país que se concretara una paz duradera en Chiapas”, dijo este legislador.

 

El legislador refirió que desde el sexenio de Vicente Fox, no se ha abordado el tema de forma seria, por lo que es primordial que el Congreso realice un diagnóstico de los últimos 25 años y un comparativo de las reformas en materia indígena con el propósito de conocer qué falta para cumplir con los Acuerdos de San Andrés Larráinzar.

 

Foto: Gaceta UNAM

 

Después del diagnóstico se podrá analizar la viabilidad de la reanudación el diálogo. “No es un tema fácil, pero debemos impulsar acciones que den continuidad a las negociaciones entre el gobierno federal y los integrantes del EZLN y ¿por qué no? Lograr la paz duradera de la región”.

 

Expresó que la solución de este conflicto depende de la voluntad de todas las partes, que la Comisión Bicamaral asuma su papel de mediadora entre gobierno e integrantes del levantamiento armado, pero reiteró que esta instancia también abordará temas como los grupos de desplazados.

 

Dijo que también se buscarán las condiciones para realizar un encuentro con el EZLN. “Es obligación de esta comisión, de acuerdo con el artículo 9 de la Ley para el Diálogo, la Conciliación y la Paz Digna en Chiapas, coadyuvar en las bases para el diálogo y negociación y generar los escenarios que faciliten la suscripción de acuerdos entre ambas partes”.

 

Sería un gran paso si lográramos sentar a las partes y reanudar el diálogo, “lo ideal sería concretar la paz; sin embargo, de lo deseable, hay que ver que es lo posible”.

 

Reiteró la necesidad de conocer el estado real con información de los poderes para dar seguimiento y lograr la firma de un acuerdo de paz duradera, por lo que es primordial tener claro qué se ha hecho, en qué se ha avanzado y qué falta por hacer. “Ahí vamos a coadyuvar nosotros”.

 

Indicó finalmente que se trabajará en la realización de consultas con los Poderes de la Unión, especialistas de organizaciones sociales, grupos y ciudadanos interesados para conocer sus observaciones.

Please follow and like us: