Juntos, bajo la Luna de Xelajú

 

Foto: Archivo Rina Lazo

 

Para Rina y Arturo

Maysa MOYA PAYÁN.-Ya se encuentran juntos, bajo la Luna de Xelajú, los pintores y muralistas Rina Lazo y Arturo García Bustos. Rina nos dejó a las 5:30 de la mañana de este 1 de noviembre, Arturo falleció el 7 de abril de 2017, también por la mañana.

 

Compartimos con Rina García Lazo, arquitecta y fotógrafa, hija de los Maestros -quien siempre será Rinita para nosotros- el asombro y el dolor; sobra decir que no encontramos palabras para consolar a quien ha sido pilar fundamental en la vida y obra de los Maestros Rina y Arturo.

 

En ambos casos las ceremonias del adiós fueron tumultuosas: familiares, amigos, admiradores, miembros de las comunidades artísticas, académicas e intelectuales del país, incluyendo a las autoridades del mundo cultural, acudimos a despedirlos, a rendir un merecido tributo a su genio y su persistencia, a la belleza y maestría de su muy extensa obra en la que plasmaron su compromiso social con las mejores causas de la humanidad: paz, justicia, equidad, sostenidos por su convicción nacionalista, su vocación latinoamericanista.

 

Sin excepción los asistentes a tan tristes eventos agradecimos no sólo el privilegio de su amistad, también agradecemos su contribución a nuestra cultura nacional a través de una obra que si bien nos recuerda el pasado glorioso de las culturas prehispánicas, fortaleciendo nuestra identidad y orgullo de pertenencia, también nos invita a ver el presente, nos conmina a reflexionar sobre el México de hoy, la injusticia, la violencia…

 

El amor por un ejercicio artístico riguroso, de gran formalidad técnica, belleza estética y fuerte contenido social, con respeto por la tradición histórica de México y sus hermanos latinoamericanos son característicos de la Escuela Mexicana de Pintura que a través de la monumental y asombrosa obra muralística y de caballete de Frida Kahlo, Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, Manuel Toussaint, Luis Nishizawa y, posteriormente, los seguidores de los grandes Maestros: Fanny Rabel, Javier Guerrero, José Gutiérrez, Aurora Reyes, Ignacio Aguirre, Francisco Goitia, Everardo Ramírez , Raúl Anguiano, Alfredo Zalce, María Izquierdo, el Dr, Atl, O’Higgins, y los maestros muralistas Rina Lazo y Arturo García Bustos.

 

Foto: T E

 

En la opinión de Rina Lazo “el conjunto de esta obra se ha ido consolidando como la más representativa de México en el mundo, por lo que es previsible su vigencia en la escena internacional del arte; cuando –además- el estado actual de México y de la mayor parte de las naciones demandan un resurgimiento del arte social que rescate y enarbole valores humanos necesarios y permanentes como la paz y la solidaridad.”

 

En este sentido es válido recordar que en el contexto de la Guerra Fría, el Macartismo y la Guerra de Corea la Escuela Mexicana de Pintura fue víctima de una Guerra Fría Cultural que propició la persecución, censura y marginación de los artistas de esta Escuela, Así lo manifestó Rina Lazo al participar en la exposición “Por un arte al servicio del pueblo: el Frente Nacional de Artes Plásticas, FNAP”.

 

En aquella ocasión la pintora Rina Lazo destacó la importancia de esta organización, fundada en los años sesenta del siglo pasado, cuya misión fue proteger a la Escuela Mexicana de Pintura contra las amenazas que se gestaban desde el exterior, con el fin de aniquilar el arte de contenido social y nacionalista sustituyéndolo por un arte abstracto, mudo, eminentemente individualista, supuestamente “despolitizado” y, sobre todo, más fácilmente comercializable.

 

Los estudios de la pintora e investigadora del arte Inda Sáenz, nos permiten conocer los mecanismos políticos y económicos empleados a partir del Alemanismo para desalentar y excluir a los exponentes de la Escuela Mexicana de Pintura y a los muralistas mexicanos; así está ampliamente documentado el artificial y artificioso “auge” de la corriente llamada de La Ruptura, cuyos miembros recibieron becas, puestos oficiales, exposiciones internacionales y publicaciones promovidas y financiadas desde la Organización de Estados Americanos, OEA, por el director del Departamento Audiovisual José Gómez Sicre.

 

Tristemente, reveló Rina Lazo, aquella intervención estadunidense en la vida cultural de México impuso la exclusión de los artistas de la Escuela Mexicana de Pintura hasta convertirla en una política de Estado que aún perdura en algunas estructuras culturales del país.

 

Por nuestra parte el cambio de régimen, que no es sólo de gobierno, nos permite vislumbrar un mejor futuro, de mayor justicia y equidad en el ámbito de los artistas y de la cultura; cambios de actitudes, ruptura de círculos viciosos y eternos cotos de poder empiezan a ser visibles en el anuncio de la Secretaría de Cultura que a través del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, realizará un reconocimiento a la artista mesoamericana, como ella se refería a sí misma por ser guatemalteca y profundamente mexicana.

 

Foto: T E

 

El mismo organismo informó que el mural El inframundo de los mayas, una de sus últimas obras, será exhibido en el Palacio de Bellas Artes antes de partir hacia Austin, Texas y que la Colección INBAL cuenta con obra en resguardo en el Museo Mural Diego Rivera, Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo, Museo de Arte Moderno y el Museo Nacional de la Estampa.

 

Están pendientes:

 

La rehabilitación de la Casa Colorada o Casa de la Malinche que desde hace más de cincuenta años habitaron y cuidaron con mucho esfuerzo los Maestros Rina Lazo y Arturo García Bustos, apoyados siempre por su hija, la arquitecta y fotógrafa Rina García Lazo.

 

El otorgamiento post mortem de El Premio Nacional de Artes y Literatura, cuyas bases asientan: “se otorgará a quienes por sus creaciones, producciones o trabajos docentes de investigación o de divulgación hayan contribuido a enriquecer el acervo cultural del país o el progreso de la lingüística y la literatura, las bellas artes, la historia, las ciencias sociales, la filosofía y de las artes y tradiciones populares, así como de las expresiones artísticas en general.

 

El Premio se otorgará en cada uno de los siguientes campos: I. Lingüística y Literatura; II. Bellas Artes; 1 III. Historia, Ciencias Sociales y Filosofía; IV. Artes y Tradiciones Populares.

 

El Premio se otorgará por el reconocimiento público de una conducta o trayectoria singularmente ejemplar o por la trascendencia de actos u obras valiosos en beneficio de la humanidad, del país o de cualesquiera personas, sin que sea necesario que dichos actos u obras se hayan realizado durante el presente año…”

Please follow and like us: