Insuficiente información en México y AL para determinar casos y muertes por el COVID19

 

  • Los casos de contagios en México pueden ser 25 veces más que las cuentas oficiales
  • La falta de pruebas oculta casos y muertes por coronavirus en América Latina y otras regiones, advierte la Organización Mundial de la Salud
  • La pandemia está lejos de terminar
  • El peligro de una segunda oleada de contagios
  • Aún falta investigar la inmunidad

 

Foto: T E

 

Ginebra.-A países como México y del resto de América Latina, la falta de pruebas impide conocer el número de casos de contagios y de fallecimientos, de acuerdo con un reporte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que juzga que  los países de la región deben mantener un número estable de pruebas para de verdad medir si los contagios están disminuyendo y tomar la decisión de levantar las medidas de confinamiento.

 

No hacerlo, causará un daño aún mayor en la economía y la vida de las personas con la aparición de una “segunda oleada” de casos, advierten los expertos de la agencia de salud de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

 

Las autoridades de Salud mexicanas informaron este martes que “a nivel general en el país tenemos 3.9 por 100 mil habitantes, 3.9, casi cuatro personas por cada 100 mil en México en promedio tienen COVID en los últimos 14 días”.

 

Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) reconocieron el martes 28 de abril, que los casos de contagios pueden ser 25 veces más que las cuentas oficiales y citaron que en California, Estados Unidos, han sido hasta 80 veces más que los datos oficiales.

 

Foto: T E

 

En una videoconferencia, los expertos de la UNAM, advirtieron de la diferenciación geográfica en México, que en un eventual regreso a la cotidianidad podría ser más peligrosa al señalar a las comunidades más remotas y vulnerables ya que no se sabe dónde puede estar el COVID19 “escondido”.

 

A finales de Mayo y en las dos primeras semanas de junio, estimaron estos expertos mexicanos, estará el pico más alto de la pandemia en el país con una población de más de 126 millones de habitantes.

 

Samuel Ponce de León y Malaquías López Cervantes, de la Comisión Universitaria de Atención a la Emergencia, son dos de los expertos que participaron en esa videoconferencia, donde se advirtió que se debe evitar que el virus llegue a las comunidades remotas donde vive la población más pobre y consideraron además que México se debe preparar para una dispersión de enfermedades respiratorias en el otoño-invierno de 2020-2012.

 

Foto: T E

 

Estos expertos destacaron la urgencia de conocerse los municipios mexicanos donde no hay casos de contagios y los municipios que les son colindantes con casos de contagios. México tiene dos mil 458 municipios y 16 alcaldías en las 32 entidades de la República.

 

Casos de COVID-19, así como muertes, no se están reportando en muchos países de América Latina debido a la baja capacidad de hacer pruebas, advirtió por su parte la Organización Mundial de la Salud este lunes 27 de abril.

 

Tedros Adhanom Ghebreyesus destacó que la Organización reconoce que no hay respuestas fáciles, que los Gobiernos se enfrentan a decisiones muy difíciles basándose en el contexto de cada país.

 

“La pandemia está lejos de terminar. La Organización Mundial de la Salud sigue preocupada por las tendencias crecientes en África, Europa del Este, América Latina y algunos países asiáticos”, dijo el doctor Adhanom Ghebreyesus.

 

El director afirmó que en todas estas regiones hay poca capacidad de hacer pruebas, y que la Organización continúa intentando ampliarla con suministros y asistencia técnica a las oficinas regionales.

 

“A nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud ha enviado millones de artículos de equipo de protección personal a 105 países y suministros de laboratorio a más de 127 países. Enviaremos muchos millones más en las próximas semanas, y nos estamos preparando agresivamente”, informó el director general de la OMS.

 

Foto: T E

 

El director de emergencias de la Organización, Mike Ryan, advirtió que, si los países reducen las pruebas, el número de casos reportados se reducirá, pero no se trata de un cálculo fiable.

 

“Si se mantiene un número estable de test diarios, podemos de verdad medir qué tanto aumentan los casos, y si de verdad está disminuyendo la trayectoria de contagios”, aseguró Ryan.

 

El experto recordó que, si no se hace esto, y se levantan las medidas de confinamiento por el aparente cálculo de reducción de casos, los países pueden encontrarse en una situación en la que tengan que reanudar los bloqueos, y esto tendrá un impacto aún mayor en los medios de vida de las personas.

 

La decisión de reabrir tampoco puede basarse solo en la disminución de contagios y muertes, sino también en la preparación del sistema sanitario, las escuelas, lugares de trabajo.

 

“Queremos que vayan paso a paso, basándose en los datos y que se puedan moverse sin interrupciones hacia una nueva normalidad, una nueva forma de vivir que permita proteger vidas y recuperar la forma de ganarnos la vida, pero, a la misma vez, no pueden hacerlo tan rápido que reboten los casos, haya que hacer nuevos confinamientos y se haga más daños a esas vidas y sustentos que los Gobiernos están intentando proteger”, dijo Ryan.

 

Foto: OMS

 

Mientras las medidas de confinamiento en Europa se alivian por la disminución de la cantidad de casos nuevos, el director de la OMS, Tedros Adhanom Gebreyesus, instó de nuevo a los países a encontrar, aislar, probar y tratar todos los casos de COVID-19 así como rastrear cada contacto, para lograr que estas tendencias continúen.

 

“Que haya una segunda oleada de contagios de coronavirus está en nuestras manos y podemos evitarlo con una buena estrategia de salud pública”, aseguró el director.

 

La doctora María VanKerkhove insistió en que es importante seguir vigilantes y detectar posibles nuevos casos “muy muy rápido”, porque los primeros estudios muestran que una gran mayoría de la población sigue siendo susceptible y porque aún no se ha estudiado si las personas que se han infectado y desarrollado anticuerpos son inmunes a una segunda infección.

 

“Esperamos que los que se han infectado desarrollen una respuesta que les da cierta protección. Lo que no sabemos qué tan fuerte es esa protección, si ocurre a todos los infectados y cuánto dura. Hoy, a cuatro meses de esta pandemia, no podemos decir que una respuesta de anticuerpos significa que eres inmune”, dijo la doctora María VanKerkhove.

Please follow and like us: