“Las personas no nacen con odio; la intolerancia se aprende”

 

  • Diariamente se difunden en las redes sociales entre 15 mil y 20 mil mensajes de odio por razones de género, raza y orientación sexual
  • El radicalismo violento va en aumento

 

Foto: T E

 

“Las personas no nacen con odio; la intolerancia se aprende y, por lo tanto, se puede prevenir y desaprender”, advirtió António Guterres en su lucha contra el discurso del odio a propósito de El Día Internacional para la Tolerancia, que se celebra cada 16 de noviembre.

 

En una declaración difundida por la Organización de las Naciones Unidas se destaca que la tolerancia no es indulgencia o indiferencia, sino respeto y aprecio a la variedad de culturas del mundo, así como distintas formas de expresión de los seres humanos.

 

Este imperativo, base de la Carta de las Naciones Unidas y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos es más importante que nunca en una era en la que el radicalismo violento va en aumento.

 

Foto: T E

 

En el marco de la conmemoración del Día Internacional para la Tolerancia, la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) se sumó al llamado de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para que las autoridades mexicanas promuevan acciones y políticas que armonicen el ejercicio del derecho a la libertad de expresión por medio de promover el respeto a la tolerancia.

 

El discurso de odio en las redes sociales se ha vuelto una práctica cotidiana, siendo el espacio donde se genera violencia y discriminación en internet, advirtió esa Comisión de Derechos Humanos.

 

Al respecto, el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación en la Ciudad de México (COPRED) refiere que diariamente se difunden en las redes sociales entre 15 mil y 20 mil mensajes de odio por razones de género, raza y orientación sexual. Las niñas, niños, mujeres y las personas jóvenes son las principales víctimas.

 

Foto: T E

 

La Declaración de Principios sobre la Tolerancia adoptada por la UNESCO en 1998 señala que la tolerancia no debe entenderse como indulgencia o indiferencia, sino como el respeto a la riqueza y variedad de las culturas del mundo y las distintas formas de expresión de todas las personas; así como la enseñanza del respeto a los derechos y las libertades de todas y todos; como el medio más eficaz para consolidarla entre los pueblos.

 

Por su lado, Germán Palafox Palafox, director de la Facultad de Psicología de la UNAM, dijo que la tolerancia entendida en el sentido de respeto, es dar cuenta, aceptar las diferencias y tratar de encontrar la mejor manera de interactuar con los que son y piensan distinto a nosotros.

 

“Justo en este momento lo sentimos más indispensable en México, por los diferentes problemas que son tan evidentes de violencia, de polarización en nuestra sociedad, agregó este especialista universitario.

 

“Creo que es una virtud que debe ejercerse todo el tiempo; aprovecharía para mencionar, que habría de practicarla como respeto a los demás, porque de pronto adquiere un tono negativo y decimos toleramos a alguien, como si fuera un peso o una carga y no tiene que ser así”, explicó.

 

Foto: T E

 

Claudia Peña Testa, titular de la Unidad de Atención para Personas con Discapacidad, que está adscrita a la Dirección General de Atención a la Comunidad de la UNAM, sostuvo que como sociedad tenemos que caminar hacia la generación de ambientes incluyentes, donde no juzguemos al otro ni practiquemos esta tolerancia por el otro, sino que hablemos más de una aceptación de la diversidad, porque ésta es esencia del ser humano.

 

“Tolerancia y respeto: cuando hablamos del segundo nos referimos a un espacio libre de expresión de ideas, de vestimentas, de diferentes actitudes que no son juzgadas, simplemente ocurren. Y, en algunos ámbitos cuando se habla de la primera pareciera que sólo concedemos espacio a otro, pero hay un indicio de juicio”, planteó.

 

En cuanto a la discapacidad, agregó que una de las barreras más difíciles de derribar son los prejuicios y los estigmas que hay en torno a estas personas. Se da justo en contextos de no tolerancia que llevan a la discriminación. Hay autores que no aceptan el término de tolerancia, porque en ocasiones es usado para dar un lugar de poder, es decir, “quién tolera a quién”.

 

Foto: T E

 

Con casi 40 millones de resultados en buscadores web, la palabra tolerancia refrenda que ha sido una de las más usadas en los últimos años en México.

 

Al respecto, Concepción Company Company, investigadora emérita del Instituto de Investigaciones Filológicas e integrante de la Academia Mexicana de la Lengua, dijo que es una hermosa palabra muy aparecida en los medios de comunicación, pero muy poco ejercida.

 

“Debe ser practicada, porque nos vuelve mejores, más libres, más capaces, mejores seres humanos, sobre todo si escuchamos, y más aún cuando se trata de una crítica, pues nos enriquece. Si oímos lo que el otro nos dice, funcionaremos de manera óptima y lograremos convivencias mejores”, dijo Company.

Please follow and like us: