Las personas mayores de 60 años determinaron el triunfo del presidente López Obrador en julio del 18

 

 

Susana Sánchez.- Durante el primer día del Foro de Medios de Comunicación y Personas Mayores, efectuado en la Cámara de Diputados, José Luis Camacho López, director editorial de T E el Diario de la Tercera Edad puso en relieve que los 15 millones de personas mayores de 60 años fueron decisivas en el triunfo electoral del presidente Andrés Manuel López Obrador en las elecciones de julio de 2018.

 

De acuerdo con el Registro Federal de Electores, señaló, esos quince millones de mexicanos mayores de 60 años que cuentan con credencial de elector, con su participación electoral formaron parte de los más de 30 millones de votos que recibió el candidato del Movimiento de Regeneración Nacional y de la Coalición “Juntos Haremos Historia” para ganar la presidencia del país.

 

Así lo expreso en el Foro de Medios de Comunicación y Personas Mayores que contó con la participación de algunos de los más destacados promotores de los derechos de los adultos mayores, que fue convocado por la diputada Erika Vanessa del Castillo Ibarra (Morena), secretaria de la Comisión de Derechos Humanos y Miguel Ángel Miranda Domínguez, presidente de la Asociación de Enlace Cultural de México, realizada en la Cámara de Diputados.

 

Érika Del Castillo Ibarra señaló la necesidad de unir esfuerzos desde todos los sectores, gubernamentales, privados y sociales para lograr que los ciudadanos tengan un envejecimiento digno, saludable y activo, en tanto que Miguel Ángel Miranda Domínguez consideró que debe tomarse en cuenta a los adultos mayores en las elaboración y presentación de iniciativas a fin de brindarles mejores espacios en los medios de comunicación; también es necesario escuchar sus necesidades y las formas más adecuadas y eficaces para satisfacerlas.

 

Nuestro director Editorial recordó que la población de personas mayores en el país enfrenta diferentes problemáticas de vulnerabilidad, distintos tipos de discriminación, despojos, adversas condiciones de abandono en los asilos “patito” que sin ningún registro operan en el país y donde prácticamente están en condición de “bultos”. En muchos de esos asilos no reglamentados, las personas mayores sufren vejaciones, exclusiones y falta de cuidados especializados.

 

José Luis Camacho López, director editorial de T E. Foto: T E

 

Camacho López destacó que la población de personas mayores es altamente vulnerable ya que un 71.4 por ciento, según datos del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, se encuentra fuera del régimen de seguridad social y dependen en gran parte de políticas asistencialistas. Solamente 28.4 por ciento de personas de 65 y más cuentan con algún tipo de pensión.

 

Dijo que, no obstante que las personas mayores de 60 años reciben algún tipo de pensión, la mayoría recibe cantidades que no les permiten tener mínimos de bienestar por lo cual muchos de ellos se ven obligados a servir de empacadores en las tiendas de autoservicio sin recibir más que las propinas de los clientes.

 

Habló además de la discriminación laboral de las personas mayores y mencionó la necesidad de que se legisle a nivel constitucional para que las personas de 60 años y más laboren con horarios similares a los de los adolescentes que trabajan, de unas seis horas como jornada máxima.

 

Asimismo, habló de la urgencia de que el Estado mexicano ratifique la Convención Interamericana de los Derechos Humanos de las Personas Mayores aprobada por la Organización de los Estados Americanos en 2015, que el gobierno del ahora expresidente Enrique Peña Nieto se negó a ratificar.

 

Esta Convención, destacó Camacho López, representa una iniciativa que atiende en forma integral los derechos humanos de las personas mayores en el Continente.

 

Igualmente, nuestro Director Editorial hizo notar que en México no existe una política pública integral sobre el proceso de envejecimiento de la población, con la mirada en las futuras generaciones de personas mayores tras advertir que los jóvenes de ahora carecerán de un sistema de pensiones.

 

En el mismo contexto Maysa Moya, Directora General de T E el diario de la Tercera Edad expresó que desde su fundación este medio se inscribe en el nuevo tipo de periodismo especializado que la sociedad actual demanda; una iniciativa de comunicación con una eminente visión social,  propuesta por profesionales de la comunicación preocupados por la ausencia en México de un producto de comunicación digital o impreso dedicado a romper con los anacrónicos paradigmas, estigmas y prejuicios hacia un sector de la población cada vez más predominante en la vida de la sociedad mexicana, como son las personas mayores.

 

Maysa Moya Payán, directora general de T E. Foto: T E

 

Nos hemos propuesto desde la fundación de este medio, hace ya cinco años, retomar la vertiente más noble y trascendente del periodismo: la que busca servir y educar a la sociedad, enterarla con sencillez, pero con seriedad de las necesidades, carencias, logros y aspiraciones de las personas adultas mayores; dar cuenta de los abusos y despojos que sufre y también de las importantes aportaciones que brinda a la sociedad y al país, puntualizó.

 

Se trata, en suma, expresó, de un periodismo especializado de, para y sobre las personas adultas mayores, un medio de comunicación con una visión social que destaca la defensa de los derechos humanos de esta población, su plena inserción social, económica, política y cultural.

 

Finalmente, la Directora General de T E el diario de la Tercera Edad destacó que tampoco existe una política de comunicación social en los gobiernos locales y federal, dedicada a los procesos del envejecimiento en la población del país para prever y atender a una población cada vez más creciente.

 

Foto: T E

Please follow and like us: